Tendencias
Los indicadores hacen referencia a temas como la importancia cultural de algunos alimentos.
El vertiginoso aumento de precios de alimentos a nivel mundial sobre el que alertó la FAO - Foto: Cortesía Delio Mendoza.

alimentos

El vertiginoso aumento de precios de alimentos a nivel mundial sobre el que alertó la FAO

Cereales, aceites, lácteos y azúcar incrementaron en todo el planeta, aunque la carne se mantuvo estable.

La Agencia de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicó un nuevo índice de precios de alimentos, una medida de la variación internacional del costo de las canastas de comida, que mostró un nuevo incremento para septiembre.

De acuerdo con la FAO, el índice se situó en un promedio de 130 puntos, es decir, 1.5 puntos (un 1.2 por ciento) más que en agosto y 32.1 puntos (un 32.8 por ciento) más que en el mismo mes hace un año. A detalle, la organización señala que la última subida corresponde al encarecimiento de la mayoría de los cereales y aceites vegetales, así como de los lácteos y el azúcar. Por el contrario, la carne se mantuvo estable.

Según las gráficas que muestra la organización, los precios de septiembre alcanzaron su punto más alto del año y de la década.

Cereales

Puntualmente, en cuanto a los cereales, la FAO halló un aumento del 27.3 por ciento con respecto a septiembre de 2020. Los precios que más incrementaron en este rubro fueron los del trigo, con casi un 4 por ciento frente a agosto y un 41 por ciento con respecto al mismo mes un año atrás. Además, los precios del arroz y la cebada también subieron en septiembre.

Por el contrario, los precios mundiales del maíz permanecieron bastante estables en contraste con agosto, mostrando un aumento de solo el 0.3 por ciento en comparación con el mes anterior, porque la presión que se presentó por las interrupciones en las operaciones de los puertos de Estados Unidos por los huracanes se vio contrarrestada por la mejora de las perspectivas de las cosechas a nivel global y el comienzo de estas en Estados Unidos y Ucrania.

Sin embargo, los precios de este cultivo siguieron siendo altos, casi un 38 por ciento por encima de sus niveles del año pasado. Es decir, subió desde 2020, pero su crecimiento se vio frenado recientemente.

Aceites vegetales

En promedio, la FAO registró un incremento del 1.7 por ciento si se ve el mes anterior y un 60 por ciento por encima del nivel del año pasado.

El incremento se debió, sobre todo, a que los valores del aceite de palma y de colza aumentaron, mientras las cotizaciones de los de soja y girasol cayeron, sobre todo por la incertidumbre sobre el consumo del primero por parte de la industria de biodiésel y a las perspectivas de una oferta mundial amplia entre 2021 y 2022.

Por tercer mes seguido este año, los precios mundiales del aceite de palma crecieron y alcanzaron sus niveles más altos de la última década.

Lácteos

En septiembre, estos productos tuvieron un aumento del 1.5 por ciento frente a agosto y un 15.2 por ciento por encima del valor del mismo mes en 2020.

Las cotizaciones de todos los productos lácteos que componen el índice de la FAO aumentaron, especialmente con una subida importante de la leche desnatada en polvo y de la mantequilla, más que todo porque Europa demandó importaciones por la caída estacional en la producción de leche local. Asimismo, la producción de leche limitada en esta primera fase de una nueva campaña en Oceanía, sumada a la escasez global, también contribuyó a ese incremento de precios.

Por su parte, la leche entera en polvo y el queso tuvieron un aumento moderado de precio, por la producción limitada, las bajas existencias y una demanda interna constante en Europa.

Azúcar

El índice de precios del azúcar de la FAO registró un 0.5 por ciento de incremento con respecto a agosto y un 53.5 por ciento por encima del valor del mismo mes un año atrás. La reducción de la producción en Brasil, el mayor exportador del planeta, por cuenta de las sequías y heladas en su territorio, impulsaron el aumento de precios mundiales del azúcar que ya venían empujando desde antes. Asimismo, el incremento de los precios del etanol incentivó un uso mayor de la caña de azúcar para producir este combustible en Brasil.

No obstante, como hubo una desaceleración de la demanda mundial de azúcar para importación, la subida de precios se vio limitada, también por las buenas perspectivas de producción de los principales exportadores, como India y Tailandia.

El caso de Colombia

En los últimos días, el DANE entregó las cifras de inflación para el mes de septiembre, mostrando un aumento del 4.33 por ciento en lo que va corrido del año.

Los arrendamientos y alimentos fueron los dos grupos de gastos que más impulsaron el incremento en el nivel de precios del país. La carne, contrario a la tendencia mundial, los plátanaos y las frutas como aguacate y mango, fueron algunos de los rubros que más crecieron.

En lo que va corrido del año, los alimentos han aumentado un 12.2 por ciento. Es decir, que la persona que se gastaba 300 mil pesos en un mercado, ahora destina 330 mil.