deportes

Carlos Antonio Vélez perdió la paciencia con Wilmar Roldán por sus decisiones en el Ecuador vs. Brasil

El comunicador se dirigió en un par de oportunidades al juez colombiano en las redes sociales.


Las Eliminatorias Sudamericanas tuvieron el puntapié inicial por la fecha 15 este jueves con el compromiso entre Ecuador y Brasil, un duelo que representaba para el local la posibilidad de afianzarse en los primeros tres lugares; en cambio, para el visitante, era la disputa del juego por cumplir con el calendario y aferrarse al primer puesto de la clasificación.

En el papel, un enfrentamiento que podría pasar tranquilo y ser de trámite, resultó en un primer tiempo con dos expulsiones y tres tarjetas amarillas, dejando claro que lo menos importante en el resumen fue lo deportivo.

Un colombiano fue protagonista en este duelo: Wilmar Roldán. El juez, que ofició como el central de campo, determinó en varias oportunidades situaciones que fueron criticadas de manera fuerte por la prensa colombiana, encabezada por Carlos Antonio Vélez, quien utilizó su cuenta de Twitter para despacharse en contra del nivel mostrado por el juez colombiano.

En primera medida, se refirió a las acciones generales ocurridas antes de la primera media hora que dejaron dos tarjetas rojas: “Se enloqueció Roldán… el “cagazo” lo desbordó. Fatal!”.

Posteriormente fue aún más específico y cuestionó las decisiones en las que afectó a la Selección de Brasil, además de una intervención que tuvo la herramienta de VAR y que le permitió al central colombiano no tomar una mala decisión: “Expulsó mal a Emerson y le sacó Roja a Alisson en una acción provocada por el Ecuatoriano... esta vez el VAR lo salvó del desatino. ¡Fatal!”.

El juego finalizó 1-1 con anotaciones de Casemiro para Brasil y Felix Torres para Ecuador, sin embargo el gran villano de la jornada fue el colombiano, quien hasta el último momento dio de qué hablar por sus decisiones.

Acciones polémicas

Sin duda alguna, uno de los juegos más llamativos en esta jornada de eliminatorias sudamericanas ha sido el choque entre las selecciones de Ecuador y Brasil.

El juego, que se realizó en la capital ecuatoriana, tuvo un comienzo inédito y de mucho protagonismo para el árbitro colombiano Wilmar Roldán. El colegiado FIFA se vio involucrado en varias acciones de juego polémicas en las que no tuvo más remedio que expulsar a un jugador de cada equipo.

Después de irse adelante Brasil en el marcador, el revuelo se generó a los quince minutos de juego, cuando el portero Alexander Domínguez, actual jugador del Tolima, vio la tarjeta roja luego de una salida en falso con su pierna derecha que impactó en el pecho de Cunha quien cayó al suelo de manera aparatosa.

Roldán no encontró razones para expulsar al golero local que dejaba a los suyos con diez hombres y un partido cuesta arriba ante el líder de la eliminatoria.

El arduo trabajo para el juez colombiano no se detendría ahí, pues minutos más tarde una nueva acción de juego se presentaba, esta vez, en contra de Brasil. En la disputa de un balón en terreno brasileño, el lateral derecho Emerson cometió una imprudencia al impactar una patada sobre las partes nobles de un jugador ecuatoriano.

Roldán nuevamente no tuvo piedad y fue estricto mostrándole la segunda tarjeta amarilla al jugador y posteriormente expulsándolo del terreno de juego.

Con los ánimos caldeados entre ambas escuadras, una nueva expulsión se presentaría sobre el gramado del estadio Rodrigo Paz Delgado.

La canarinha veía una nueva tarjeta roja después que su portero Alisson, en un rechazo estrepitoso fuera del área, impactara el rostro de Enner Valencia quien llegaba a atacar el balón. El colegiado colombiano de inmediato le mostró la tarjeta roja al golero que se mostró sorprendido por esta decisión.

Para buena fortuna de los brasileños, el VAR realizó el llamado a Roldán para que corrigiera su decisión y echara para atrás la expulsión del golero que finalmente terminó viendo la tarjeta amarilla.