Tendencias
Ojo - visión
La vitamina A es clave para cuidar la salud de los ojos. - Foto: Getty Images

salud

¿Qué vitamina ayuda a tener buena visión y mantiene la piel bella?

Este nutriente mejora la visión en condiciones de luz tenue.

Con frecuencia se escucha decir esta frase: “una imagen vale más que mil palabras” y esto tiene todo el sentido, pues alrededor del 50 % de la información que reciben las personas a diario llega a través de los ojos, órganos clave en su desarrollo cotidiano.

La Clínica Baviera, de España, asegura que el sentido de la vista es el más desarrollado de los cinco con los que cuentan los seres humanos y es el más importante porque gracias a él los individuos realizan gran parte de las actividades, a la vez que tienen la posibilidad de mirar cosas y analizarlas.

Por esta razón, el cuidado de la visión es determinante y una de las mejores formas de hacerlo es con una alimentación equilibrada y saludable que incluya vitaminas, proteínas y minerales.

Una de las vitaminas clave que no pueden faltar en la dieta con miras a cuidar los ojos y mantener una visión saludable es la A, la cual contribuye al buen funcionamiento de la retina y ayuda especialmente para la visión nocturna o cuando se presentan espacios con luz tenue, según la Biblioteca Nacional de Medicina, de Estados Unidos.

También le puede interesar:

Esta vitamina, según los especialistas, puede encontrarse de dos formas. Retinol, que es la más activa de la vitamina A y está presente en alimentos de origen animal como el hígado o la leche entera; y, carotenoides, que son pigmentos de color oscuro presentes en los alimentos de origen vegetal y, una vez ingeridos, el organismo es capaz de transformarlos en su forma activa de vitamina A.

La resequedad de los ojos puede estar asociada a diversas afecciones que pueden afectar a la visión.
La visión es el sentido más desarrollado del ser humano. - Foto: Getty Images

Uno de los carotenoides es el betacaroteno, un antioxidante que protege las células del daño causado por sustancias llamadas radicales libres. Uno de los alimentos más favorables para el cuidado de la visión al contener carotenoides es la zanahoria, que también brinda beneficios a la salud de la piel y las mucosas. Según el portal Cuerpo Mente, una ración de 100 gramos de este alimento cubre el 110 % de la vitamina A que requiere una persona al día.

En la zanahoria existe, además, otro tipo de carotenoide llamado luteína, que ayuda a prevenir el daño oxidativo inducido por la luz, por lo que protege frente al deterioro del ojo asociado a la edad, como las cataratas y la degeneración macular senil.

Además de la zanahoria, otras fuentes de vitamina A son el hígado de res y otras vísceras; algunos tipos de pescado como arenque, salmón y aceite de hígado de bacalao; los huevos; productos lácteos como queso y leche fortificada; cereales fortificados; frutas y verduras de color naranja y amarillo y el brócoli, espinaca y la mayoría de los vegetales de hoja verde oscuro.

Aliada de la piel

Sin embargo, la vitamina no es solo amiga y aliada de la salud de los ojos, sino que también es favorable para el cuidado de la piel. Esta sustancia interviene en la formación y regeneración de las células y tiene la capacidad de reparar aquellas que estén dañadas.

Dadas sus funciones, esta vitamina permite mejorar la apariencia y el estado de la piel, dándole una apariencia más suave y uniforme y juega un papel importante en su proceso de hidratación, con lo que ayuda a corregir problemas de sequedad y descamación de la misma.

Otro de sus aportes es que incrementa la síntesis de colágeno, generando mayor elasticidad y ayuda en los procesos de cicatrización de las heridas.

Adicionalmente, gracias a que es un antioxidante, la vitamina A ayuda a neutralizar los radicales libres, que son sustancias químicas que pueden causar estrés oxidativo en la piel, que trae como consecuencia el envejecimiento prematuro de la piel.