Ducha
Tomar un baño caliente ayuda a bajar de peso, según estudio. - Foto: Getty Images

vida moderna

Tomar un baño caliente ayudaría a bajar de peso, revela estudio

La investigación buscaba hallar alternativas para controlar la diabetes tipo 2, pero los resultados fueron sorprendentes.

Muchas personas en la actualidad buscan bajar de peso rápidamente sin necesidad de tener que someterse a una cirugía y pasar por el quirófano, o tener que hacer extensas jornadas de ejercicio físico fuerte.

Entonces optan por encontrar otros métodos que les ayuden a conseguir este objetivo, bien sea con algún tipo de bebida, cambiando algunos hábitos, o implementando en su rutina diaria algunas actividades que puedan contribuir a alcanzar esta meta.

Es así cuando aparecen métodos con batidos, infusiones, o consumir ciertos alimentos que ayudan a mejorar la digestión, o acelerar el metabolismo. Sin embargo, en el panorama está también el hecho de tomar una ducha caliente, aunque para muchos parezca extraño.

Esto fue lo que reveló un estudio realizado por la Universidad de Loughborough y Leicester (en Reino Unido) que afirma que tomar un baño caliente favorece la quema de la misma cantidad de calorías que media hora de trote o hacer una caminata.

De acuerdo con la cifra registrada en el Daily Mail son alrededor de 126 calorías por hora, según el Dr. Steve Faulkner y los integrantes del equipo de las Instituciones mencionadas, ello fue hallado mientras investigaban alternativas de ejercicio para poder ejercer algún tipo de control en la diabetes tipo 2.

Ducha
Un baño caliente durante una hora es mejor que montar bicicleta. - Foto: Getty Images

Encontraron, además, que tomar el baño durante una hora podría llegar a ser “más efectivo para reducir los niveles de azúcar en la sangre que andar en bicicleta

La investigación contó con la participación de 10 hombres, que fueron monitoreados por medidores de glucosa para registrar los cambios de azúcar en la sangre mientras tomaban el baño a una temperatura de 40˚ C (104F). Así como pedalearon un día diferente, teniendo su temperatura corporal en 1° C.

Al respecto, el doctor Faulkner, afirmó: “Descubrimos que los participantes que se bañaban tenían, en promedio, niveles máximos de glucosa un 10 por ciento más bajos en comparación con el ejercicio, lo cual fue completamente inesperado”.

La cantidad de azúcar en la sangre que aumenta después de una comida es uno de los marcadores de riesgo para cosas como desarrollar diabetes tipo 2, por lo que mantenerlo bajo puede ser bueno para nuestra salud”, agregó.

El diario reportó: “La investigación sugiere que el calor puede aumentar la velocidad a la que las personas queman calorías y puede ayudar a reducir los picos de azúcar en la sangre después de comer”.

Asimismo, el investigador dijo que cree que la razón por la que aumentó en un 80 % el gasto de energía, “es que el baño puede estimular la liberación de proteínas de choque térmico, lo que puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre al mejorar la absorción de glucosa controlada por insulina”.

“Sin embargo, aunque estos hallazgos son interesantes, siempre recomendaríamos aumentar la actividad física y el ejercicio como la mejor manera de mantener una buena salud”, continuó diciendo.

Actividades placenteras para adelgazar: Dormir más

  • Existen numerosas investigaciones que avalan que dormir mal (y poco) aumenta el riesgo de engordar.
  • Un estudio de la Universidad de Chicago Illinois (Estados Unidos) determinó que las personas que duermen más ingieren menos calorías en su día a día que las personas que duermen menos.

Comer chocolate negro

  • Un estudio realizado en la Universidad Queen Margaret reveló que el chocolate negro tiene un impacto considerable en la forma en la que el cuerpo sintetiza los ácidos grasos, lo que reduce la digestión y la absorción de carbohidratos y grasas.
  • Al igual que ocurre con el vino, hay que controlarse en su consumo, con una onza de chocolate negro (unas 170 calorías) unos cuatro días a la semana sería más que suficiente.