coronavirus

Cuarta dosis de la vacuna: ¿qué tan efectiva sería para frenar la pandemia?

Mientras que varios países ya aprobaron la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus, Israel estudia la posibilidad de implementar una cuarta.


El panorama por la pandemia del coronavirus sigue cambiando. Mientras que durante el 2020 primaron las restricciones y cuarentenas, en 2021 se flexibilizaron las medidas conforme avanzaban los procesos de vacunación en el mundo. Sin embargo, a pocos días concluir el año, la quinta ola del virus ha encendido las alarmas en países europeos y Estados Unidos, especialmente, a raíz de la nueva variante ómicron.

Los contagios, nuevamente, han registrado picos en varios países del mundo. En Francia, por ejemplo, el promedio de casos diarios durante la última semana supera los 70.000, según cifras de Our World in Data. La emergencia sanitaria derivó en la cancelación de las tradicionales celebraciones de fin de año en los Campos Elíseos, así como la implementación de un nuevo paquete de medidas para detener la propagación del virus.

El panorama en Reino Unido es similar. Las cifras de contagios comenzaron a crecer progresivamente desde los últimos días de noviembre. Ahora, con corte al 28 de diciembre, el promedio de casos diarios de covid-19 durante la última semana supera los 113.000, una cantidad que ni siquiera había sido vista durante el primer año de la pandemia en ese territorio.

En América, Estados Unidos continúa rompiendo récords. De acuerdo con la información de Our World in Data y The New York Times, el promedio de contagios diarios durante la última semana supera los 266.000, presentando un aumento en comparación con el mismo periodo del año pasado, cuando la estadística rondaba los 250.000.

Estos países, hasta el momento, son los que concentran la mayor cantidad de contagios de covid-19 en el mundo. Sumado a esto figura la preocupación por la variante ómicron, sobre la cual los estudios han encontrado dos características clave: más contagiosa pero menos letal.

Al respecto, el Estudio de Síntomas Zoe Covid desarrollado por científicos de Londres, en Reino Unido, encontró que los síntomas de la covid-19 asociados a ómicron resultaron ser leves, en su mayoría, parecidos a los de un resfriado común.

La vacuna: ¿cuántas dosis son suficientes?

Sobre las vacunas aprobadas hasta el momento (Pfizer/BioNTech, Moderna, Janssen, Sinovac y AstraZeneca) continúan las investigaciones para determinar su nivel de eficacia ante las nuevas variantes de coronavirus, especialmente, ómicron.

Aunque los gigantes farmacéuticos han comentado que sus biológicos siguen siendo efectivos, diversos estudios sugieren que sería necesario un refuerzo de las vacuna para incrementar la protección frente al virus. En ese sentido, varios países ya aprobaron la tercera dosis.

Las vacunas siguen siendo la mejor estrategia para detener la pandemia.
Aunque los procesos de vacunación han avanzado, aún hay sectores poblacionales que no completan su esquema o reciben al menos una dosis del biológico. - Foto: Getty Images - Images By Tang Ming Tung

Por ahora, la tercera dosis -o dosis de refuerzo- ya está siendo suministrada en varios países, como Estados Unidos, Italia, Reino Unido, Colombia, Francia, entre otros. De hecho, este último anunció que hará obligatoria la tercera dosis para algunos sectores. Vale la pena mencionar que en Europa funciona el llamado “pase sanitario”, al cual solo tendrán acceso las personas vacunadas.

Mientras varios países consideran, por ahora, que dos o tres dosis de la vacuna serían suficientes para lograr la protección mínima ante el virus, Israel se adelanta a evaluar la posibilidad de una cuarta dosis, por lo que prepara los primeros ensayos al respecto.

Precisamente, durante esta semana, en el Centro Médico Sheba-Tel Hashomer se anunció la primera investigación del mundo destinada a ensayar el efecto de una cuarta dosis de la vacuna de Pfizer en la protección ante el coronavirus y sus variantes, esto con el objetivo de determinar, primero, si es segura; y, segundo, si aumentaría el nivel de protección frente al virus.

“Sabemos que hay países que ya inocularon una cuarta dosis a pacientes inmuno-deprimidos, a un grupo específico, pero lo que nosotros estamos haciendo es una investigación científica controlada para obtener respuestas que permitan saber si se puede vacunar a toda la población”, detalló el subdirector general del Centro Médico Sheba, Arnon Afek, al diario El Tiempo.

Por ahora, la investigación adelantada por el Centro Médico Sheba-Tel Hashomer incluye únicamente a la vacuna Pfizer/BioNTech. Según agregó el profesor Afek, probablemente, en el futuro podrán estudiar otras combinaciones de vacunas.

En ese sentido, el medio citado mencionó la posición de la académica que lidera la investigación, Gili Regev-Yochay, directora de la Unidad de Prevención y Control de Enfermedades Infecciosas en el Centro Sheba-Tel Hashomer: “esperamos tener los resultados preliminares de la investigación acerca de la efectividad y seguridad de una cuarta dosis, estaremos más tranquilos para recomendar si darla o no y a quiénes”.

Inicialmente, cuando se comenzó a aplicar la tercera dosis como “primera dosis de refuerzo” se presentó un efecto positivo para controlar la amenaza de la variante delta, según los funcionarios de salud del gobierno israelí. Bajo ese precepto, ahora plantean la posibilidad de que una cuarta dosis funcione para prevenir los contagios por ómicron, en ese sentido, autorizaron los ensayos pertinentes para estudiar su tesis.

Pastilla para los síntomas

La investigación sobre la cuarta dosis no es la única carta que se está jugando Israel por estos días. Recientemente, el gobierno autorizó el uso de emergencia de Paxlovid, la pastilla desarrollada por el gigante farmacéutico Pfizer para tratar la covid-19. En consecuencia, ese país ya encargó decenas de miles de dosis para comenzar a administrar a los contagiados con la enfermedad producida por el coronavirus.

Previamente, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) había aprobado el uso de la pastilla Paxlovid, el primer tratamiento de uso doméstico contra el coronavirus en el mundo. Pocos días después, Israel anunció que adquirirá dicho medicamente para tratar a sus ciudadanos infectados.

La pastilla Paxlovid, de Pfizer, inhibe la actividad de la enzima proteasa, que es necesaria en el proceso de replicación del virus en el organismo. Lo que contribuiría para tratar eficazmente la enfermedad. Así mismo, se espera que este fármaco también sea efectivo contra la variante ómicron. El fármaco está destinado a ser suministrado a pacientes con síntomas leves o moderados, en los primeros tres días desde la aparición de la enfermedad.