perfil

¿Quién es Marcela Giraldo, la primera mujer en presidir un fondo privado de pensiones en Colombia?

Marcela Giraldo es la nueva presidente de Colfondos. Su apuesta será la pedagogía y el acompañamiento para que los colombianos no se sientan solos en la planificación de su retiro.


Una de las actividades que más disfruta Marcela Giraldo es la lectura. Aunque es amante de las novelas históricas, no significa que en su mesa de noche no reposen algunos libros de diferentes temas.

De hecho, el último libro que la tuvo enganchada fue No rules rules, del fundador y CEO de Netflix, Reed Hastings, en el que cuenta cómo es la cultura organizacional de una de las compañías de tecnología más importantes de los últimos tiempos, y del que seguramente tomará algunas recomendaciones para comenzar su nueva etapa como presidenta de Colfondos.

Es bogotana, tiene 38 años y llegó al mundo de las AFP gracias a su gusto por las matemáticas. Cuenta que su pasión por los números la llevó a estudiar Ingeniería Industrial en la Universidad de los Andes. Cursando la carrera esperaba aportar todos sus conocimientos a la empresa familiar que habían fundado sus padres y que pertenecía al sector de la confección.

Sin embargo, la vida misma la fue llevando por otra industria. Su carrera laboral comenzó en Seguros Bolívar y Davivienda, empresas en las que, según confiesa, comprendió de primera mano todo lo que hay detrás para que una gran compañía funcione y tenga impacto en la sociedad.

Luego se dedicó al mundo de las consultorías estratégicas trabajando para algunas empresas locales y por medio de las cuales, hace unos diez años, dio sus primeros pasos en los fondos de pensiones.

Tras cumplir con los objetivos, Giraldo tomó la decisión de seguir creciendo intelectualmente y fortalecer sus conocimientos, realizando un MBA en la Universidad de Georgetown. De allí saltó a desempeñar un importante papel en Scotia Crecer, una administradora de fondos de pensiones respaldada por el grupo Scotiabank y que tiene presencia en República Dominicana.

Allí enfrentó grandes retos, pues además de empaparse sobre el régimen pensional de ese país, se topó con el que sería su primer cargo como líder. Giraldo asegura que su mayor aprendizaje fue que para tener resultados exitosos en la dirección de cualquier compañía es necesario contar con un equipo sólido y diverso.

Precisamente, considera que el comprender las fortalezas y habilidades de cada uno de sus colaboradores es clave para lograr un trabajo coordinado y en conjunto obtener resultados.

Su experiencia laboral, asegura, la llevó a convertirse en una apasionada por el mundo de las pensiones, pues lo ve como una parte estructural que tiene como único fin acompañar a las personas en uno de los momentos más cruciales de su vida: el retiro. Y es en este punto donde quiere focalizar sus esfuerzos en su nuevo rol como presidenta de Colfondos.

Resalta que en 2020, pese a que esta fue una de las industrias más golpeadas por el aumento en las cifras de desempleo que desató la crisis por el coronavirus, la AFP hizo un buen trabajo y las perspectivas para 2021 son bastante optimistas.

De hecho, al 23 de diciembre de 2020, Colfondos administra cerca de 44,5 billones de pesos en fondos de pensiones obligatorias y cesantías y ha obtenido 3,65 billones de pesos en rendimientos. Además, logró posicionarse en el primer lugar de rentabilidad en el portafolio de pensiones obligatorias de mayor riesgo y en el de cesantías de largo plazo en comparación con la industria.

En ese contexto, Giraldo espera una reactivación en el empleo, lo que sin duda se notará en el aumento de los cotizantes. También prevé un panorama positivo en el ahorro en cesantías, las cuales se convirtieron en salvavidas para miles de ciudadanos que se vieron afectados económicamente durante la pandemia. Esto tendrá un efecto positivo, pues generará en los ciudadanos una concientización sobre la importancia de contar con estos ahorros.

A esto se une la necesidad de comprender las nuevas dinámicas de empleo que se están generando. Por ello, afirma que uno de los retos es llevar los empleos que están surgiendo con la llegada de la tecnología y las economías colaborativas a esta industria. “Lo clave es participar de manera activa con los reguladores y todos los actores para buscar un mejor sistema para todos”, dice.

En este trabajo hay un tema que para Giraldo es transversal: la pedagogía. Afirma que es clave, especialmente en las poblaciones más jóvenes del país, hacer procesos de educación y acompañamiento que les permita tener claridad sobre cómo funciona el sistema pensional y por qué es importante ahorrar y planear su futuro.

Siguiendo esta línea, para Giraldo uno de sus objetivos en Colfondos es mejorar la fidelización de los afiliados, para lo cual implementará una estrategia de acompañamiento y cercanía con los cotizantes con el objetivo de que no se sientan solos en la planificación de su futuro.

Más allá de las metas y los logros que se plantee Giraldo en ese nuevo cargo, su llegada tiene un gran significado, pues su presencia irrumpe un sector ampliamente dominado por los hombres. El toque femenino que ella le agregue a esta industria cumplirá un papel importante para seguirles abriendo campo a otras mujeres en sectores y cargos en los que nunca antes se habían imaginado: así se rompe el techo de cristal.