Home

Deportes

Artículo

Soccer Football - FIFA World Cup Qatar 2022 - Group E - Japan v Costa Rica - Ahmad Bin Ali Stadium, Al Rayyan, Qatar - November 27, 2022 Japan's Wataru Endo looks dejected after the match REUTERS/Carl Recine TPX IMAGES OF THE DAY
El combinado asiático venía de derrotar a Alemania. - Foto: REUTERS/Carl Recine TPX IMAGES OF THE DAY

qatar 2022

Futbolistas de Japón protagonizaron la imagen del día: les pidieron perdón a sus hinchas por perder

El seleccionado asiático no pudo asegurar la clasificación a octavos de final del Mundial de Qatar 2022.

Con un gol de Keysher Fuller en su único disparo a puerta, Costa Rica sorprendió el domingo a Japón con un triunfo 1-0 que le devuelve los sueños de clasificar a los octavos del Mundial de Qatar 2022.

Cuando más encerrada atrás estaba Costa Rica, Fuller aprovechó un error defensivo japonés para anotar el único gol en el minuto 81 del choque en el estadio Ahmad Ben Ali de Doha (45.000 espectadores).

Costa Rica, que recibió la mayor paliza del Mundial en su estreno ante España (7-0), tiene ahora tres puntos en el Grupo E, los mismos que Japón y la líder España, que jugará en la noche con Alemania, que no ha puntuado.

Japón, revelación de la primera jornada al vencer a Alemania, no fue capaz de traspasar el planteamiento ultradefensivo de la escuadra tica bajo el fuerte calor del mediodía de Doha. Allí, en la capital de Catar, los futbolistas japoneses protagonizaron una de las imágenes del día al pedirle perdón a sus aficionados por la derrota, que les quitó la oportunidad de clasificar de manera anticipada.

En uno de los costados del campo de juego, los dirigidos por Hajime Moriyasu hicieron una fila para hacer señas a la tribuna de disculpas con venias y los brazos levantados. Esto es parte de la cultura de este país, para demostrar vergüenza.

Soccer Football - FIFA World Cup Qatar 2022 - Group E - Japan v Costa Rica - Ahmad Bin Ali Stadium, Al Rayyan, Qatar - November 27, 2022 Japan players applaud fans after the match REUTERS/Marko Djurica
Japón enfrentará a España en la última fecha. - Foto: REUTERS/Marko Djurica

Desarrollo del partido

Con la moral agrietada después de la paliza 7-0 sufrida ante España, el técnico Suárez insistió en atrincherar a su equipo alrededor de su figura, el arquero Keylor Navas (PSG). Suárez, ferozmente criticado por su planteamiento ultraconservador en el debut, apenas hizo dos retoques en el once inicial.

El técnico Hajime Moriyasu, en cambio, refrescó a su equipo con hasta cinco cambios del once que sorprendió a Alemania y echó en falta la imaginación que les imprimen dos de los sustituidos, Junya Ito (Stade de Reims) y el joven Takefusa Kubo, la perla de la Real Sociedad española.

Ritsu Doan (Friburgo), que entró de relevo ante Alemania y anotó el primer gol japonés, partió como titular y fue protagonista de las dos primeras llegadas con peligro de los Samuráis Azules.

En una de ellas, el extremo derecho mandó un envenenado centro que se paseó por delante del arco tico sin encontrar rematador.

Gol inesperado

Comprobada la poca ambición y colmillo de su rival, Japón se desperezó a la vuelta del vestuario y salió a la caza de su segundo triunfo.

En solo unos segundos, Hidemasa Morita puso a prueba a Navas con un zurdazo que el exarquero del Real Madrid desvió con dificultades.

Los nervios comenzaban a sobrevolar a la zaga costarricense, que tuvo que recurrir a faltas desesperadas para contrarrestar dos claras opciones de gol japonesas.

El veterano volante Celso Borges vio la tarjeta amarilla por una fuerte entrada al borde del área a Wataru Endo y poco después Francisco Calvo fue también amonestado por agarrar al recién ingresado Junya Ito cuando se plantaba frente a Navas

Calvo, central del Konyaspor turco, se perderá el último partido del jueves ante Alemania por acumulación de tarjetas.

Cuando más estaba asediada, Costa Rica encontró “pura vida” con un error en la salida de la zaga japonesa.

Hidemasa Morita perdió el balón frente al área a pies de Yeltsin Tejeda, que se la cedió a Keysher Fuller, que remató flojo pero colocado y sorprendió al arquero Shuichi Gonda.

El pitido final desató la emocionante celebración de aficionados y jugadores costarricenses, algunos rezando, con lágrimas en los ojos, después de días de tensión y críticas por la paliza sufrida ante España.

*Con información de la AFP.