vida moderna

¡Tome nota! Esta es la rutina asiática para reducir el abdomen

Esto es lo que debe saber sobre los ejercicios que se han vuelto populares en redes sociales para disminuir las medidas.


En redes sociales como Tik Tok e Instagram se han popularizado ejercicios de origen asiático que aseguran resultados como una mayor flexibilidad y pérdida de grasa abdominal. Estas rutinas que se basan en los ejercicios de retroversión y anteversión pélvica, prometen un abdomen plano y moldeado en poco tiempo. Pero, ¿en qué consisten realmente?

El sitio web Mejorconsalud, analiza una de las rutinas promovidas en los foros virtuales, que indica que se debe mantener los pies fijos en piso y realizar los movimientos de anteversión y retroversión pélvicas, es decir mover las caderas hacia adelante y hacia atrás, en varias repeticiones, recordando no mover los pies de su posición.

Así, en el momento en el que la cadera va hacia adelante se complementa la posición con un retroceso leve de la zona alta del abdomen, en dirección contraria a la pelvis. Con esto se busca que el músculo recto abdominal se active y trabaje, mientras se consigue el equilibrio estático.

Sin embargo, lo que explican los expertos, es que este ejercicio solo es estático por un breve momento, pues según quienes promueven este tipo de entrenamiento se deben hacer repeticiones por media hora diariamente, durante 15 días para ver resultados. Al darle intensidad con esa frecuencia al ejercicio, sugieren que se trata realmente de un ejercicio aeróbico.

Ahí radica la diferencia, pues cuando se hace ejercicio aeróbico, se deben considerar otros aspectos para evitar lesiones y no incurrir en pérdida de masa muscular o un gasto energético innecesario.

Otra observación importante sobre este tipo de rutina, es que no contempla día de descanso, indispensable en cualquier tipo de entrenamiento. Esto porque dar uno o dos días de descanso en la semana, sirve para que los músculos implicados se recuperen y logren una mejor tonificación. Además, el no descansar durante un entrenamiento, puede terminar produciendo también un efecto rebote, es decir que después de ver el resultado esperado, lo pueda perder fácilmente en los días siguientes.

Es también importante entender, que no se debe hablar de quemar grasa con estos ejercicios. Esto porque como explican los especialistas de Mejorconsalud, ejercitar una zona específica del cuerpo, ayuda a tonificar los músculos del área tratada, pero la pérdida de grasa, no se logra de localizadamente, cuando se logra se afectan todos los depósitos del cuerpo donde se encuentran los lípidos, y lo que se estimula es su oxidación.

Entonces la pérdida de grasa, cuando se da, se puede notar no solo en en abdomen y la pelvis, con estos ejercicios particulares, sino también en piernas, brazos y hasta en la que se acumula en la barbilla. Y aunque esto puede ser atractivo y positivo, se deben tener en cuenta los riesgos de este tipo de entrenamiento.

Con la práctica continua de la anteversión y la retroversión pélvica, se activa el músculo recto abdominal, estructura en la que se demarca el abdomen. Pero, se debe tener en cuenta que por la repetición que requiere el ejercicio, implica una mayor posibilidad de lesiones, por ejemplo en comparación con otros ejercicios más usuales como podría ser una plancha.

Usted puede elegir el tipo de entrenamiento que prefiera, o uno más tradicional o estos más de moda, pero tenga en cuenta que con este último la posibilidad de lesionar la columna es mayor.

Esto se explica según un artículo publicado en la revista Efort, en que las posiciones adelantadas o retraídas de la cadera, incrementa el riesgo de lumbalgias, ese dolor localizado en la parte inferior o baja de la espalda.

Si no tiene entrenamiento previo, debe tener más cuidado con este tipo de rutinas que se popularizan en Internet. Pretender resultados inmediatos con poco esfuerzo, no es la mejor forma de lograr sus objetivos. De hecho existen estudios que han probado, que entre más tiempo se haga un entrenamiento, esto ayuda a que el cuerpo oxide de forma más eficiente la grasa.