vida moderna

Esto le pasa al cuerpo si desayuna arroz todos los días

El arroz es considerado el primer alimento ideal que se debe consumir al día para recargar las reservas de glucosa y así rendir tanto física como intelectualmente.


El arroz ha sido considerado por muchos de los colombianos como uno de los alimentos más consumidos a diario, pues es una comida típica que ha estado durante generaciones en la mayoría de platos en diferentes presentaciones, tanto para el almuerzo como en la comida. Aunque este cereal se considera como una opción perfecta para el desayuno.

Entre los beneficios de este alimento, se destaca por su excelente fuente de energía ya que contiene hidratos de carbono, como el almidón, el cual se absorbe lentamente en el cuerpo y proporciona energía gradual al organismo.

De acuerdo con el portal Cuerpo Mente, una porción de 80 gramos de arroz integral, por ejemplo, aporta cerca del 30 % del magnesio que demanda el cuerpo al día. Además, entre sus nutrientes también se enlistan las vitaminas B3, B6, B1, B5 y ácido fólico, todas estas son beneficiosas para la salud del organismo.

En comparación con otros cereales, el arroz contiene menos proteínas; sin embargo, las que están presentes en el arroz se caracterizan por tener una composición rica en vitaminas y minerales.

¿Por qué comer arroz en el desayuno?

El desayuno perfecto debe contener la energía necesaria para comenzar la jornada de manera óptima y positiva. Por tal razón, el arroz es una elección perfecta por la cantidad de nutrientes e hidratos de carbono que contiene, convirtiéndolo en el primer alimento ideal que se debe consumir al día para recargar las reservas de glucosa y así rendir tanto física como intelectualmente.

Además, uno de los beneficios más importantes del arroz es que ayuda a proteger la salud del corazón, esto gracias a sus bajos niveles de sodio y su riqueza en potasio. Por eso, este grano contribuye a regular la presión arterial y la frecuencia cardíaca, procurando cuidar el sistema cardiovascular.

Asimismo, su composición rica en fibra aporta en la disminución de los niveles de colesterol malo (LDL) que afecta la salud en general. El arroz facilita la absorción de estos lípidos para que sean eliminados correctamente en la digestión.

Al contener el aminoácido triptófano, el arroz se caracteriza por producir un efecto relajante, ya que este componente presente en las proteínas favorece la producción de energía, a su vez que favorece el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Recomendaciones para su uso

Según señala la Fundación Española de la Nutrición, algunas de las presentaciones más conocidas son: el blanco de grano largo, blanco de grano medio, blanco de grano corto, arroz integral y arroz aromático.

Para consumir el arroz existen diversas recetas e ideas: un primer consejo es lavarlo y dejarlo remojar durante un tiempo antes de prepararlo, para retirar algunos componentes que pueden ser dañinos como el arsénico.

Algunas de las recomendaciones de los expertos, es combinar el arroz con otras preparaciones para disfrutar de sus beneficios y regular su consumo para evitar posibles afectaciones en la salud. Entre las combinaciones sugeridas se encuentra el arroz con caldos, con jengibre, con verduras y hongos, así como reemplazar el arroz blanco por el integral.

Riesgos de consumir arroz

Según la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, señala que el arroz blanco causa aumentos bruscos en los niveles de glucosa en la sangre, lo cual es un riesgo de diabetes.

Los científicos descubrieron que quienes consumían cinco o más porciones de arroz blanco a la semana tenían 17 % más riesgo de sufrir diabetes que quienes consumían menos de una porción al mes.

“El alto índice glicémico que produce el consumo de arroz blanco probablemente es la consecuencia de la alteración en la estructura física y botánica de los granos de arroz durante el proceso de refinado, en el cual se le retira casi todo el salvado y parte del germen”, señala Qi Sun, quien dirigió la investigación.