coronavirus

Cuarta dosis de la vacuna anticovid: estudio revela cuánto reduce la mortalidad

Las investigaciones en torno al nuevo coronavirus son la coyuntura de las autoridades sanitarias en el mundo.


Un nuevo estudio sobre la cuarta dosis de la vacuna de Pfizer arrojó resultados positivos de cara a seguir contrarrestando la pandemia causada por la covid-19.

La investigación, de la asociación israelí Clalit, identificó que la inoculación en la etapa mencionada reduce la probabilidad de morir por el nuevo coronavirus en casi un 80 % en personas entre los 60 y 100 años de edad.

“Entre los receptores de la cuarta dosis de la vacuna, se observó una reducción del 78 por ciento en la tasa de mortalidad por covid-19, en comparación con el grupo que no fue vacunado”, se lee en los resultados de la investigación.

En contraste con estas conclusiones, semanas atrás se había concluido que una cuarta dosis de las existentes vacunas mRNA contra el covid-19 pueden tener apenas “beneficios marginales” para los adultos jóvenes y sanos, según otro estudio del mismo país.

Los autores de la investigación, dirigida por Gili Regev-Yochay, escribieron que todo parece indicar que las ventajas de las tres dosis de la vacuna diseñada contra la cepa original del coronavirus habían tocado techo en términos de respuesta inmunitaria.

Además, los refuerzos adicionales solo restablecían la inmunidad disminuida, en lugar de llevarla a nuevos picos.

“Observamos una baja eficacia de la vacuna contra las infecciones en los trabajadores sanitarios, así como cargas virales relativamente altas que sugerían que los infectados eran infecciosos. Por lo tanto, una cuarta vacunación de trabajadores sanitarios jóvenes y sanos puede tener solo beneficios marginales”, señalaron.

La investigación, publicada en el New England Journal of Medicine, evaluó a 270 trabajadores sanitarios del Centro Médico Sheba de Tel Aviv que recibieron una segunda dosis de refuerzo de las vacunas Pfizer o Moderna, cuatro meses después de recibir inicialmente tres vacunas Pfizer.

Se comparó la edad de cada uno de ellos con la de dos participantes de un grupo de control que solo había recibido tres dosis de Pfizer, con la edad media de los grupos oscilando entre mediados de los cincuenta y comienzo de los sesenta años.

En general, la cuarta inyección resultó ser segura y aumentó los anticuerpos neutralizantes de los receptores -que impiden que el coronavirus infecte las células- a niveles comparables a los de justo después de la tercera dosis, antes de que los niveles de anticuerpos empezaran a disminuir con el tiempo.

Quienes recibieron una cuarta dosis de Pfizer tenían un 30 % menos de probabilidades de infectarse que los que recibieron tres dosis, mientras que los que recibieron Moderna tenían un 18% menos de probabilidades.

Estas cifras salen a la luz luego que en Inglaterra se propusiera una cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus a los mayores de 75 años y a personas inmunodeprimidas mayores de 12 años, informó el servicio público de salud (NHS).

En total, cerca de cinco millones de personas podrían recibir la vacuna y 600.000 serán alentadas a tomar cita para vacunarse, según el NHS.

“Tras el masivo éxito del despliegue (de la vacunación) hasta ahora, ofrecemos esta primavera a los mayores de 75 años y a los más vulnerables una dosis de refuerzo para completar su protección contra este virus”, dijo el ministro de Sanidad, Sajid Javid, en un comunicado.

Con información de AFP