ciclismo

Video | Mano a mano de Diego Camargo con Tom Dumoulin en la etapa 7 del Giro de Italia

El corredor colombiano del EF Easy-Post sorprendió con un nuevo intento en la fuga.


La montaña regresó al Giro de Italia tras dos etapas consecutivas en las que los velocistas fueron protagonistas, con un Fernando Gaviria decepcionado por no haber logrado el objetivo de la victoria. El antioqueño del UAE Team Emirates pasó la página y se enfocó este viernes en salir bien librado de una jornada en la que los protagonistas serían otros.

Solo con el ‘pistoletazo’ inicial empezaron los ataques en el grupo principal encabezados por Wout Poels (Bahrain Victorious), interesado en los puntos de la escalada, y Mathieu Van der Poel (Alpecin-Fenix), que quiere volver a vestir la camiseta rosa arrebatada de sus manos el pasado lunes por el inesperado repunte del español Juan Pedro López (Trek-Segafredo).

A 139 kilómetros del final, llegó la hora para los latinoamericanos con el intento de Richard Carapaz y Jonathan Narváez, los dos ecuatorianos del Ineos que dieron el zarpazo luego de coronar el primer ascenso del día. Este movimiento obligó a que el pelotón apretara el ritmo y neutralizara a uno de los grandes candidatos al título.

En el descenso, la carrera logró tener unos minutos de calma hasta que Poels volvió a salir a la fuga acompañado de un puñado de rivales que lograron sacar un par de minutos sobre el grupo de favoritos. Considerando que la escapada podría surtir efecto en un día de media montaña, otro trío de corredores se pararon en pedales y salieron a la cacería de ese grupo líder.

Tom Dumoulin (Jumbo-Visma), que el lunes sufrió en el ascenso al Etna, encabezó el ataque junto al colombiano Diego Camargo (EF Easy-Post) y otro neerlandés, Bauke Mollema, ciclista del Trek-Segafredo. Dumoulin arrancó haciendo el esfuerzo, pero después fue el turno de Camargo y Mollema para intentar acercarse a la punta de carrera. Tal fue la sorpresa de este ataque que, hasta la transmisión oficial, confundieron al colombiano con Jonathan Caicedo, ecuatoriano que también se encuentra participando para el EF.

Llegando al segundo ascenso del día en el monte Sirino, este grupo de tres perseguidores alcanzó a la fuga y lograron armar un lote de siete corredores entre los que se encontraban cuatro neerlandeses, dos italianos y un valiente colombiano que sueña con lograr su primera victoria en una gran carrera.

Esta semana, el propio Camargo ya había estado metido en la fuga de la etapa 4, pero terminó quedando cortado por el intenso ritmo que imprimieron Lennard Kämna, el ganador del día, y Juanpe López, quién se convertiría en el dueño de la maglia rosa. Al terminar aquella fracción, el nacido en Tuta (Boyacá) manifestó que no sería la primera vez que lo veríamos en una escapada y prometió buscar la tan ansiada victoria que todavía no ha llegado para Colombia en esta edición.

Si Camargo sigue motivándose a entrar en la fuga, podría empezar a escalar posiciones en la lucha de la camiseta de la montaña, aunque su gran objetivo es el de lograr victorias de etapa y hacer que el Education First olvide el difícil inicio de temporada que ha tenido hasta ahora. Rigoberto Urán y Estaban Chaves, que también hacen parte de la escuadra estadounidense, han sufrido por culpa de las caídas y las lesiones que, en el caso del bogotano, lo obligaron a retirarse de este Giro al que llegaba como una de las grandes fichas para la general.

De cualquier modo, el otro colombiano del EF ha demostrado que está para grandes cosas luego de haber terminado segundo en el campeonato nacional de ruta. De los cuatro escaladores con los que cuenta el país en esta corsa rosa es el que más protagonismo ha tenido, aunque no ha sido suficiente para meterse en la disputa de la fracción y se encuentra muy lejos de los puertos de vanguardia en la clasificación.

Toda la acción de los escarabajos en el Giro de Italia 2022 puede seguirse a través de Directv Sports por el canal 612 y 1612 (HD) para Colombia y toda Latinoamérica.