Beneficios del aceite de coco
Los ácidos grasos del aceite de coco han demostrado ser efectivos en el equilibrio del pH de la piel. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Tratamiento natural con aceite de coco y miel para rejuvenecer las manos

El aceite de coco protege las manos de los daños causados por los radicales libres,

Con el frío de estos últimos meses del año, la piel requiere de cuidados más específicos para evitar que se maltrate o reseque, sobre todo la de las manos, ya que son la parte del cuerpo que más contacto tienen con el exterior.

En concreto, la piel de las manos tiende a envejecer más rápidamente que otras áreas, ya que está diariamente expuesta a múltiples agentes externos que pueden dañarla y causar una deshidratación o envejecimiento prematuro, según el magacín Mundo Deportivo, en su sección de belleza y salud.

Por un lado, a medida que pasan los años, la piel se va manchando por un desequilibrio en la melatonina, componente de la dermis. Esto hace que las personas mayores tengan manchas y pecas en las manos y otras partes del cuerpo, como el rostro, el cuello, los hombros y los brazos, según el portal Mejor con Salud.

Por otro lado, la piel pierde grosor y, al tener menos grasa, se cuelga. Además, los niveles de elastina y colágeno se reducen, lo que provoca que la elasticidad disminuya y surjan las arrugas o pliegues.

arrugas manos
La piel de las manos tiende a envejecer más rápidamente ya que está diariamente expuesta a múltiples agentes externos, - Foto: Getty Images

De acuerdo con la Asociación Española de Dermatología y Venereología, también existen algunos factores que empeoran las manchas y las arrugas como la menopausia, no cuidar la piel con productos específicos, genética, el embarazo y algunos medicamentos.

Tratamiento natural con aceite de coco y miel

Los ácidos grasos del aceite de coco han demostrado ser efectivos en el equilibrio del pH de la piel y, su contenido de ácido laurico es un potente antibacteriano, que según un estudio realizado por la Universidad de California, sirve para favorecer una dermis más suave y joven.

Por otro lado, protege las manos de los daños causados por los radicales libres, según un estudio realizado por la Universidad Brunei Darussalam.

Ingredientes:

  • 10 gotas de esencia de zanahoria.
  • 4 cucharadas de miel de abejas (60 g).
  • 2 cucharadas de manteca de mango (24 g).
  • 8 cucharadas de aceite de coco (120 g).
  • 1 frasco de vidrio hermético.

Preparación:

  • Colocar la miel de abejas en una olla y ponerla a derretir al baño María.
  • Agregar la manteca de mango y revolver con un utensilio de silicona para que se integre bien.
  • Incorporar el aceite de coco y las gotas de esencia de zanahoria.
  • Seguir removiendo y retirarlo cuando todo quede bien integrado.
  • Dejarlo reposar un poco y, antes de que se solidifique, verter en un frasco de vidrio con tapa.
  • Esperar hasta que adquiera la consistencia adecuada y comenzar a usarla.
  • Se recomienda aplicarla dos veces al día: por la mañana y antes de ir a dormir.

Otros tratamientos naturales

Mascarilla de garbanzos

Ingredientes:

  • 1/3 taza (70 g) de garbanzos.
  • Un poco de agua.

Preparación:

  • Primero, machacar los garbanzos con el agua.
  • Luego, dejar macerar todo el día.
  • Colocar sobre las manchas a la noche.
  • Dejar que se seque y lavar.
  • Se recomienda repetir a diario.

Mascarilla de azúcar, limón y aceite de oliva para las manos

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1/2 limón.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

Preparación:

  • En un recipiente, mezclar el azúcar, el aceite de oliva y el jugo de limón recién exprimido.
  • Usar la pasta granulosa obtenida para exfoliar las manos haciendo suaves masajes.
  • Dejar actuar durante 10 o 15 minutos y, pasado este tiempo, enjuagarlas manos con agua fría.

Mascarilla de ajo y miel

Ingredientes:

  • 1 cucharada de miel.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • 1 cucharada de bicarbonato.
  • 1 cucharada de limón.
  • 1 diente de ajo.

Preparación:

  • Colocar la cucharada de miel, la cucharada de azúcar y una cucharada de bicarbonato en una taza para posteriormente mezclarlo.
  • Añadir una cucharada de limón y continuar mezclando hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Colocar el diente de ajo, mover la mezcla en círculos suaves y dejar reposar unos minutos.
  • Tomar un poco de la mezcla con las manos y masajearlas suavemente de abajo hacia arriba, después, tomar el diente de ajo y comenzar a pasarlo por toda la mano, tanto en la parte superior como en la inferior.
  • Masajear nuevamente las manos siempre con movimientos circulares y enjuagar con agua tibia primero y después con agua fría.
  • Se recomienda utilizar este remedio casero hasta dos veces al día para obtener mejores resultados.