vida moderna

Recomendaciones para padres de niños con sonambulismo

El sonambulismo no tiene un tratamiento determinado. Por eso los padres deben saber sobre esta alteración del sueño y cómo contribuir en el cuidado de los niños que la tienen.


Las alteraciones del sueño, como el sonambulismo, son comunes en muchos niños y jóvenes. Para los expertos, es un tipo de parasomnia que modifica el descanso del cuerpo y no son malignas.

Sin embargo, cuando una persona tiene sonambulismo debe tener precauciones, pues existen casos que han dado sustento a accidentes de todo tipo por causa de esta alteración. El blog de salud escrito por médicos Mapfre explica que el sonambulismo se clasifica según la fase del sueño y la forma en que se manifiestan, por lo que junto con los terrores nocturnos (pesadillas) y el despertar confusional, forman parte del grupo de parasomnias del despertar.

Según la National Sleep Foundation, entre 1 % y 15 % de la población sufre sonambulismo, siendo más frecuente en menores. Por otro lado, la Sociedad Española de Sueño (SES) dice que de 10 % a 20 % de los casos de esta alteración se da en niños entre los cuatro y ocho años.

Los padres de familia que tienen niños con esta parasomnia deben tener en cuenta que usualmente sucede al momento de ir a la cama, a los pequeños se les torna pálido su rostro y despiertan sin comprender su entorno.

Médicos explican que un caso de sonambulismo puede durar minutos, pero también puede permanecer durante media o una hora, además, el menor suele no recordar nada de lo que pasó al momento de tener la alteración del sueño.

Comúnmente los casos de sonambulismo en niños suelen terminar cuando vuelve a dormir, despiertan con un estado de desorientación, despiertan al menor, o vuelve a descansar en otro lugar del espacio en que se encuentra.

¿Qué causa el sonambulismo en niños?

El blog Canales Mapfre consigna que aunque no hay una claridad profunda respecto a las causas que producen alteraciones del sueño en menores, existen diferentes variables que podrían incidir en la aparición de la parasomnia:

  • Factores genéticos: según datos de la asociación Española del Sueño, 80 % de los niños con sonambulismo tienen algún familiar con este problema.
  • Factores psicológicos: como la fatiga, la ansiedad, descansar poco, entre otros, son elementos que pueden efectuar un episodio de sonambulismo.
  • Déficit del desarrollo madurativo: según la National Sleep Foundation, es más común en niños que sufren de apnea-hipopnea de sueño (pausas anormales en la respiración durante el sueño) y entre los que mojan la cama.

Por lo general, el sonambulismo no tiene un tratamiento específico. En efecto, la atención de parte de los padres debe ser el principal cuidado que se le debe dar a los pequeños, garantizando seguridad en su habitación y en diferentes zonas del hogar.

Recomendaciones para el sonambulismo en niños

Dependiendo de la edad del menor es necesario garantizar su bienestar y seguridad. En ese sentido, se debería tener en cuenta varias recomendaciones realizadas por médicos: