deportes

Impactante: así lograron rescatar a una nadadora que se desmayó en el mundial de natación

La competencia, que se lleva a cabo en Budapest, Hungría, tuvo uno de los momentos más tensionantes en su desarrollo.


A la española Andrea Fuentes, entrenadora de la nadadora estadounidense Anita Álvarez, hay que agradecerle mucho durante la realización de Campeonato Mundial de Natación. Este miércoles -22 de junio- se convirtió en la gran heroína, gracias a que salvó a su pupila de ahogarse en el fondo de una piscina.

Todo producto de una descompensación en la salud de Álvarez mientras realizaba sus ejercicios en la final de solo libre de natación artística.

Las imágenes que se han hecho virales en el deporte mundial muestran cómo la deportista empezó a descender de manera lenta en el agua y por poco toca el fondo de la pileta donde se encontraba, de no ser por la rápida acción de la española, tal vez otra habría sido la suerte de la joven nadadora.

Una vez pasado este sobresalto y habiendo estabilizado a la deportista, la entrenadora entregó el siguiente parte médico: “Anita está bien, los doctores revisaron sus signos vitales y todo se encuentra normal: ritmo cardiaco, oxígeno, niveles de azúcar, presión arterial, todo se encuentra bien. A veces olvidamos que esto también sucede en otros deportes de alto rendimiento. Maratón, ciclismo, campo traviesa...”.

“Todos hemos visto imágenes en las que algunos atletas no llegan a la línea de meta y otros los ayudan a lograrlo. Nuestro deporte no es diferente al resto, solo que es dentro de una alberca. Llevamos nuestro cuerpo al límite y a veces lo encontramos. Anita se siente bien ahora y los doctores también aseguran que se encuentra bien. Mañana descansará todo el día y decidirá junto con el médico si puede competir en la final libre por equipos. Muchas gracias a todos por sus buenos deseos para Anita”, complementó.

Resumen de la competencia

El joven rumano David Popovici y el francés Leon Marchand sumaron su segundo título en la jornada del miércoles del Mundial de natación de Budapest, en la que la estrella estadounidense Caeleb Dressel se declaró baja para el resto del campeonato por razones médicas.

Apenas dos días después de haber hecho historia al convertirse en el primer nadador rumano en ser campeón del mundo, tras ganar los 200 m libres, Popovici se confirmó a sus 17 años como una de las estrellas del Mundial que se disputa en Budapest, al colgarse también el oro en los 100 m libres.

Otro que hizo doblete fue Marchand, que el sábado se colgó el oro en los 400 m estilos y este miércoles repitió triunfo en los 200 m estilos.

En categoría femenina, los dos oros en individuales fueron para Canadá: a sus 15 años, Summer McIntosh se proclamó campeona del mundo de los 200 m mariposa con un crono de 2:05.20, superando a la estadounidense Hali Flickinger (2:06.08) y a la china Yufei Zhang (2:06.32), que completaron el podio.

McIntosh ya había ganado la plata en los 400 m estilos el pasado sábado, siendo superada únicamente por la estrella de la natación estadounidense Katie Ledecky.

Era la primera medalla de oro para la delegación canadiense en este campeonato, pero apenas unos minutos después Kylie Masse ganó la segunda al vencer en la final de los 50 m espalda.

La nadadora canadiense ya había logrado dos medallas de plata en los Juegos de Tokio hace un año, en los 100 y los 200 m espalda.

En la única final por equipos, los 4x200 m estilos en categoría femenina, Estados Unidos ganó el oro, por delante de Australia y Canadá, mientras que Brasil acabó en la sexta plaza.

Fuera de la piscina, la atención la concentró de nuevo Caeleb Dressel, llamado a ser una de las estrellas del campeonato, pero que tuvo que renunciar a lo que queda de evento por razones médicas y ya se encuentra de regreso a su país.

En Budapest, Dressel, de 25 años y siete veces campeón olímpico, ganó dos títulos, en los 50 m mariposa y en el relevo 4x100 m libres, antes de ser declarado baja en las semifinales de los 100 m libres.

*Con información de la AFP.