vehículos

Toyota va por segmentos de ingreso medio en Colombia

La meta es no solo ofrecer SUV y vehículos de alta gama, sino también modelos más al alcance del bolsillo de más colombianos.


Son muy buenos tiempos para Toyota en Colombia. En junio, logró convertirse en la tercera marca más vendida del país, y todo por cuenta de su más reciente lanzamiento, la Corolla Cross, una USV que aunque sigue estando en la parte alta del segmento medio, es un abrebocas de lo que puede ocurrir en términos de ventas para esta famosa marca japonesa.

El cambio aún no es estructural: Toyota, en lo corrido del año, es la quinta marca del mercado. Lo sucedido en junio tal vez solo sea una coyuntura, pero la apuesta es lograr ese cambio estructural en los próximos años. Y todo indica que van por buen camino.

Aunque no es un vehículo de bajo precio (su valor está por encima de los $90 millones) en junio se lograron vender las 950 unidades de la Corolla Cross que habían traído para la venta.

Según Juan Manuel Alvarado, vicepresidente Comercial de Toyota, “en junio nosotros lanzamos la Corolla Cross, que es nuestra nueva estrella dentro de estos modelos SUV y gracias al buen volumen terminamos junio con 10,4 por ciento del market share, detrás de Chevrolet y Renault”, explicó el ejecutivo.

Van por menores precios

Lo que cabe destacar de este resultado son dos cosas: primero, que el consumidor respondió con creces a esta apuesta de Toyota, lo que muestra que el mercado tiene una demanda fuerte que se había restringido por cuenta de la pandemia y, segundo, que esta firma japonesa ve con enormes posibilidades la idea de apostarle a segmentos de vehículos de menor precio, con lo que podría pensar en ganarse -de manera permanente- el tercer lugar del market share en el país.

“Nosotros no estamos pensando en qué puesto ocupar en el market share, sino en que nuestros clientes estén satisfechos y nos sigan prefiriendo”, advirtió Alvarado. Este argentino lleva 22 años en Toyota y llegó al país, a comienzos de 2021, para hacerse cargo de la estrategia comercial en este mercado.

Para él, este año va a ser de recuperación. El mercado automotor logró en el primer semestre 111.000 unidades, con un crecimiento del 53% frente al mismo período de 2020.

“En el caso de Toyota, logramos el registro de 7.900 vehículos, y crecimos por encima del mercado, casi 58 %. Esto nos está permitiendo un poco más de participación frente a 2020”, explicó.

Para su plan estratégico de cara a los próximos años, Toyota está buscando alcanzar a más clientes de ingreso medio. Por eso la oferta va a ser cada vez más agresiva en este segmento y ya no exclusivamente en SUV y alta gama.

De acuerdo con lo expresado por Alvarado, la meta es fortalecerse en este frente en los próximos años: “lo que queremos hacer es seguir siendo una marca con la cual el cliente colombiano encuentre muchas alternativas de movilidad y no solamente tener un portafolio de vehículos de alto valor. La meta es abastecer a clientes que hoy compran vehículos pequeños y necesitan movilidad; ese es el segmento donde se concentra la mayor parte del mercado, el segmento B. Ahí tenemos la oferta de Yaris sedan y hatchback. Recién estamos empezando el camino y vamos a expandir fuerte esa oferta y ofrecer un portafolio más sólido a los clientes y no solo los de alta gama o alto valor”.

Hasta 2019, antes de la pandemia, Toyota logró vender 15.500 unidades. Esperan que este año superen ese indicador, con lo que lograrán niveles nuevamente prepandemia y buscarán consolidarse en el tercer lugar de la oferta de vehículos en el país.

Toyota, dijo el ejecutivo, tiene un portafolio mundial de vehículos en todas las gamas y tecnologías. Hay vehículos tradicionales de combustión, hidrógeno, híbridos y eléctricos.

Sobre la situación general de la industria destacó que han sido tiempos difíciles por distintas razones. La primera y obvia es la pandemia que significó, como para la mayor parte de las industrias, una caída abrupta. Pero a esto se le han sumado los problemas logísticos y los asociados a la escasez de microcomponentes, lo que ha afectado la fabricación de carros a todas las marcas. Finalmente ha habido problemas puntuales que significaron el paro de varias fábricas de vehículos en Brasil y Argentina bien por los rebrotes del virus o bien por accidentes puntuales.

Todo esto explica en general que hoy haya una demora de hasta 4 meses en la oferta de vehículos en muchos mercados. Así le ha pasado a Toyota con algunos carros.

Alvarado destacó en general el comportamiento del mercado colombiano y explicó cómo el país lleva el liderazgo en la adopción de tecnologías de electrificación en la movilidad. “El consumidor colombiano es cada vez más sofisticado. Hay una cifra que demuestra eso: en este primer semestre de 2021 ya se han vendido más vehículos híbridos que en todo el 2020. Y uno de cada dos híbridos vendidos es de marca Toyota”, finalizó.