hogar

Trucos y paso a paso para lavar ropa negra sin desteñirla

Todo el proceso de lavado es importante para evitar que se dañe.


Cuidar la ropa puede ser una tarea complicada, debido a la diversidad de materiales y características de las prendas. En la actualidad, existen empresas dedicadas al lavado de ropa; sin embargo, para quienes eligen hacerlo en casa, Salud 180 brinda algunas recomendaciones para que las prendas de color negro no se destiñan durante este proceso de limpieza.

Tipo de jabón: el jabón en polvo puede desteñir la ropa negra debido a que no se disuelve correctamente en cargas de lavadora con agua fría. Las prendas pueden tomar un tono opaco y viejo.

Separación: a veces con el afán de otros compromisos las personas no dividen la ropa sucia. Esto se debe realizar en tres grupos: ropa blanca, ropa negra y ropa de color.

Remojo: Salud 180 destaca un tip para evitar que la ropa de color negro se destiñe al momento de lavarse en la lavadora. Se debe realizar una solución de agua con sal. Luego, dejar en remojo las prendas de vestir por media hora y lavar. “La sal cuida el tejido de la ropa, penetra a profundidad para mantener su color intenso”, explica el sitio web.

Voltear la ropa: al voltear al revés toda la ropa negra se evita que se destiña o se transfiera el color. En la actualidad existen muchos productos especiales para el lavado de la ropa de este color. Se recomienda utilizarlos.

Vinagre: en el momento del enjuague se puede utilizar vinagre blanco para que actué como un fijador natural sobre la ropa. Agregar dos tazas de este producto y remojar las prendas por 15 minutos. Finalizar con enjuague en agua.

Lugar de secado: uno de las costumbres al momento de la lavar la ropa es ponerla a secar al sol. Según explica Salud 180 esto es un error grave, pues el sol destiñe las prendas negras y provoca la aparición de manchas blancas.

Consejos para cuidar la ropa

1. El armario: uno de los problemas de muchas personas es que no identifican qué tipo de ropa va colgada en ganchos y cuál va doblada. “Las prendas más delicadas como vestidos o camisas se cuelguen en perchas acolchadas, que respeten la forma de los hombros. También es bueno procurar colocar los abrigos en las perchas más anchas”, explica la revista Vogue.

2. Saber tender: todo el proceso de lavado es importante, incluyendo el final. Según apunta la revista, se recomienda priorizar el secado al aire libre que el de la secadora. Esto se debe a que “el calor daña muchísimo la ropa, y la secadora es la némesis de las prendas menos resistentes. Al tender es conveniente buscar los pliegues de la ropa para colocar las pinzas: axilas en camisetas, e ingle en pantalones”, detalla.

3. Cuidado con el cuero: lo ideal es que cuando no se utilicen las prendas de cuero se guarden en bolsas y no se doblen, ya que se pueden deformar. Respecto a su lavado Vogue recuerda que las prendas de este material no se deben meter en la lavadora, sino limpiarse en seco.

4. Lavar a mano: la revista explica que se deben lavar a mano las prendas delicadas. Señalan varios consejos para hacerlo. “Recomendamos lavar las prendas en un orden concreto: de la más clara a la más oscura, con idea de aprovechar mejor el agua y que las prendas oscuras no contaminen con su tinte otras más claras. Para hacerlo bien habría que usar un detergente especial para prendas delicadas (y sin abusar con la cantidad -lee en el bote las medidas que aconseja el fabricante-), verterlo en el agua y mezclarlo con esta antes de introducir la prenda. Una vez lavada, hay que escurrir bien la prenda, no mezclarlas todas en el mismo cubo mientras estén húmedas, y dejar que se sequen en un lugar aireado, en una percha o de forma que evitemos que se deformen”.