precios

Azúcar con inflación alta pone a los colombianos a desayunar con aguapanela

La inflación tuvo una trepada en abril que no se la esperaban ni los analistas. El indicador, en 9,23 %, sigue impulsado por el precio de los alimentos. Asocaña explica la situación de su sector.


En Corabastos, donde los colombianos se ven cara a cara con la carestía, se registra un descenso en el abastecimiento de azúcar por parte de la industria, lo que está generando una escalada en el precio del producto y llevando a los colombianos a reemplazar este artículo de la canasta básica por la panela.

El desayuno con agua de panela se volvió más frecuente, debido también al alto costo de la leche, el pan, el huevo, que son parte de los productos que las familias llevan habitualmente a la mesa, cuando tienen precios accesibles.

En este momento, en cambio, vuelven a panela, teniendo en cuenta que el azúcar, según los comerciantes, es un producto que está azotado por el invierno, el cual, ha dejado las vías en mal estado, lo que ha dificultado la labor de la molienda y conducido a cierto desabastecimiento que de inmediato presiona los precios.

Lo cierto es que, según Corabastos, el precio promedio estaba en $160.000 la paca con 50 kilos durante abril y ahora está en $190.000.

El panorama del azúcar está en línea con la alta inflación que se registra en el país, la cual fue sorprendente hasta para los analistas, al ubicarse en 9,23 % en los últimos doce meses, hasta abril, según el informe presentado por el Dane.

Los alimentos reinaron como impulsores de la variación en los precios. Se incrementaron en 26 % en el cuarto mes del año y, además de golpear el bolsillo de las familias, también promueven ajustes en los precios de la comida en los restaurantes.

Lo que dice Asocaña

En el caso del azúcar, el gremio azucarero dio sus argumentos, desde la perspectiva de los productores.

Según dijeron a SEMANA, la inflación de alimentos es un fenómeno mundial. Aunque Colombia es un país tomador de precio del mercado internacional, gracias a los instrumentos de estabilización el aumento de los precios internacionales del azúcar no se traslada por completo a los precios internos, puesto que el Sistema Andino de Franjas de Precios reduce el arancel del azúcar cuando los precios internacionales se incrementan.

Por esta razón, en estos dos últimos años el precio doméstico del azúcar pasó de $1.250 la libra (abril de 2020) a $1.618 la libra (abril de 2022), un aumento del 29 %, frente al 64 % del internacional. Colombia tiene uno de los precios más bajos de azúcar en la región, pese al aumento de los precios internacionales.

También la culpa es de Rusia

“Por cuenta de la invasión de Rusia a Ucrania estamos viendo una presión importante a nivel internacional sobre los precios de todas las materias primas, incluido el azúcar”, dice Asocaña, gremio de azucareros.

Agregan además que esa crisis llegó en una coyuntura en que los precios de estos productos ya estaban en niveles históricamente altos.

Hay dificultades para sacar la caña de las fincas y llevarla a los lugares de la molienda.
Hay dificultades para sacar la caña de las fincas y llevarla a los lugares de la molienda. - Foto:

De acuerdo con la sustentación de Asocaña, desde el momento más crítico de la pandemia, el precio internacional del azúcar blanco se incrementó 64 % (abril de 2022, frente a abril de 2020).

Razones del incremento

Argumentan además que el incremento tiene varias razones y son las siguientes:

  • Por una oferta de azúcar muy ajustada a nivel internacional: Brasil y Tailandia, dos grandes exportadores de azúcar, tuvieron problemas con su producción.
  • Por los problemas logísticos ya conocidos, relacionados con la crisis de contenedores y el manejo de covid-19 en China
  • Por el aumento de los precios de la energía y de los fertilizantes, que ha generado una inflación de costos en la agricultura a nivel mundial, incluidos los de cultivos como caña y remolacha.

Pese al fenómeno mundial de inflación de alimentos, Colombia ha logrado a través de sus instrumentos de estabilización, que el precio interno del azúcar sea uno de los más bajos de la región, sustentan los voceros gremiales. Aún así, los hogares colombianos no dejan de sentir el golpe en el bolsillo por los precios altos de los alimentos, incluidos los del azúcar.