coronavirus

Variante BA.4 de ómicron es responsable del 12 % de casos covid en Colombia: INS

Desde el Instituto Nacional de Salud se aseguró que lo que se ve en el país es un incremento de casos de la enfermedad con una baja mortalidad.


En rendición de cuentas 2021 del sector Salud en Barranquilla, la directora general del Instituto Nacional de Salud (INS), Martha Ospina, se refirió a la situación actual de la covid-19 en el país y sostuvo una reunión con actores del sistema de salud local, IPS y EPS.

La directora destacó a Barranquilla como uno de los entes territoriales que en Colombia dio el paso de “comités de análisis” a “salas de análisis de riesgo”, y ahora a “centro de operaciones de emergencia”. Al respecto, dijo: “Barranquilla hizo una clara y muy buena comprensión del enfoque de gestión de riesgos, en lo individual y lo colectivo. Felicitaciones a la ciudad”.

Humberto Mendoza, secretario de Salud de Barranquilla, le agradeció al INS por su asertividad, acompañamiento y orientación durante la pandemia: “Gracias a la doctora Martha y a su equipo. Han sabido ser guía y luz en los distintos momentos de la pandemia. El INS ha sido 24/7″.

Mendoza reconoció que la consulta de los lineamientos técnicos al INS y al Ministerio de Salud y Protección Social (MinSalud) son permanentes, no solo en covid, sino en todos los temas que afectan a su departamento, como migraciones, maternidad segura y enfermedades transmitidas por vectores.

También recalcó que es clave para Barranquilla incrementar la cobertura de refuerzos de la vacuna contra la covid-19 en la población entre 20 y 40 años de edad. “Las vacunas han demostrado ser un factor protector y hay que avanzar en refuerzos”, afirmó el secretario.

Al cierre de la rendición, la autoridad sanitaria local y el instituto hicieron un llamado a la población y al sector de entidades promotoras de salud (EPS) e instituciones prestadoras de servicios de salud (IPS) para que se mantengan las siguientes medidas:

  1. Uso de tapabocas en espacios cerrados, sobre todo en presencia de mayores y enfermos, o cuando se está con gripa.
  2. Tomarse prueba cuando se tiene gripa.
  3. Recordar a las IPS que todo hospitalizado con síntomas respiratorios debe tener panel viral y SARS-CoV-2.
  4. Evitar perder el hábito de lavado de manos.

La directora Ospina recordó, como ya lo anunció el Ministerio de Salud, que Colombia está en un pico de enfermedad respiratoria y registra un aumento de casos derivado de la circulación de distintos virus respiratorios como influenza, adenovirus y el de la covid-19, principalmente en su variante ómicron.

“Este nuevo aumento de casos de la covid-19 que se vive en el país y en la región tiene una particularidad, y es que estamos viendo un incremento con una baja mortalidad”, dijo la directora del INS.

En Colombia, en donde ya fue detectada la variante BA.4 de ómicron, se estima –según los reportes de vigilancia genómica– que este sublinaje es responsable del 12 % de los casos de covid que se están registrando.

La funcionaria insistió en el lavado de manos y el uso de tapabocas en recintos cerrados y cuando se tienen síntomas respiratorios: “Mantengamos los hábitos ganados durante la pandemia, no debemos perderlos”.

“Hagamos un uso racional e inteligente del tapabocas. Es tan sencillo como si estamos en un ascensor lleno de gente, nuestro sentido común nos indica que usemos la mascarilla en ese momento”, expresó la directora del instituto.

Vigilancia en salud pública en Barranquilla

A través de un comunicado emitido este jueves, el INS recordó que, en 2020 y 2021, Barranquilla fue una de las primeras ciudades capitales que afrontó picos fuertes en todo el país, siendo el de mayo a junio de 2020 uno de los más fuertes.

Asimismo, el instituto reconoció, en su ranking anual de vigilancia en salud pública, al equipo de vigilancia de la Secretaría Distrital de Barranquilla entre los cinco de mejor gestión en el país.

Esto, gracias a varios aspectos que fueron tenidos en cuenta en la evaluación que lidera la dirección de vigilancia en salud pública del INS. Según Franklyn Prieto, director de Vigilancia en Salud Pública, estos fueron algunos de los aspectos a resaltar del equipo de vigilancia:

  • Nivel de preparación para emergencias heredado de la atención de epidemias como sarampión y zika. Muchos departamentos perdieron esas capacidades en el cambio de gobierno.
  • Mayor capacidad de análisis y despliegue con la implementación de la SAR con el apoyo de INS y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).
  • Mejor integración de las acciones para la vigilancia, el diagnóstico y la atención entre el departamento y su área metropolitana.
  • La ciudad debió adaptar su capacidad hospitalaria durante la pandemia, llegando a tener niveles de ocupación en UCI hasta del 90 %.
  • Adaptaron la vacunación con diversas estrategias.
  • Monitoreo de pacientes crónicos para asegurar estado de síntomas, control de su enfermedad y vacunación.