nación

Atentos: esto pasará con los subsidios en el Gobierno de Gustavo Petro, ¿desaparecerán?, director de Planeación responde

César Ferrari fue nombrado recientemente como el nuevo director de Planeación Nacional.


Este martes -10 de agosto- se conoció que el presidente de la República, Gustavo Petro Urrego, nombró a César Ferrari como nuevo director de Planeación Nacional (DNP).

Petro realizó el anuncio por medio de su cuenta de Twitter, en cuyo mensaje destacó la hoja de vida de Ferrari, quien ahora integrará uno de los departamentos más cruciales del Gobierno. El nuevo director del DNP estaba dictando clases en la Universidad Javeriana, en el área de Economía.

“Cesar Ferrari será el director de planeación nacional, DNP, ingeniero civil de la Universidad Católica del Perú, máster en planificación regional y urbana de la New York University, y doctor en Economía de Boston University, actual profesor de Economía de la Javeriana”, trinó el presidente Gustavo Petro.

En ese sentido, el nuevo jefe del DNP habló en W Radio y contó que pese a que “la función pública es ingrata, da la posibilidad de hacer una contribución al bienestar de la gente y superar los problemas que este país tiene”.

Ferrari se refirió a los subsidios y a lo que pasará con ellos, “no pueden ser los sustitutos del trabajo. Lo que necesitamos es una política de pleno empleo. Y poco a poco los subsidios tienen que ir desapareciendo. Eso no va a ser ni mañana ni pasado, pero esa debe ser la retórica fundamental”.

Y recalcó en la necesidad de “comenzar a pensar que las inversiones ya no se deben ir a los sectores que no tienen futuro, sino a la agricultura, turismo y economías digitales”.

De acuerdo con información suministrada por la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, Ferrari es ingeniero civil de la Pontificia Universidad Católica del Perú, graduado en 1968. “Cursó su maestría en Planificación Urbana de la Universidad de Nueva York entre 1969 y 1971. En la Universidad de Boston obtuvo su maestría en Desarrollo Económico en 1979 y en esta institución finalizó su doctorado en Economía en 1982″, dice el perfil.

Y agrega: “Profesor titular de la Pontificia Universidad Javeriana desde 1999 en el Departamento de Economía, donde fue director de la maestría en Economía. Fue director gerente General del Banco Central del Perú y director técnico del Instituto Nacional de Planificación del Perú. Asesor del Fondo Monetario Internacional (FMI) a los Bancos Centrales de Guinea-Bissau y Angola entre 1994 y 1999″.

“Dentro de sus investigaciones y publicaciones ha trabajado temáticas como el desarrollo financiero, la globalización y la política económica. Ha sido profesor y conferencista en varias universidades de Latinoamérica”, detalló la Academia Colombiana de Ciencias Económicas.

Por otro lado, esta semana el presidente Gustavo Petro realizó el primer consejo de ministros de su gobierno, en el cual se empezó a definir la hoja de ruta de las metas que se deben cumplir para los primeros 100 días de administración. La reunión de alto nivel duró cerca de tres horas.

Al encuentro asistieron los integrantes del gabinete Petro que fueron nombrados, entre ellos, el ministro del Interior, Alfonso Prada; el ministro de Educación, Alejandro Gaviria; el canciller Álvaro Leyva Durán; la ministra de Agricultura, Cecilia López; Patricia Ariza, ministra de Cultura; Carolina Corcho, ministra de Salud; la ministra de Medio Ambiente, Susana Muhamad; el ministro de Defensa, Iván Velázquez, entre otros jefes de cartera.

Entre las metas más urgentes que tiene el gobierno Petro está la aprobación rápida de la reforma tributaria, la cual fue radicada esta semana por el ministro de Hacienda, José Ocampo, iniciativa que busca recaudar más de 25 billones de pesos, recursos que permitirán según el Pacto Histórico impulsar un paquete de programas sociales para los más vulnerables de Colombia, además de generar una estabilidad en las finanzas del Estado.

Otro de los objetivos que se pusieron sobre la mesa en el consejo de ministros que se llevó a cabo en la Casa de Nariño es tener rápidamente avances sólidos de la política de Paz Total, para lo cual se empieza a agilizar la reactivación de los diálogos de paz con la guerrilla del ELN.