salud

Té de manzanilla: ¿qué beneficios tiene tomarlo en la noche?

A esta planta se le atribuyen propiedades calmantes que pueden ayudar a reducir el estrés y mejorar la condición digestiva.


El uso de la manzanilla tiene su origen desde la antigüedad, especialmente en forma de infusión o té. Esta bebida ha ganado relevancia y se ha convertido en unas de las más consumidas en el mundo gracias a que se le atribuyen propiedades calmantes y digestivas.

Se trata de una de las hierbas medicinales más antiguas de las que hay conocimiento, y se cree que el interés por la misma surgió debido a su intenso aroma. Eso llevó al descubrimiento de las diferentes propiedades que la hicieron tan famosa, indica el portal Psicología y Mente.

Su nombre científico es Chamaemelum nobile y es apetecida porque ayuda a combatir la mala digestión, aliviar el estrés y reducir la ansiedad, gracias a que es una planta rica en diversos compuestos bioactivos que le proporcionan estas propiedades, asegura el portal de salud Tua Saúde.

Una de las formas más comunes de utilizarla es en té o infusión. El té se puede elaborar utilizando las flores secas de la planta o los sobres que se compran en los supermercados. De igual forma, se puede preparar solamente con esta planta medicinal o combinando varias de ellas como el anís y la menta, por ejemplo.

Consumirlo en la noche es ideal pues tiene varios beneficios para la salud. Uno de los más importantes es que se le atribuyen propiedades calmantes que pueden ayudar a calmarse, reducir el estrés y como consecuencia, conciliar el sueño.

Ingerir una bebida de manzanilla puede ayudar a calmar los ánimos en situaciones en las que la persona está un poco alterada, por ello consumirla antes de acostarse es ideal para tener un buen descanso. Esta planta posee un componente de apigenina, el cual actúa en los receptores Gaba del cerebro para provocar somnolencia.

Manzanilla
La manzanilla tiene propiedades relajantes y sedantes. - Foto: dpa/picture alliance via Getty I

Somnolencia

Según una publicación del medio digital Business Insider, estos receptores son los mismos que se unen a las benzodiazepinas, que se usan comúnmente como medicamentos contra la ansiedad porque tienen un efecto relajante. Del mismo modo, cuando la apigenina en la manzanilla se une a los receptores Gaba, tiene un efecto sedante y relajante, es por eso que el té de manzanilla puede generar el estado de somnolencia.

Un estudio publicado en la revista médica Journal of Advanced Nursing en 2015 examinó a 80 mujeres con mala calidad del sueño que habían dado a luz recientemente, y descubrió que las que bebían té de manzanilla tenían menos síntomas de sueño inadecuado.

Así mismo, dado que tiene propiedades digestivas, la manzanilla ayuda a aliviar el malestar ocasionado por haber comido demasiado o porque alguna comida le cayó mal al estómago.

“Su capacidad para relajar el cuerpo ayuda al aparato digestivo, fomentando los movimientos que el estómago y del intestino necesitan realizar de forma coordinada para promover una buena digestión. Así pues, alivia los dolores abdominales y la indigestión”, precisa el portal Psicología y Mente.

La manzanilla calma el aparato digestivo pero también el aparato nervioso, que tantas personas a menudo tienen sobreestimulado y no saben cómo hacer para relajarlo.

Manzanilla y jengibre
La ingesta de manzanilla aumenta la producción de glicina e hipurato, los cuales actúan como relajantes nerviosos y musculares. - Foto: Getty Images/iStockphoto

De este modo, esta planta puede ser una aliada en situaciones de mucho estrés, ya que permite calmarse gracias a sus efectos sedantes. Esto también ayuda a tener un mejor descanso, así que esta es otra razón para consumir esta bebida en la noche.

El portal Nutrición y Farmacia cita un estudio promovido por el Colegio Imperial de Londres, el cual reveló que la ingesta de manzanilla aumenta la producción de glicina e hipurato, los cuales actúan como relajantes nerviosos y musculares.

La planta aromática también ha sido utilizada para la atención de enfermedades respiratorias como el asma, la bronquitis y la sinusitis. Además, su uso junto a fármacos es una buena alternativa para aliviar dolores articulares y enfermedades hepáticas.

El té de manzanilla se puede preparar utilizando las flores de la planta. Para ellos se requiere de dos cucharaditas de flores frescas o secas y una taza de agua.

En el agua hirviendo se agrega la manzanilla, se tapa y se deja reposar alrededor de 10 minutos. Se cuela y se bebe. Si se quiere endulzar se puede agregar una cucharadita de miel. Se puede ingerir durante el día, pero es ideal tomar una taza antes de acostarse.

Contraindicaciones

Si bien la manzanilla aporta muchos beneficios a la salud, su uso debe ser valorado, pues también puede tener algunas contraindicaciones. Por ejemplo, el uso tópico de productos que contienen manzanilla, podría ocasionar conjuntivitis o irritación ocular, por ello se debe evitar su uso en los ojos, según el sitio web Nutrición y Farmacia. De igual forma, puede tener algunos efectos alérgicos.