deportes

Iker Casillas: mejores atajadas para recordar, tras el anuncio de su retiro

El portero español hizo vida y carrera en el Real Madrid, se convirtió en símbolo de la Selección de España y concluyó su carrera en Porto a los 39 años. Aquí los momentos cumbre de su paso por el arco.


Independiente de si usted ha sido o no seguidor del Real Madrid, de seguro conoció las hazañas del portero Iker Casillas cuando defendía el arco del equipo blanco. Llegó al club a los nueve años de edad y recorrió todas las categorías previas hasta convertirse en el arquero de la plantilla profesional con apenas dieciocho años. Al tomar este puesto, ya se había ganado un récord sin siquiera atajar un solo balón, pues sería el jugador más joven en asumir este reto.

Ahora, veintíun años después de ingresar como titular al estadio San Mamés, casa del Athletic hasta 2013, Casillas deja atrás su faceta como futbolista donde alcanzó más de dos decenas de títulos con la Casa Blanca y la Selección de España, entre ellos la Eurocopa 2008, el Mundial de Fútbol 2010, la Eurocopa 2012 y tres Champions League.

"Mi recorrido en el mundo del fútbol empezó hace 30 años, ha sido un camino largo y, como todo camino, ha tenido momentos buenos, alegrías, pero también tristezas. En estos momentos de mi vida y con perspectiva, puedo decir sin lugar a dudas que ha merecido la pena", escribió en un comunicado, vía Twitter. 

Con motivo de su retiro, SEMANA recapitula las demostraciones de talento más recordadas por el público.

2002

Vicente de Bosque le había quitado la titularidad al jugador en la Champions League, pero una lesión de César Sánchez favoreció a Casillas para su regreso a la portería en medio del partido final de la competencia. El juego se disputaba ante el equipo alemán Bayer Leverkusen y gracias a las paradas de balón del arquero y a la volea de Zinedine Zidane, considerara como el mejor gol de la Champions en toda su historia, el Real Madrid conquistó la novena orejona en la era de los galácticos. Desde entonces, Casillas fue inamovible en la plantilla.

En el mismo 2002, el madrileño se ganó su apodo de San Casillas al atajar tres penales en el partido de los octavos de final del Mundial de Fútbol realizado entre Japón y Corea. La Roja lo llevó como arquero oficial y le puso la dorsal número uno en el pecho, reconocimiento que el joven supo corresponder en el juego contra Irlanda. En los noventa minutos atajó el penalti de Harte, pero al llegar al empate 1-1 su determinación fue crucial para conseguir la victoria. España había fallado dos lanzamientos y tenía la desventaja desde el punto blanco, no obstante Casillas detuvo el tiro de Connolly y de Kibane para ser el héroe del día.

2008

Desde ese año y por cuatro más, Casillas fue considerado el mejor arquero del mundo por la FIFA y pasó a postularse como candidato al Balón de Oro, premio que lamentablemente nunca alcanzó. En la jornada 34 de la temporada 07/08 con el Real Madrid defendió los dos palos como nunca. Evitó que todas las llegadas del Athletic de Bilbao se convirtieran en gol, consiguiendo frenar también un penalti. En aquel juego, el club merengue ganó 3 por 0 y quedó a dos puntos de proclamarse campeón de La Liga; título que se llevó finalmente. 

Además, durante la Eurocopa 2008, su actuación frente a Italia en tanda de penaltis aseguró el paso de la selección a la siguiente fase. 

2009

La parada al argentino Diego Perotti fue por largo tiempo definida como la mejor muestra de habilidad de Casillas. El 4 de octubre, frente al Sevilla FC, el guardameta se ubicó a ras de piso pasa sacar el balón que tocó el delantero con su pierna izquierda. Perotti alcanzó a celebrar el tanto sin percatarse que su rival había impedido la anotación. Dos años después, repitió su hazaña frente al mismo club a su connacional Manu del Moral.

2010

La Selección Española, bajo la dirección de Vicente del Bosque, obtuvo la anhelada copa del Mundial de Sudáfrica 2010. En ese triunfo es imposible olvidar que Casillas detuvo, al minuto 62, el remate de Arjen Robben cuando se apresuró al arco en solitario. La cara del holandés era de absoluta sorpresa, no podía creer que el pie derecho del portero le había quitado la oportunidad de anotar el primer gol en la final. 

2014

Casillas se volvió capitán del Real Madrid en 2011 y tres años después lograría su primera Champions League bajo ese cargo. Como dijo en el anuncio de su retiro, hubo momentos buenos, pero otros tristes. No obstante, comparando las alegrías que trajo a su equipo, cualquier error queda superado. En la final del torneo los dirigidos por Simeone anotaron el gol que abrió el marcador en un claro error de Casillas, pero eso pasó a un segundo plano cuando Sergio Ramos igualó el partido 1-1 para llegar vivos a la prórroga donde ganaron 4-1. 

A partir de 2015, el jugador pasó a defender las banderas del Porto, tras una decaída en su rendimiento con el Real Madrid y un deterioro en la relación con los directivos del club. En esta nueva era también tuvo un papel destaco, pero no igual al que vivió en el equipo que lo vio formarse y crecer en el campo. Desde el 2019 y, luego de sufrir un infarto de miocardio, Casillas formó parte del equipo técnico del Porto, hasta que finalmente colgó los guantes este 4 de agosto.