ciclismo

Nueva preocupación en la Vuelta a España 2022: la contaminación, ¿por qué?

Un estudio reveló cómo está la calidad del aire de cara al inicio de la competencia.


Investigadores de la Universidad de Utrecht (Países Bajos) han trazado un mapa de la calidad media anual del aire en cada etapa de la Vuelta a España 2022, y han demostrado que el aire está más contaminado en la salida (Utrecht) y en la meta (Madrid).

En su trabajo también concluyen que en muchos tramos la calidad del aire no cumple las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS). No obstante, puntualizan que los beneficios para la salud del ciclismo suelen ser mayores que los riesgos.

A menudo se dice que “ir en bicicleta es saludable” cuando se sale con todo tipo de clima. Pero, ¿hasta qué punto es limpio el aire que se respira si se recorre la misma ruta que el pelotón de La Vuelta en un día normal? Esta fue la pregunta que se hicieron los investigadores neerlandeses Roel Vermeulen y Jules Kerckhoffs.

Utilizando imágenes de satélite, información sobre el tráfico y datos sobre la calidad del aire en relación con el dióxido de nitrógeno, las partículas y el ozono, elaboraron un mapa de etapas en el que se muestra la calidad del aire en cada etapa de la Vuelta.

La conclusión es clara: las etapas más contaminadas son las de los Países Bajos y la etapa española de Las Rozas a Madrid. Sobre todo en las zonas urbanas, la calidad del aire no cumple las directrices de la OMS. Además, hay algunos lugares donde se supera el valor límite europeo.

En general, se acepta que los lugares con mala calidad del aire pueden causar efectos adversos para la salud. En los Países Bajos, los investigadores calculan que aproximadamente cinco mil personas mueren prematuramente cada año debido a la mala calidad del aire. En todo el mundo, se calcula que son unos siete millones.

Vermeulen y Kerckhoffs se centran en el valor recomendado por la OMS para el dióxido de nitrógeno en un año: diez microgramos por metro cúbico. Si se recorre la ruta para ir al trabajo o a estudiar todos los días, este es un valor crítico. Si se recorre la ruta ocasionalmente, la directriz de 24 horas de 25 microgramos por metro cúbico es más relevante.

Según la OMS, la superación de estas directrices provoca daños a la salud. Sin embargo, el valor límite de la UE que se utiliza en los Países Bajos es mucho más alto: 40 microgramos por metro cúbico. Este valor también se refleja en los gráficos que acompañan a los mapas.

Para los ciclistas de la Vuelta, su viaje no supondrá directamente un perjuicio para su salud; al fin y al cabo, recorren cada etapa una sola vez y no todos los días. Además, el día de la Vuelta no hay tráfico regular en la carretera. Esto significa que la calidad del aire durante la etapa será mejor.

Las etapas más contaminadas de la Vuelta

La investigación muestra que la calidad del aire de las tres primeras etapas en los Países Bajos y de la etapa final en y cerca de Madrid, no se acerca al valor aconsejado por la OMS para el dióxido de nitrógeno (diez microgramos por metro cúbico).

Durante una parte de la tercera etapa (Breda-Breda), la concentración de dióxido de nitrógeno es superior a las directrices de la OMS para el dióxido de nitrógeno en 24 horas, y una pequeña parte es incluso superior al límite de la UE (unos 40 kilómetros).

La contaminación media del recorrido total es de 21 microgramos por metro cúbico. Las demás etapas de los Países Bajos también están, de media, bastante más contaminadas que las de España, tanto en lo que respecta al dióxido de nitrógeno como a las partículas.

La etapa prólogo de Utrecht tiene incluso una concentración media de 32 microgramos por metro cúbico. Como esta etapa solo tiene 23,3 kilómetros, las etapas dos (Den Bosch-Utrecht) y tres (Breda-Breda) son peores para la salud. Esto se debe a que se inhala más aire contaminado y, por tanto, la media es más alta en un periodo de 24 horas.

Si nos fijamos en la concentración media de dióxido de nitrógeno de la última etapa (Las Rozas-Madrid), es incluso superior a la de las etapas de los Países Bajos. 35 kilómetros de esta etapa superan el límite de la UE de 40 microgramos de dióxido de nitrógeno por metro cúbico. Al igual que en Utrecht, esto se debe a que una gran parte de la etapa se desarrolla en el interior de la ciudad de Madrid.

VitoriaI-Gasteiz a Laguardia: la etapa más limpia

Comparando las etapas anteriores con la de Vitoria-Gasteiz a Laguardia en España, podemos ver las grandes diferencias. Durante la cuarta etapa la concentración de dióxido de nitrógeno estuvo por debajo del valor aconsejado por la OMS durante casi toda la etapa (142,5 km).

La media de este recorrido es de 6,5 microgramos por metro cúbico. Curiosamente, la etapa no es la más limpia para el ozono. El ozono se forma a partir de las reacciones de los óxidos de nitrógeno y los compuestos orgánicos volátiles cuando hace calor y sol. Como la temperatura es más alta en España, las concentraciones de ozono suelen ser más altas que en Holanda.

Esta investigación demuestra que las concentraciones de dióxido de nitrógeno superiores a 25 microgramos por metro cúbico (el límite diario según la OMS) en zonas urbanas son a menudo inevitables para los ciclistas.

*Con información de Europa Press.