deportes

Desde la prisión en Italia, Anthony de Ávila reaparece con mensaje para Putin

El exfutbolista colombiano está esperando el desenlace de su situación judicial en Europa.


El 21 de septiembre de 2021, medios italianos reportaron que Anthony de Ávila había sido capturado en Nápoles al estar vinculado con el tráfico de drogas desde hace 20 años. De inmediato, el exfutbolista colombiano fue puesto a disposición de las autoridades italianas para iniciar el proceso legal de la detención.

Según informó en ese momento el diario Corriere della Sera, “una operación normal de control territorial, llevada a cabo por la policía en Nápoles, condujo a la detención” del ‘Pipa’ de Ávila, quien es un ídolo del América de Cali.

Además, aseguraron que los delitos por los que “fue perseguido por el poder judicial italiano se cometieron presuntamente en 2001 en Nápoles y Génova”.

Posteriormente, su abogado Fabrizio de Maio confirmó que la detención se llevó a cabo porque el exjugador fue condenado a 12 años de prisión en 2004. “La situación de mi cliente es ciertamente muy complicada, porque De Ávila fue condenado en 2004 a 12 años de prisión por tráfico de drogas, que debe cumplir en prisión en Italia”, expresó en conversación con El País de Cali.

“Normalmente, si un hombre es condenado por tráfico de drogas en Italia, debe cumplir toda la condena en prisión sin poder obtener beneficios. Por eso la situación de mi cliente es muy complicada, la defino como una ‘misión imposible’”, agregó de Maio.

Desde ese momento ambos trabajan en la recolección de pruebas para hacer una defensa sólida y justificar que Anthony de Ávila se encontraba de vacaciones en Italia.

Después de varios meses de silencio, pues ya se había pronunciado oficialmente en septiembre de 2021 para asegurar que es inocente, este martes se conocieron nuevas declaraciones del exfutbolista colombiano por intermedio de su abogado. En ese nuevo mensaje, revelado por la agencia italiana Ansa Latina, De Ávila aprovechó para hablar sobre la invasión de Rusia a Ucrania y para hacerle una petición al presidente ruso Vladimir Putin.

“Rezo todos los días para que termine esta guerra. Es atroz una noticia así, es realmente el fin de la humanidad. Pido a Putin que deje de hacer sufrir a tanta gente injustamente”, expresó.

Además, sobre su actualidad, misma que vive desde la prisión Poggioreale en Nápoles, dijo que se encuentra bien y sigue estudiando para ofrecerle su conocimiento al mundo del fútbol. “Quiero informar a mis fanáticos que estoy bien y los abrazo calurosamente”, contó.

“Aunque estoy detenido no dejo de actualizarme y estudio sobre las futuras promesas del fútbol para que crezcan en Italia”, añadió.

Como jugador profesional de fútbol, el Pitufo, como era conocido por su 1,57 metros de estatura, defendió los colores del América de Cali entre 1982 y 1996. Además, regresó del retiro en 2009 para volver a jugar durante seis meses con el conjunto escarlata.

Antes de ese corto regreso al profesionalismo, vistió en el exterior las camisetas de Unión de Argentina (1987/88), MetroStars en Estados Unidos (1996-1997) y Barcelona de Ecuador (1997-1999).

En su palmarés están siete ligas colombianas con el América y una ecuatoriana con el Barcelona. Y aunque no logró levantar la Copa Libertadores con la escuadra caleña, sí brilló en sus actuaciones y fue el goleador en la edición de 1990 con 25 anotaciones.

Con la Selección Colombia Anthony de Ávila tuvo la oportunidad de jugar las copas del Mundo de Estados Unidos 94 y Francia 98. En ambos certámenes disputó dos encuentros.

Además, representó al país en tres ediciones de la Copa América, siendo su mejor actuación en la que organizó Argentina en 1987 cuando Colombia ocupó el tercer lugar.