empresas

Justo & Bueno solicitó su liquidación ante la Supersociedades

Este jueves 12 de mayo se conocerá la decisión final respecto a este caso.


Ante la caída de la posibilidad de la llegada de un inversor chino que le inyectara liquidez a Justo & Bueno, las alternativas de esta compañía, al parecer, se limitaron simplemente a aceptar su liquidación, o por lo menos así se aprecia en la más reciente comunicación que enviaron a la Superintendencia de Sociedades.

A un día de que se tome una decisión de fondo sobre el futuro de esta empresa, el apoderado de la misma, Nicolás Polonia Tello, envío una carta a la Supersociedades en la que solicita la liquidación de la Sociedad Mercadería S. A. S., con el fin de pagarles a sus acreedores.

Esta solicitud se da, según el apoderado, entendiendo que no se recibieron los recursos esperados por parte del inversor interesado, ni tampoco hubo explicaciones sobre el plan de pagos y gastos de administración, que son claves para definir la reorganización de la compañía, ante lo cual no queda otra opción que pedir la terminación de la sociedad.

“Durante el horario de oficina del 10 de mayo y hasta la hora en la que se radicó este escrito, no se produjo ingreso de recursos a las cuentas de Mercadería S. A. S. ni se recibió noticia de que algún tercero hubiera hecho pagos de gastos de administración a cargo de esta compañía”, dice la comunicación.

Este jueves 12 de mayo, la Superintendencia de Sociedades tomará una decisión de fondo en este caso, luego de que la semana pasada aplazara la audiencia, mientras se concretaba la inyección de fondos por parte de un capital extranjero, situación que al final no sucedió.

“Lamentamos profundamente que no se haya efectuado el pago como prometió el nuevo propietario a los colaboradores, arrendadores y acreedores. En virtud de nuestro análisis de inviabilidad, es nuestro deber solicitar la apertura del proceso, actuando con responsabilidad ante los acreedores, las autoridades, la sociedad, y ante quienes han sido beneficiados por este modelo que busca mejorar la calidad de vida de las familias”, agregó Mercadería S. A. S. en su comunicado.

De igual forma, también se radicó ante la Superintendencia el acuerdo de venta de HD Colombia S. A., matriz de Mercadería S. A. S. con la compañía JF Capital International Ltd., firmado el pasado 29 de marzo.

Hay 501 denuncias de incumplimientos y 20 tutelas contra Justo & Bueno

Durante una audiencia pública de Justo & Bueno realizada semanas atrás, se conoció que hay 501 denuncias de incumplimientos con los gastos administrativos, 20 tutelas provenientes de acreedores y arrendadores, y 98 memoriales laborales desde que se inició la reorganización empresarial.

Además, el pasivo posterior a la reorganización de Justo & Bueno ascendía hasta marzo a 96.583 millones de pesos. De igual manera, se presenta una disminución en el número de trabajadores producto de renuncias, así como un descenso en el número de tiendas abiertas, lo que tiene preocupados a los empleados, a los exempleados y a los proveedores.

Mujeres sin recibir pagos estando en licencia de maternidad, con bebés por alimentar; personas desempleadas que no han recibido recursos de liquidación para enfrentar la desocupación; trabajadores activos sin sueldos desde hace varios meses, fueron algunos de los testimonios que dieron los intervinientes en la audiencia.

César Higuita fue uno de los voceros de los trabajadores, quien recordó que son más de 7.000 los trabajadores que esperan impacientes el pago de sus salarios, con atrasos superiores a 90 días.

Las mayores dificultades se presentan con los atrasos de Justo & Bueno con la seguridad social que, según los voceros de este segmento, son cifras astronómicas. Por ejemplo, hay deudas con Porvenir, Protección, Colfondos y Colpensiones, por cuenta de aportes a la seguridad social.

Las desvinculaciones laborales serían del 15 %, de acuerdo con lo expresado por los trabajadores, mientras que los que fueron despedidos estarían esperando sus liquidaciones, en ocasiones, desde que empezó el año, sin tener recursos con los cuales sostener a sus familias. Hasta los aprendices del Sena se declararon afectados y muchos trabajadores dijeron que siguen metiendo el hombro pese a que deben llegar a los lugares de trabajo a pie, sin tener con qué pagar un transporte público.