vida moderna

Té de hierba de limón: cómo prepararlo para aliviar el dolor de cabeza

Esta planta, también conocida como limoncillo, trae grandes propiedades que disminuyen las cefaleas.


Casi todas las personas del mundo han sufrido un dolor de cabeza. Algunos de ellos son leves y otros son considerados crónicos. Según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cardiovasculares de Estados Unidos, existen alrededor de 150 tipos de cefalea (nombre científico que se le otorga al dolor de cabeza).

La misma institución indica que dichos dolores se clasifican en primarios y secundarios. Los primarios son aquellos que surgen de manera independiente y no son derivados de otro trastorno médico. Por ejemplo, las migrañas, de las más conocidas, son tipos de cefalea primaria.

En cuanto a las secundarias, son síntomas de otra afección “que causa que las terminaciones nerviosas sensibles al dolor sean presionadas, tiradas o empujadas fuera de lugar”, explica el Instituto. Entre las que pueden desencadenar el dolor están los problemas con la presión arterial, trastornos psiquiátricos, entre otros.

Así mismo, el tipo de dolor de cabeza más común y por el que las personas suelen acudir al médico, es la cefalea tensional, la cual ocurre cuando por la tensión realizada a diferentes músculos como los hombros, el cuello y la mandíbula. Además, este tiene una relación con el estrés, la depresión o la ansiedad.

Aquellas personas que trabajan sin descanso, que no logran dormir lo suficiente, que no se alimentan correctamente o beben frecuentemente bebidas alcohólicas, suelen presentar dolores de cabeza tensionales a menudo.

Linda Porter, experta de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), ha explicado que los dolores de cabeza suelen mejorar cambiando los hábitos de vida y acudiendo a técnicas de relajación como el yoga.

Sin embargo, si estos no mejoran con el pasar de los días o los dolores son punzantes, es mejor acudir al médico para que lo trate de forma adecuada y teniendo en cuentas las comorbilidades de cada persona.

Así mismo, bajo supervisión de un especialista, es posible acudir a remedios caseros y naturales que contribuyan a aminorar el dolor de cabeza. Por ejemplo, el portal especializado Mejor con Salud ha indicado que la planta conocida como hierba de limón, limoncillo o limonaria tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias que ayudan con este objetivo.

Es posible consumir esta planta a través de un té que solo requiere: un vaso de agua (250 ml), una cucharada de hierba de limón en forma seca (10 g) —o una rama de la propia planta— y una cucharadita de miel (5 g) —opcional—.

Preparación:

1. En una olla, poner a hervir el agua.

2. Una vez comience a ebullir, agregar la planta seca y dejar cocinar unos minutos.

3. Bajar del fuego y esperar a que repose alrededor de 15 minutos.

4. Colar y agregar miel si se desea para mejorar su sabor.

5. Consumir cuando se encuentre tibio.

Además de la anterior, existen otras plantas que, gracias a sus componentes, pueden contribuir a aminorar los dolores de cabeza. La revista especializada UnComo, publicada a través del portal Mundodeportivo, listó algunas de estas:

  • Menta: es una de las plantas más empleadas en la gastronomía y forma parte de las hierbas tradicionales más utilizadas en la medicina naturista. El consumo de té de menta es recomendado para la terapia del dolor de cabeza y para las migrañas, ya que tiene propiedades anestésicas.
  • Lavanda: es una planta con múltiples usos, incluso sirve para eliminar los insectos o para calmar la piel después de tomar el sol. Sin embargo, su mayor propiedad es que ayuda a relajar el sistema nervioso.