deportes/ciclismo

“No nos suban con aplausos y nos bajen a pedradas, el matoneo es muy fuerte”: Nairo Quintana a los aficionados

El ciclista del Arkéa habló de la difícil competencia que han afrontado sus compatriotas Rigoberto Urán y Daniel Felipe Martínez.


Nairo Quintana llegó al segundo día de descanso del Tour de Francia entre los 10 mejores de la competencia que lidera Tadej Pogačar, seguido de Jonas Vingegaard (a 39 segundos) y Geraint Thomas (a 1 minuto y 17 segundos).

Así describió lo que hace los lunes, días destinados para tomarse un break en la carrera de tres semanas.

“Se dice que es un día de descanso, pero no es así. Nos cuidamos con alimentación, salimos a entrenar y que el cuerpo no se relaje para la competición y que no se adormezca. Me cuido bien con el fisioterapeuta cuidando la musculatura”, describió en un espacio con los medios de comunicación.

Precisamente los perseguidores del esloveno se perfilan como los favoritos para completar el podio. Además de Jonas Vingegaard y Geraint Thomas, Adam Yates y Romain Bardet no pierden la esperanza de dar la pelea hasta París.

Nairo además confesó se ve al nivel de estos grandes ciclistas: “Hemos visto que estoy muy bien, al nivel de ellos. Un día sufren más unos y al otro, los otros. Creo que esta semana nos va a ir muy bien y tengo buenas sensaciones y buen cuerpo”, argumentó el deportista de Boyacá.

Nairo habló de la rapidez con la que ha pedaleado el pelotón durante estos 9 días con 7 días con trenes de velocidad en promedio a los 45 kilómetros por hora. ¿Cómo hace para mantenerse a tal ritmo de competencia?

“Como toda la tecnología y todo avanza, y ahora es una problemática, con lo que lucho hace años con organizadores y rectores del ciclismo es con las altas velocidades; finalmente las bicicletas son más aerodinámicas y hay gente con más potencia y veloz. Se suben casi seis puntos de velocidad. Para la gente que medimos 1,70 es muy complicado y nos toca guardarnos para no hacer grandes esfuerzos con pedalazos y vatios exorbitantes porque las piernas sufren mucho más. Lo hemos sabido soportar con el buen trabajo del equipo”, confesó el colombiano del Arkéa.

El líder de la carrera tiene solo 23 años y dos competencias francesas en su palmarés. Esto significa un relevo generacional en el deporte de las bielas en el que Nairo sigue siendo uno de los más respetados, aunque alcance los 32 años de edad.

“Estamos viendo un cambio generacional y totalmente evidente. Hemos visto la cantidad de jóvenes ganar este año, todo en la vida va por generaciones, pero seguimos los viejitos haciendo cosquillas y nos mantenemos si no ganando”, dijo con gracia.

Rigoberto Urán y Daniel Felipe Martínez no han tenido su mejor presentación en la ´grande boucle´. El urraeño ha estado envuelto en caídas y se le ha notado las diferentes heridas en su cuerpo. Rigo se ubica en el puesto 22 a 9 minutos y 41 segundos.

El colombiano del INEOS por su parte, que llegó a la novena etapa en el top 10, descendió a la casilla 30 a más de 17 minutos del esloveno. Al parecer, se ha visto afectado por una fuerte virosis que incluso, le impidió entrenar este lunes.

Nairo pidió a los aficionados del ciclismo, apoyarlos y arroparlos en los momentos difíciles y a no matonearlos en redes sociales.

“Rigo y Dani venían como favoritos en el top ten, han luchado y entrenado como ninguno, a veces no se dan las cosas como uno quiere. Ya vemos a Dani enfermo tres días y le insistía al cuerpo estar ahí. Somos humanos y como no se puede no se puede. No quiere decir que no esté capacitado para hacerlo. Tenemos que saber transmitir a los aficionados del ciclismo de una manera correcta para que no crezcan en falsas expectativas, para que lo suban en aplausos y lo bajen a pedradas. El matoneo que se sufre por ser segundo es muy fuerte. La gente ataca con furia y más no se puede hacer. Nos crucifican y ya está, no somos el peor del mundo”, reclamó y dejó como petición Nairo.

El pasado sábado 9 de julio, la etapa 8 del Tour de Francia 2022 tuvo un inicio colapsado, esto por la caída de varios corredores en los primeros kilómetros del recorrido entre Dole y Lausanne.

Para la mala fortuna de la representación colombiana, Nairo Quintana fue uno de los ciclistas que se vio afectado en la caída masiva que hasta dejó a un pedalista retirado. Sin embargo, pudo terminar la segunda semana.

“Hay dolencias de golpes que tuve, pero no fue nada grave. El objetivo sigue siendo intentar el podio, la sensación en general ha seguido siendo buena y hay hombres que han caído en tiempo en la general y poco a poco se selecciona más el grupo. Tengo buena sensación y quiero hacerlo muy bien”, aseguró Nairo.

Finalmente, Quintana se enfoca en los Pirineos y en pescar en río revuelto como él mismo lo describió, aprovechando un bajón de Pogacar, el Jumbo- Visma y el INEOS para atacar y demostrar sus habilidades en la montaña.

“No tenemos demasiada estrategia, estar muy atento a los cortes y saber de qué manera juega el Jumbo y el INEOS que son los dos equipos que le pueden intentar ganar a Pogacar y si tenemos buena suerte y piernas, encontramos en El momento oportuno, ir adelante de ellos. De mi parte aprovechar el trabajo y aguantar cuando se ponga fuerte la cosa para lo que queda del Tour”, concluyó con los medios colombianos.