Tendencias
El uso de romero y de sábila pueden ayudar en el crecimiento del cabello.
El uso de romero puede regular el colesterol y mejorar la memoria. - Foto: Getty Images

vida moderna

Té de romero para regular el colesterol y mejorar la memoria: así se prepara

El romero se caracteriza por tener un buen número de propiedades que son beneficiosos para el organismo.

El romero, una planta cuyo nombre científico es Rosmarinus officinalis, y es rico en antioxidantes, antisépticas, antiespasmódicas, entre otras.

En ese orden de ideas, el romero se puede consumir en forma de té y se puede preparar de la siguiente manera:

Ingredientes:

  • 5 g de hojas frescas de romero.
  • 250 ml de agua hirviendo.

Preparación:

  • En una olla, añadir la cantidad señalada de agua y dejar que hierva.
  • Luego, en un vaso, agregar las hojas frescas de romero y después echar el agua hirviendo. Para que se infusione correctamente, se debe dejar reposar entre tres y cinco minutos, cubierto con un plato o una tapa.
  • Para servir, se aconseja colar esta bebida y esperar a que enfríe un poco antes de tomarla. Asimismo, se recomienda no endulzar este té.
  • Hay que tener en cuenta que este té puede tomarse entre tres y cuatro veces al día.

Dicho esto, el portal Cuerpo Mente da a conocer una serie de beneficios que tiene el té de romero si se consume todos los días, especialmente en ayunas.

  • Mejora la memoria: debido a que el romero contiene propiedades que ayudan al sistema circulatorio, estos también benefician a las personas que realizan ejercicios intelectuales como estudiantes, investigadores, los cuales están expuestos a arduos trabajos de memorización.
  • Ayuda al sistema nervioso: las propiedades de esta planta elimina los dolores de cabeza si son de origen nervioso o digestivo. Asimismo, estabiliza las funciones de los órganos que han quedado afectados luego de una larga enfermedad.
  • Reduce el colesterol: consumir té de romero permite que se reduzca el colesterol LDL, combinado con otras plantas con efectos estátenos como el jengibre.
  • Devuelve el apetito: las propiedades del romero también actúan como tónico digestivo, la cual favorece la secreción de fluidos gástricos, permitiendo devolver el apetito luego de una molestia estomacal.
  • Contribuye al cuidado de la piel: esta planta es útil para contrarrestar la dermatitis, el acné, moretones o quemaduras leves.

Por otra parte, el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde reveló otro compilado de beneficios de tomar té de romero.

  • Ayudar a controlar la diabetes: sus propiedades mantienen la diabetes bajo control, debido a que disminuye la glucosa y aumenta la insulina.
  • Combate la inflamación: asimismo, alivia el dolor, la hinchazón y el malestar, por lo que ayuda a combatir la inflamación en las rodillas, la tendinitis, e inclusive, la gastritis.
  • Ayudar a combatir el cáncer: tiene antioxidantes, los cuales son compuestos químicos que interactúan con los radicales libres y los neutralizan, lo que les impide causar daño, de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer.
  • Favorecer el crecimiento del cabello: sus propiedades ayudan a combatir la oleosidad excesiva, la caspa y, además, favorece el crecimiento del cabello, porque mejora la circulación del cuero cabelludo.
  • Mejorar la circulación: el romero tiene efecto antiplaquetario, por lo que mejora la circulación de la sangre y evita la formación de trombos, que podrían obstruir la circulación.
  • Excelente antibiótico natural: Sus propiedades actúan contra la Escherichia coli, Salmonella typhi, S. enteritidis y Shigella sonei, que causan infección urinaria, vómito y diarrea.
  • Excelente diurético: Aumenta la producción de orina, estimulando al organismo a eliminar los líquidos y las toxinas acumuladas.

Sin embargo, según el portal unComo, existen algunas contraindicaciones con respecto a esta bebida. En primer lugar, el consumo en exceso de esta bebida podría conllevar a problemas digestivos, aunque los casos de intoxicación a raíz de este té son poco probables.

Tampoco se aconseja su consumo en madres durante la gestación, sobre todo en el primer trimestre. Igualmente, está contraindicado para las mujeres en etapa de lactancia o niños menores de seis años. Asimismo, no es recomendable para pacientes de cálculos biliares.