Creativo
El gobierno colombiano, empresas del sector energético y la cooperación alemana buscan, conjuntamente, impulsar la reindustrialización del país hacia las energías renovables. - Foto: Getty Images/iStockphoto

energias renovables

Gobierno, empresas del sector energético y cooperación alemana, trazan acciones para impulsar las energías renovables en el país

Los esfuerzos están encaminados, entre otras cosas, a convertir a Colombia en un país exportador de hidrógeno verde.

La transición energética, apuesta bandera del actual Gobierno, ha logrado sumar a un importante socio estratégico internacional; donde los esfuerzos están direccionando a transformar la industria nacional para que esta sea, cada vez más verde, contribuyendo así a un desarrollo económico sostenible.

En el marco del primer Diálogo Binacional Colombia-Alemania, que se desarrolla en Cartagena, se dio a conocer el interés del país germano por apoyar el proceso de reindustrialización que viene impulsando el país, por lo que se han sellado varios memorandos de entendimiento que están orientados a brindar asistencia, transferencia de conocimiento e inclusive, apoyo económico, para que Colombia avance hacia una economía basada en las energías renovables.

De acuerdo con información suministrada por el Gobierno nacional, el trabajo articulado que se adelantará con el gobierno alemán le apunta a la “descarbonización” de la economía nacional, con miras a convertir al país en un exportador de energía limpia. En ese esfuerzo, se anunció que se llevarán a cabo acciones para el desarrollo el sector del hidrógeno verde, conformado por las energías renovables y de bajas emisiones como la eólica (generada por el viento) y electrólisis de agua, principalmente.

“Colombia cuenta con una combinación óptima de abundantes recursos, un potencial excelente para parques solares y eólicos, y acceso al agua, así como capacidad de exportar a países de gran demanda energética como Alemania”, expresó el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Germán Umaña.

El alto funcionario indicó que es el momento para fortalecer y profundizar los vínculos bilaterales con el país europeo y su sector energético, con el objetivo de avanzar en la transición energética que busca el país. “Lo que queremos es dar costos competitivos a partir de 2030 en un mercado local y a 2050 en el mercado internacional, generando cadenas de valor”, manifestó.

En ese sentido, la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, manifestó que “desde el Gobierno Nacional, hemos identificado en el amoníaco verde una oportunidad importante para el despliegue de la Economía del Hidrógeno en Colombia, logrando un encadenamiento con la producción de fertilizantes, que aporten a la seguridad alimentaria y al mejoramiento de la productividad del sector agrícola del país”.

“En este sentido, estamos trabajando para dar cumplimiento a la Hoja de Ruta del Hidrógeno que nos permita alcanzar las metas previstas a 2030″, apuntó.

Para Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol, “esta es una gran oportunidad para profundizar nuestras relaciones con Alemania y aumentar la inversión en proyectos de nuevas energías, incluidas las renovables y el hidrógeno, a través de mecanismos de financiación que ofrece el gobierno alemán”.

“En nuestro objetivo de ser un actor clave en la transición energética de la región, Ecopetrol tiene gran interés en tener acceso temprano al desarrollo de nuevas tecnologías en Alemania y generar transferencia de conocimiento para su escalamiento en Colombia”, indicó.

De cara a estas acciones conjuntas, estas dos carteras del Gobierno nacional, junto con Ecopetrol, el Grupo de Energía de Bogotá y Promigas; suscribieron un Memorando de Entendimiento donde se comprometen a avanzar en una producción y un funcionamiento industrial sostenible en el país. Es decir, trabajarán en el fortalecimiento del intercambio científico para mitigar las barreras técnicas concernientes a la transición energética. También acordaron avanzar en acciones internacionales, con socios estratégicos, destinadas a impulsar la reindustrialización basada en energías renovables.

“Esta transición también debe enfocarse en generar empleos, fortalecer el capital humano y facilitar la inserción de las comunidades, por lo que se enfatizará en la importancia del rol del empleo y de las comunidades locales en el proceso de reindustrialización. Finalmente, los firmantes se comprometieron a desarrollar conjuntamente un artículo para el Plan Nacional de Desarrollo con el fin de impulsar la producción industrial del país con energías renovables y procesos de descarbonización”, enfatizaron ambos Ministerios.

Para este esfuerzo, Colombia requerirá de países comprometidos con el mismo objetivo, apoyo en transferencia de tecnología y conocimiento, y financiación a largo plazo de los procesos de transición energética; por lo que, el respaldo que brindará el país europeo, se traducirá en estos frentes ya mencionados.