mundo

Shell anuncia que no comprará más petróleo ruso

La compañía dio a conocer su decisión luego de las fuertes críticas recibidas tras la adquisición la semana pasada de un cargamento de crudo ruso para su refino.


La petrolera anglo-holandesa Shell ha anunciado este martes que no volverá a comprar petróleo ruso, así como que retirará su participación de todos los hidrocarburos de este país.

“Somos muy conscientes de que nuestra decisión de la semana pasada de comprar un cargamento de petróleo crudo ruso para refinarlo en productos como gasolina y diesel, a pesar de haberlo hecho pensando en la seguridad de los suministros, no fue la correcta y lo lamentamos”, ha asegurado el consejero delegado de Shell, Ben van Beurden.

De este modo, el máximo ejecutivo de la petrolera ha anunciado que la posición de Shell pasa por “dejar de comprar crudo ruso de inmediato en el mercado al contado y no renovar los contratos a plazo”, mientras que destinará las ganancias procedentes de los remanentes de petróleo ruso procesado a un fondo cuyos recursos tratarán de aliviar las consecuencias de la guerra para el pueblo de Ucrania.

Asimismo, en estrecha consulta con los gobiernos, la petrolera está cambiando su cadena de suministro de petróleo crudo para eliminar los volúmenes rusos, aunque ha advertido de que podría llevar semanas en completarse y conducir a una reducción del rendimiento en algunas refinerías.

Además, Shell también comenzará de inmediato el proceso para cerrar sus operaciones de estaciones de servicio, combustibles de aviación y lubricantes en Rusia, mientras que dará inicio al procedimiento para una retirada gradual de los productos petrolíferos rusos, el gas de gasoducto y GNL.

“Este es un desafío complejo. Cambiar esta parte del sistema energético requerirá una acción concertada por parte de los gobiernos, los proveedores de energía y los clientes, y la transición a otros suministros de energía llevará mucho más tiempo”, ha advertido.

La semana pasada, Shell anunció su intención de salir de las empresas conjuntas en las que participa junto a Gazprom, así como de poner fin a su participación en el proyecto del oleoducto Nord Stream 2.

A finales de 2021, Shell tenía alrededor de 3.000 millones de dólares (2.680 millones de euros) en activos no corrientes en estas empresas en Rusia, ha precisado la compañía, advirtiendo de que la decisión de iniciar el proceso de salida afecte al valor en libros de los activos de Shell en Rusia y provocará deterioros.

Rusia advierte consecuencias “catastróficas” si prohíben importar su petróleo

Rusia advirtió este lunes de las “consecuencias catastróficas” en caso de un embargo occidental sobre el petróleo ruso, que Estados Unidos y la Unión Europea están estudiando como posible medida de represalia por la intervención militar rusa en Ucrania.

“Es bastante obvio que la negativa de comprar petróleo ruso tendrá consecuencias catastróficas para el mercado mundial”, dijo el vice primer ministro ruso de Energía, Alexander Novak. “El aumento del precio podría ser imprevisible y alcanzar más de 300 dólares por barril o más”, dijo, citado por las agencias de noticias rusas.

Según Novak, es imposible sustituir rápidamente el petróleo ruso para el mercado europeo por una fuente alternativa.

“Llevará varios años y será mucho más caro para los consumidores europeos, que serán las principales víctimas de este escenario”, advirtió.

El precio del barril de crudo Brent del mar del Norte rozó los 140 dólares el domingo, cerca de su máximo histórico de 147,50 dólares alcanzado en julio de 2008.

Las declaraciones de Novak se producen mientras Estados Unidos y la UE discuten la imposición de sanciones sobre el petróleo y el gas rusos en represalia por la intervención militar de Rusia en Ucrania, en el marco de una serie de duras sanciones económicas contra Moscú en los últimos días.

*Con información de Europa Press