Home

Deportes

Artículo

England's Harry Kane with UEFA One Love armband during the UEFA Nations League Group C Match at San Siro Stadium, Italy. Picture date: Friday September 23, 2022. (Photo by Getty Images/Nick Potts/PA Images)
Se conoció que las sanciones podían ser ilimitadas. - Foto: Getty Images/Nick Potts/PA Images

qatar 2022

Inglaterra encendió la polémica del brazalete ‘One Love’ al asegurar que la Fifa los “amenazó”

El Mundial de Qatar 2022 ha generado varias controversias.

El Mundial de Qatar 2022 ha estado bajo investigación por distintas organizaciones por hechos de corrupción y violación de los derechos humanos. Desde su elección como sede, en diciembre de 2010, los ojos se posaron sobre este país porque no tenía infraestructura ni cultura futbolera.

Pero uno de los puntos que más han causado indignación en el mundo es que el país árabe, donde se profesa el islam, tiene estrictas restricciones contra la comunidad LGBTIQ+. En Catar es ilegal la homosexualidad y puede tener castigos severos.

Ante esta situación, un grupo de selecciones europeas había informado que usarían un brazalete de capitán con el mensaje ‘One Love’ y los colores que representan al orgullo gay, pero esta iniciativa fue descartada porque la Fifa, además de imponer multas, dio la instrucción de amonestar a los futbolistas que porten ese distintivo.

Ya con la polémica consumada, en las últimas horas se conocieron unas declaraciones que dejan entrever el malestar por esa decisión de la Fifa. Mark Bullingham, director ejecutivo de la Asociación del Fútbol de Inglaterra (FA, por sus siglas en inglés), expresó que el máximo organismo de este deporte “intervino” y los “amenazó”.

“Teníamos claro que queríamos llevarlo (el brazalete One Love) y estábamos comprometidos. Anunciamos que lo haríamos ya en septiembre, tuvimos muchas reuniones con la Fifa durante ese período y el sábado, antes del partido, sentimos que habíamos llegado a un acuerdo. No teníamos permiso, pero afrontaríamos la multa”, dijo en conversación con ITV Sport.

Pese a que todo estaba acordado, Bullingham contó que “el día del partido” ante Estados Unidos les “avisaron dos horas antes” que el capitán no podía portar el brazalete en apoyo a la comunidad LGBTIQ+: “Vinieron aquí con cinco árbitros y nos anunciaron que, como mínimo, cualquiera que usara el brazalete se enfrentaría a medidas disciplinarias ilimitadas”.

Este directivo reveló que “no se trataba solo de multa o tarjeta, sino que podrían restar puntos”, además de las mencionadas sanciones “ilimitadas”. “Estamos frustrados, estamos enojados, pensamos que fue indignante la forma en que se gestionó esto. Queríamos mostrar nuestro apoyo a la comunidad LGTBI y no pudimos hacerlo”, dijo.

Y como no podrían “poner a los jugadores en esa posición”, decidieron no usar el brazalete One Love, así como las demás selecciones europeas que pensaban usarlo como Alemania, Bélgica, Gales, Dinamarca, Países Bajos y Suiza.

“Muchos de ellos han soñado con jugar el Mundial desde que eran jóvenes. Y de repente es posible que no puedan participar...”, explicó Mark Bullingham.

Para alivianar la situación, antes de los juegos de la fecha 1 en la fase de grupos del Mundial de Qatar 2022, la Fifa emitió un comunicado en el que aseguró que “el fútbol se une tras el llamado a la No Discriminación”, e indicó que son “una organización inclusiva y apoya todas las causas legítimas, como One Love”.

Es por eso “que su campaña No Discriminación se ha adelantado desde la etapa de cuartos de final planificada para que los 32 capitanes tengan la oportunidad de usar este brazalete” durante la Copa del Mundo.

“Esto está en consonancia con el artículo 13.8.1 del Reglamento de equipamiento de la Fifa, que establece: ‘Para las competiciones finales de la Fifa, el capitán de cada equipo debe llevar el brazalete de capitán proporcionado por la Fifa’. El reglamento de la Copa Mundial de la Fifa Qatar 2022, aprobado por todos en el juego, existe para preservar la integridad del campo de juego para todos los participantes y se aplica por igual a todos los equipos que compiten”, agrega en su página web.

Además, el máximo ente del fútbol aseguró que “es una organización inclusiva que quiere poner el fútbol en beneficio de la sociedad apoyando causas buenas y legítimas”. Eso sí, dejó claro que “tiene que hacerlo en el marco del reglamento de competición que todos conocen”.