salud

Con alto nivel de ocupación en UCI, hospitales y clínicas piden a EPS puntualidad en pagos

En Soacha tuvieron inhabilitadas 18 camas a causa de la deuda de Nueva EPS y Famisanar. Reabrieron 7. Estos son los puntos de vista de la situación.


Nada más urgente en estos momentos de la pandemia en Colombia que la oportunidad de vivir que puedan tener los ciudadanos en los centros de atención en salud, donde cientos de médicos y enfermeras ponen todo de su parte para atender y salvar a los afectados por el coronavirus.

El pago oportuno por parte de las EPS a los hospitales y clínicas es más urgente que nunca, pues de ello depende la continuidad de los servicios, principalmente los de las unidades de cuidados intensivos, donde el personal de salud intenta arrebatar de la muerte a los pacientes que se complican.

En esas áreas, la cama no lo es todo. Los insumos que se requieren, los especialistas en un tema tan específico, los aparatos, todo en conjunto demanda muchos recursos financieros, y es ahí donde entra a jugar la deuda crónica de las EPS con los hospitales y las clínicas, la cual, según el gremio que los agrupa –ACHC– cerró el año 2020 con una cartera de $10,6 billones, con una morosidad de aproximadamente el 59 % (cartera vencida más allá de 60 días), solo contando 202 hospitales y clínicas (cerca de un 20 % de la capacidad instalada del país).

Una muestra de lo clave que es en estos momentos el pago oportuno de las EPS a las IPS, sucedió en Soacha. Hace un par de días, el alcalde de ese municipio, Juan Carlos Saldarriaga, hizo un llamado de “auxilio”, con el cual les pidió a las EPS “el pago oportuno de sus deudas a los hospitales para así lograr salvar vidas”.

El llamado del mandatario de Soacha se deriva de la situación que se presenta en esta localidad, que los llevó a celebrar con alborozo la reapertura de 7 camas UCI en la Clínica San Luis. ¿Por qué estaban cerradas en medio de una pandemia?

Según la Alcaldía, con una ocupación de UCI del 100 %, de una capacidad instalada de 109 camas en la ciudad, tenían 18 inhabilitadas, debido a una deuda superior a los $17.000 millones que tienen la Nueva EPS y Famisanar con los centros de salud de Soacha.

El director del gremio de hospitales y clínicas, Juan Carlos Giraldo, también se sumó al mismo llamado que hizo el alcalde, puesto que “si los hospitales y las clínicas no tienen un adecuado flujo de recursos que les permita sufragar los gastos en los cuales incurren (principalmente pago de recursos humanos y compra de insumos, dispositivos, medicamentos, equipos, oxígeno, entre otros), la operación en el corto plazo se puede ver afectada”.

Juan Carlos Giraldo, director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas
Juan Carlos Giraldo, director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas - Foto: Guillermo Torres

Para Giraldo, “en estos momentos de pandemia se requiere la máxima fluidez de recursos, pero infortunadamente son muchas las quejas de diferentes regiones respecto a la morosidad de las carteras, de parte de las EPS”.

El dirigente gremial expresa que “este era el momento del juego limpio, pero el sector hospitalario sigue afectado”.

SEMANA consultó también a Gustavo Morales, presidente de Acemi –el gremio de las EPS–, sobre la situación, y esta fue su respuesta: “En Acemi no tenemos indicador de morosidad. Todas nuestras EPS están cumpliendo los planes de pago acordados en los respectivos contratos”.

El panorama en casos de covid-19

Según el Ministerio de Salud, este viernes se registraron 17.525 casos nuevos de covid-19, mientras que las muertes sumaron 453 en el día. Al 7 de mayo, Colombia tiene en sus estadísticas a 2.968.626 casos confirmados de covid, de los cuales hay 93.178 activos. Los fallecimientos totales son de 76.867 personas hasta la fecha, lo que implica que los recuperados del virus suman 2.788.751.

Esas cifras requieren que las unidades de cuidados intensivos en clínicas y hospitales cuenten con todo lo necesario para poder seguir atendiendo a los pacientes que se complican, luego de ser contagiados con el virus.