Tendencias
(AP Photo/Anupam Nath)
(AP Photo/Anupam Nath) - Foto: AP

coronavirus en el mundo

Delta plus, la nueva mutación del coronavirus que amenaza a la India

La mutación, conocida también como AY.1, es más infecciosa que la cepa Delta, que continúa siendo la variante dominante y más fuerte en ese país.

En medio de la propagación de la cepa Delta del coronavirus, antes conocida como cepa india, en ese país asiático se han identificado los primeros casos de lo que expertos han nombrado como “cepa Delta plus”, una nueva variante de covid-19 aún más agresiva originaria de ese mismo territorio.

El domingo el estado de Maharastra tuvo la mayor incidencia de casos al confirmar ocho positivos, registrados en la ciudad de Ratnagiri, con lo que el total de confirmados con esta nueva cepa se eleva a 20.

La mutación, conocida también como AY.1, es más infecciosa que la cepa Delta, que continúa siendo la variante dominante y más fuerte en ese país.

Tal es el peligro de esta cepa que el pasado viernes el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, avisó de su riesgo e instó a avanzar en la vacunación contra el coronavirus después de que su país haya alcanzado 300 millones de vacunas aplicadas.

“Si no está vacunado, corre el riesgo de enfermar gravemente, morir o contagiar (...) La nueva variante dejará a las personas no vacunadas aún más vulnerables de lo que eran hace un mes”, ha advertido Biden en una rueda de prensa.

Así, se ha referido a la variante Delta como una cuestión de “seria preocupación”, porque, como ha añadido, “es más fácilmente transmisible, potencialmente más letal y particularmente peligrosa para los jóvenes”.

Ante ello, se ha llamado a la población a protegerse con la vacunación. “Si aún no se ha vacunado, hágalo ahora. Ahora. No lo posponga. Es gratis. Es fácil. Es conveniente”, ha aseverado el mandatario estadounidense.

Crisis en India

Nueva Delhi, una ciudad de 20 millones de habitantes, vivió momentos espantosos en abril y mayo cuando los casos de coronavirus se dispararon, al igual que en el resto del país.

Los crematorios se quedaron sin espacio. Quemaban cuerpos día y noche, mientras los pacientes sin aliento se morían en el exterior de los hospitales, incapaces de conseguir camas, oxígeno y medicamentos.

El número de muertos en India se duplicó con creces a más de 330.000, según datos oficiales. Muchos expertos sospechan que en realidad hubo más de un millón.

El aumento se atribuyó a las nuevas variantes del virus, pero también a que el gobierno permitió la celebración de festivales religiosos masivos, elecciones estatales y partidos de críquet.

Ahora las cifras se han estabilizado y las autoridades indias están flexibilizando los confinamientos, permitiendo que la gente vuelva a trabajar y salga de compras.

Algunos días ni siquiera hay funerales en Nueva Delhi para las víctimas de covid-19.

Sandeep Budhiraja, director médico de Max Healthcare en la capital, se muestra sorprendido por la poca memoria de la gente.

“La gente se está comportando como si nada hubiera pasado hace dos o tres semanas. Es asombroso”, le declaró a la AFP.

Esto probablemente conducirá a un aumento brusco de los casos, pero para un nuevo “estallido” tendría que afianzarse una nueva variante del virus, explica.

Budhiraja se refirió también a la identificación de la nueva variante, la Delta plus, que según confirmó es más contagiosa y más resistente al tratamiento.

Lo positivo -dice- es que, a diferencia de enero y febrero, las autoridades están preparando el sistema sanitario para una nueva ola.

La vacunación sigue siendo lenta. Apenas el 5 % de los indios ha recibido las dos dosis.

Con información de AFP.