vida moderna

Video | Científico de la Nasa fue arrestado por alertar sobre una “catástrofe” climática en el mundo

El científico y algunos de sus compañeros fueron arrestados por más de dos docenas de policías.


Como Peter Kalmus fue identificado el científico de la Nasa que en días pasados fue arrestado por la Policía estadounidense en medio de una protesta que adelantaba junto a otros investigadores en un banco de Los Ángeles.

Kalmus, investigador de Administración Nacional de Aeronáutica, fue arrestado junto al educador y científico Allan Chornack, y al ingeniero Eric Gill, mientras adelantaban una protesta para alertar al mundo sobre las consecuencias del cambio climático y por la falta de acción global frente a la crisis planetaria.

Los investigadores estaban encadenados a las afueras de un banco de los Estados Unidos y estuvieron detenidos alrededor de cuatro horas.

“Hemos estado tratando de advertirles durante tantas décadas que nos dirigimos hacia una maldita catástrofe y hemos sido ignorados. Los científicos del mundo están siendo ignorados y esto tiene que parar. No estamos bromeando, ni mintiendo ni exagerando”, indicaba el científico Peter Kalmus, mientras pedía una acción inmediata para abordar la crisis climática.

Esta protesta se llevó a cabo junto a otros miembros de un grupo activista que se hace llamar la Rebelión de los Científicos.

Nasa lanza advertencia ante incremento del nivel del mar

Un informe llevado a cabo entre la Nasa, la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica, el Servicio Geológico de Estados Unidos, entre otras entidades de los Estados Unidos, estableció que con el pasar de los años se ha venido presentando un aumento del nivel del mar, algo que consideraron peligroso.

En tal sentido, señalaron que, según un estudio, durante los próximos 30 años el aumento de la altura del océano podría ser igual al incremento observado en los últimos 100 años. Además, pronostican un aumento del nivel del mar hasta el año 2150.

“Este informe respalda estudios anteriores y confirma lo que sabemos desde hace mucho tiempo: los niveles del mar continúan aumentando a un ritmo alarmante, poniendo en peligro a las comunidades de todo el mundo. La ciencia es indiscutible y se requiere una acción urgente para mitigar una crisis climática que ya está en marcha”, dijo Bill Nelson de la Nasa.

El informe actualiza un estudio de 2017 y también señala que el nivel del mar aumentó alrededor de 102 milímetros desde 1993, debido al calentamiento global.

De hecho, los científicos alertaron que las temperaturas globales serán aún mayores, lo que aumentará la probabilidad de que el incremento del nivel del mar para finales de siglo supere incluso las proyecciones que acaban de hacer.

A propósito del anterior estudio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó en un informe que el 99 % de la población mundial respira aire que supera los límites de calidad recomendados, lo anterior tras analizar a más 6.000 ciudades de 117 países.

El nuevo trabajo es la mayor base de datos sobre las concentraciones de dióxido de nitrógeno, un contaminante urbano común y precursor de partículas y ozono, en las ciudades, según informó la directora del Departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS, María Neira, quien alertó que esta contaminación del aire está aumentando los casos de enfermedades respiratorias en el mundo.

“Después de sobrevivir a una pandemia, es inaceptable tener todavía siete millones de muertes prevenibles e incontables años de buena salud perdidos prevenibles debido a la contaminación del aire. Eso es lo que decimos cuando observamos la montaña de datos, pruebas y soluciones disponibles sobre la contaminación del aire. Sin embargo, todavía se está invirtiendo demasiado en un medioambiente contaminado en lugar de en un aire limpio y saludable”, dijo Neira según un informe publicado el 7 de abril.

“Las preocupaciones energéticas actuales resaltan la importancia de acelerar la transición hacia sistemas energéticos más limpios y saludables. Los altos precios de los combustibles fósiles, la seguridad energética y la urgencia de abordar los desafíos de salud gemelos de la contaminación del aire y el cambio climático subrayan la necesidad apremiante de avanzar más rápido hacia un mundo que sea mucho menos dependiente de los combustibles fósiles”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.