vida moderna

Té de laurel con limón: así se puede consumir para perder peso rápidamente

La pérdida de peso puede darse más rápidamente en algunas personas que en otras.


Algunas personas buscan dietas rápidas para bajar de peso cuando se aproximan las vacaciones, porque no se sienten bien con su imagen o simplemente porque piensan que es lo más rápido y fácil para conseguir el peso “ideal”. Sin embargo, es importante señalar que las fórmulas fáciles, las dietas mágicas y los resultados rápidos no existen.

De hecho, expertos en salud y el portal Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, aseguran que la base para lograr adelgazar sigue siendo una dieta saludable de bajas calorías, combinada con un aumento en la actividad física.

La entidad sin ánimo de lucro también explicó que reducir las calorías no tiene por qué significar renunciar al sabor, a la satisfacción ni a la facilidad para preparar las comidas, ya que una forma de reducir la ingesta de estas es comer más alimentos de origen vegetal, como las frutas, las verduras y los cereales integrales.

Asimismo, la dieta puede estar acompañada de infusiones que aporten vitaminas y minerales y, por tal razón, el portal Gastrolabweb reveló que el té de laurel con limón es un buen complemento en el proceso de pérdida de peso, ya que ambos ingredientes tienen propiedades bactericidas, antisépticos, expectorantes, antiinflamatorios y ayudan con la retención de líquidos.

En consecuencia, para preparar el té se debe hervir un litro de agua y se deben agregar cinco hojas de laurel y el jugo de dos limones. En seguida, se deja reposando la bebida y se consume.

No obstante, la anterior recomendación debe estar acompañadas de una alimentación balanceada y saludable que incluya proteínas, grasas, carbohidratos y todos los nutrientes que el cuerpo necesita.

Es importante consultar a un experto para que guíe el proceso, pues, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la composición exacta de una alimentación variada, equilibrada y saludable estará determinada por las características de cada persona (edad, sexo, hábitos de vida y grado de actividad física), el contexto cultural, los alimentos disponibles en el lugar y los hábitos alimentarios.

Por su parte, Mayo Clinic reveló algunos consejos para empezar a perder peso:

  • Comer al menos cuatro porciones de vegetales y tres porciones de frutas diariamente.
  • Reemplazar los granos refinados por cereales integrales.
  • Comer cantidades moderadas de grasas saludables, como el aceite de oliva, aceites vegetales, aguacates, nueces, mantequillas de nueces y aceites de frutos secos.
  • Reducir el consumo de azúcar tanto como sea posible, excepto el azúcar natural de la fruta.
  • Elegir productos lácteos bajos en grasa, carne magra y carne de ave de corral magra en cantidades limitadas.

Respecto a la actividad física, los ejercicios de cardio, también conocidos como ejercicios aeróbicos, son los más implementados cuando se busca quemar calorías y reducir el peso corporal. No obstante, los ejercicios que involucren pesas ayudan al cuerpo a quemar grasa mientras se construye masa muscular, lo que también funciona para acelerar el metabolismo.

Sin embargo, la personas se preguntan cuál es la mejor hora para hacer ejercicio. Según Chris Jordan, experto en ‘fitness’, la mejor hora para hacer ejercicio y obtener resultados significativos es en la que la persona se sienta más productiva, pues será el momento en el que el organismo quemará más grasa.

De igual forma, para perder peso los expertos recomiendan ingerir mínimo dos litros de agua, dormir ocho horas y no saltarse ninguna comida diaria.

Además, de acuerdo con Medline Plus, web de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la pérdida rápida de peso puede ser útil para personas que tienen afecciones debidas a la obesidad y, para estas personas, perder mucho peso puede ayudar a mejorar la diabetes, el colesterol alto y la presión arterial alta.

De todos modos, antes de consumir algún alimento o iniciar algún ejercicio lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud, para que sea este quien guíe el proceso e indique lo más adecuado para cada persona.