vida moderna

Visión: ¿qué tan grave es el queratocono?

En caso de presentar cambios en la visión, es importante consultar a un oftalmólogo.


El queratocono es una afección del ojo en la que la córnea se vuelve más fina y con el paso del tiempo sobresale en forma de cono. Según explican los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, esto puede causar visión borrosa y sensibilidad a la luz o al resplandor.

Generalmente, esta afección ocurre en ambos ojos, pero puede afectar mayormente a uno de los dos. El queratocono puede progresar paulatinamente hasta por 10 años o más. Por eso, es importante prestar atención a los síntomas y consultar a un médico.

En la etapa inicial, hay una mayor posibilidad de corregir los problemas de visión con el uso de gafas. Cuando la afección está en una etapa avanzada, es posible que la persona necesite de un trasplante de córnea.

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala los síntomas del queratocono:

  • Empañamiento muy leve de la visión, el cual no puede corregirse con gafas.
  • Tener resplandor u otros problemas de visión nocturna.
  • Quienes tienen antecedentes de miopía, esta suele empeorar y desarrollar astigmatismo.

¿Cómo prevenir esta enfermedad?

La Biblioteca señala que no existe una forma de prevenir el queratocono y que puede afectar a personas de cualquier edad. Sin embargo, las personas jóvenes que tengan una visión y no se puede corregir a 20/20 con gafas, deben acudir al oftalmólogo.

Asimismo, los padres que tengan queratocono deben realizar exámenes médicos a sus hijos a partir de los 10 años, para realizar un diagnóstico oportunamente.

Una de las recomendaciones que hace Medline Plus para prevenir esta afección es la misma realizada por los médicos: “La mayoría de proveedores de atención médica consideran que las personas deben tomar medidas para controlar las alergias y evitar frotarse los ojos”.

Hábitos saludables para cuidar la visión

Medline Plus reseña varios consejos para tener en cuenta y añadir al estilo de vida. El cuidado en las actividades cotidianas es importante para mantener una visión sana.

  • Usar lentes de sol para proteger los ojos, especialmente cuando se realizan muchas actividades al aire libre.
  • Utilizar lentes de seguridad cuando esté martillado, puliendo o utilizando herramientas eléctricas.
  • Si se necesitan lentes convencionales o de contacto, mantener la receta actualizada.
  • No fumar.
  • Evitar o limitar el consumo de bebidas alcohólicas. Buscar ayuda en caso de ser necesario.
  • Mantener un peso saludable.
  • Controlar y regular la presión arterial y el colesterol. Para esto, es relevante hacer exámenes médicos, ya que son afecciones que no presentan síntomas.
  • Para los pacientes diabéticos, seguir el tratamiento recetado y controlar la glucosa en la sangre.
  • Comer alimentos ricos en antioxidantes, como verduras de hoja verde.

Problemas de la vista

Miopía

La miopía es uno de los problemas de la visión más comunes. Consiste en que la persona puede ver claramente los objetos que están cerca a ella, pero los que están lejos se ven borrosos. Esta afección se desarrolla “cuando la forma del ojo hace que los rayos de luz se inclinen (refracten) incorrectamente, lo que enfoca las imágenes delante de la retina en lugar de sobre la retina”, explica Mayo Clinic.

Es importante que los padres realicen exámenes médicos a sus hijos cuando inician la etapa preescolar para verificar que no tengan este problema visual, ya que puede heredarse.

Algunas personas no saben cómo identificar que tienen este problema de la vista. Por esto, a continuación, Mayo Clinic explica algunos de los síntomas de la miopía.

  • Visión borrosa al mirar objetos que estén lejos.
  • Necesidad de entrecerrar los ojos o cerrar parcialmente los párpados para ver con claridad.
  • Dolores de cabeza causados por fatiga visual.
  • Dificultad para ver mientras conduce un vehículo, especialmente de noche (miopía nocturna).