Tendencias
Náuseas
Las náuseas y vómitos son sensaciones desagradables que pueden presentarse por problemas estomacales. - Foto: Getty Images

salud

¿Qué se puede tomar para detener el vómito?

El vómito se genera por intoxicaciones alimentarias, reflujo o tratamientos para el cáncer, entre otras causas.

Tener náuseas y vómitos resulta muy desagradable. Es un malestar que se presenta por diversas razones, entre ellas, la alergia a algunos alimentos, infecciones estomacales o consumo de sustancias psicoactivas o alcohol, precisa la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Según la Sociedad Americana de Cáncer, las náuseas pueden producir vómitos, y en ocasiones las dos molestias se presentan al mismo tiempo. Sin embargo, también pueden ser problemas completamente separados.

Las razones detrás de esta afección, además de las ya mencionadas, son la intoxicación alimentaria, el reflujo, algunos medicamentos como la quimio o la redioterapia, las migrañas, el mareo por movimiento, un dolor intenso por cálculos renales y el consumo excesivo de marihuana. Los vómitos también aparecen en los periodos de embarazo y por emociones o estrés severos.

Cuando una persona tiene náuseas, normalmente no quiere comer. De igual forma, vomitar puede generar deshidratación, que si se deja avanzar resulta peligroso.

Para tratar esta afección lo primero es encontrar la causa que la genera. Es muy posible que esté relacionada con la alimentación o con el desarrollo de otras posibles complicaciones en el organismo.

El mareo puede generar vómito, sudor y dolor de cabeza. Foto: Getty images.
El vómito puede derivarse de infecciones estomacales. Foto: Getty images. - Foto: Foto Gettyimages

¿Cómo tratar el vómito?

Cuando una persona sienta náuseas, que puede derivar en vómito, lo mejor es que se siente y se quede quieta, pues caminar puede empeorarlas.

Además, es importante tomar de ocho a 10 tazas de líquido al día. Lo recomendable es ingerir agua, aunque también se pueden tomar sorbos de jugos de fruta.

El portal de salud Healthline indica que, además del agua, se puede consumir té de menta. ginger ale y limonada. De igual forma, recomienda tomar una taza de té de jengibre caliente cuando empiece la náusea. Cita un estudio realizado en 2016, el cual concluyó que esta raíz es segura y efectiva para evitar y tratar las náuseas y los vómitos en las mujeres embarazadas y las personas que reciben quimioterapia.

Se puede preparar un té de jengibre fresco agregando una cucharadita de esta raíz recién rallada a una taza de agua hirviendo. Se deja reposar por 10 minutos y se cuela antes de tomarlo.

Otra opción natural son las semillas de hinojo, que ayudan a calmar el tracto digestivo. Si bien no existe suficiente evidencia científica, en la cultura popular se indica que tomar una taza de té de hinojo la próxima vez que las persona sienta náuseas ayudaría a controlarlas.

Para preparar esta bebida se agrega aproximadamente una cucharadita de semillas de hinojo a una taza de agua hirviendo. Se deja reposar por 10 minutos, se cuela y se consume.

Lo propio sucede con los clavos, que son un remedio popular para las náuseas y los vómitos. Esta especia también contiene eugenol, un compuesto que se cree que tiene capacidades antibacterianas. Para preparar este té se agrega una taza de agua hirviendo a más o menos una cucharadita de clavos. Igual que en las opciones anteriores se deja reposar por 10 minutos, se cuela y se bebe.

.
El vómito es muy frecuente en las mujeres embarazadas. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Otras recomendaciones

La Biblioteca Nacional de Medicina brinda otras recomendaciones para hacerle frente a este malestar:

- Consumir de seis a ocho comidas pequeñas a lo largo del día, en lugar de tres grandes.

- Comer alimentos suaves como galletas, pan tostado, pollo y pescado al horno, papas, pastas y arroz.

- Ingerir alimentos que contengan mucha agua como sopas claras, paletas de helado y gelatina.

- Sentarse después de comer. No acostarse.

- Buscar un lugar calmado y placentero para comer, libre de olores y distracciones.

- Chupar barras de caramelo o enjuagarse la boca con agua después de vomitar. O también se puede enjuagar con bicarbonato de soda o con solución salina.

- Intentar salir para recibir un poco de aire fresco.

- Realizar alguna actividad que distraiga la mente