salud

Síndrome del corazón roto: cuánto dura, cuáles son los síntomas y cómo se cura

Ser mujer es uno de los factores de riesgo de este padecimiento.


También llamado cardiopatía por estrés o síndrome de Takotsubo, el síndrome del corazón roto es una alteración cardíaca temporal que la mayoría de las veces es provocada por situaciones extremas tanto físicas como emocionales.

Las personas que padecen este síndrome pueden presentar un dolor repentino de pecho o creer que están teniendo un ataque cardíaco, precisa el instituto de investigación clínica Mayo Clinic. Se trata de una molestia que solo afecta a una parte del corazón e interrumpe temporalmente la función habitual de bombeo de este órgano, mientras la otra parte sigue funcionando.

Cuando esta situación se presenta pueden evidenciarse síntomas como dolor torácico, falta de aire y desmayos. La molestia tiene un comportamiento similar a un infarto de miocardio, con una debilidad cardíaca transitoria, precisa la Fundación Española del Corazón.

Se puede presentar en personas sin estrechamiento de las arterias coronarias y su pronóstico es generalmente benigno, con una mortalidad intrahospitalaria inferior al 5 %. Sin embargo, casi todos los enfermos se recuperan completamente de la debilidad cardíaca tras unas semanas, asegura la mencionada institución en su página web.

Si bien este síndrome puede presentarse en hombres y mujeres, la Clínica Internacional de Perú, señala que este padecimiento es más frecuente en mujeres entre los 50 y 70 años.

Hasta el momento, las causas de este padecimiento no son claras. Se cree que es un aumento repentino de las hormonas del estrés, como la adrenalina, que podría dañar temporalmente el corazón de algunas personas. De igual forma, una opresión temporal (constricción) de las arterias grandes o pequeñas del corazón puede tener alguna influencia.

Normalmente los eventos físicos o emocionales que pueden anteceder a este padecimiento pueden estar relacionados con una cirugía mayor o una fractura de hueso, por ejemplo. Pero también pueden ser emociones fuertes como una muerte u otra pérdida grave o una discusión.

No obstante, en ocasiones el uso de ciertas sustancias puede provocar este síndrome. Entre ellos se encuentran los medicamentos de emergencia que se usan para tratar las reacciones alérgicas o los ataques de asma graves, algunos utilizados para tratar la ansiedad, descongestionantes nasales y drogas ilícitas estimulantes, como la metanfetamina y la cocaína.

Factores de riesgo

Quienes sufren de ansiedad o depresión pueden tener un riesgo más alto de tener el síndrome del corazón roto.

De acuerdo con los expertos, en pocas ocasiones este padecimiento puede causar la muerte y, en cambio, la mayoría de las personas que lo padecen se recuperan rápidamente y no tienen efectos que persistan.

El estrés es una de las principales causas del síndrome de corazón roto.
El estrés es una de las principales causas del síndrome de corazón roto. - Foto: istock

Sin embargo, es posible que se presenten una serie de complicaciones. Por ejemplo, la acumulación de líquido en los pulmones (edema pulmonar), presión arterial baja, latidos cardíacos irregulares (arritmia), insuficiencia cardíaca y coágulos sanguíneos que se forman dentro del corazón debido al debilitamiento del músculo cardíaco.

Tratamiento

Al ser una patología recientemente descrita, no existe mucha información con respecto al tratamiento puntual, indica la Fundación Española del Corazón. Lo que más se utiliza para superar estos episodios son fármacos que bloquean la acción de la adrenalina y de otras sustancias similares, los betabloqueantes.

En cualquier caso, el curso de la enfermedad suele ser benigno, con una recuperación rápida y completa en la mayoría de los pacientes. Normalmente, cuando una persona ha superado este padecimiento no es necesario tomar ningún tratamiento farmacológico y lo único que debe hacer, en la medida de lo posible, es evitar situaciones de estrés súbito en el futuro.

Las personas que sufren de estrés crónico pueden correr un mayor riesgo de tener el síndrome del corazón roto. Tomar medidas para controlar el estrés emocional puede mejorar la salud del corazón, aseguran los expertos.