Creativo
El panorama de la presión inflacionaria no parece solo preocupar a Colombia, que ha roto el techo de cristal, alcanzando la cifra más alta en los últimos 23 años, en septiembre de este año que llegó a 11,44 %. Por ejemplo, Estados Unidos, la Unión Europea y el Reino Unido han informado en otras ocasiones que la inflación alcanzó este año niveles no registrados desde 1980. - Foto: Getty Images/iStockphoto

costo de vida

¿Viaja en diciembre a Estados Unidos? Estos son los alarmantes escenarios del dólar: una pizza en la calle puede costar $ 200.000

La moneda estadounidense se resiste a ceder en el mercado nacional

Se acerca la época de diciembre en la que miles de colombianos salen a disfrutar de las vacaciones de fin de año, sin embargo, las festividades se podrían ver opacadas por el precio del dólar en Colombia, que no cede.

Durante los últimos días la negociación de la divisa estadounidense estuvo por encima de 4.600 pesos, ha superado los máximos históricos que ha alcanzado la cotización de la moneda en el país. Si un colombiano decide salir a vacacionar a Estados Unidos, debe hacer muy bien las cuentas. Por ejemplo, el costo de una pizza familiar en la calle puede resultar siendo un alimento de lujo.

Haciendo cuentas, si un un hogar que se conforma de cuatro integrantes, por ejemplo, de papá, mamá y dos hijos, cada uno pagaría diez dólares por la cena. En este caso, la pizza costaría alrededor de cinco dólares por porción, y cinco dólares por la bebida, lo que sumaría 200.000 pesos colombianos haciendo la conversión.

Sin embargo, este sería el mejor escenario, si es que se está buscando tener alternativas más económicas, porque el ejemplo es claro: para un estadounidense pagar diez dólares no resulta tan costoso como para un colombiano.

Getty creativo
dólar dolar - Foto: Getty Images

La moneda estadounidense cerró operaciones este 12 de octubre de 2022 con un precio de 4.607 pesos, subiendo cinco pesos frente al precio de apertura y 1 respecto al precio final del pasado martes, según lo reportado en la Bolsa de Valores de Colombia. Esta es la quinta jornada consecutiva en la que termina por encima de la barrera de los 4.600 pesos.

Los analistas, empresarios y las personas en general pierden cada vez más confianza sobre el panorama y, sobre todo, de cara a la época de diciembre que ya se avecina. Ven en la inflación un factor desfavorable, porque está llevando a que los inversionistas aumenten su aversión por el riesgo y opten por opciones más seguras. Esta situación ha golpeado con fuerza el peso colombiano, que desde la semana pasada viene perdiendo valor.

El pasado 13 de julio de este año, el dólar en Colombia se negoció a 4.670 pesos, hasta ahora el punto más alto que ha marcado la moneda estadounidense en el país. ¿La razón? El temor por una recesión económica. Otras razones a las que se suma la volatilidad de precio, según los expertos, se debe a la depresión en los mercados americanos y la posibilidad de una crisis energética en Europa, debido a la guerra entre Rusia y Ucrania.

“El peor año está por venir”: las alarmantes predicciones del Fondo Monetario Internacional y su impacto en Colombia

La alerta del Fondo Monetario Internacional se debe al acelerado costo de vida en el mundo, el conflicto entre Rusia y Ucrania y la desaceleración en China. Por ello, la organización le hace un urgente pedido a los bancos centrales para mantener el rumbo en la lucha contra la inflación.

En su actualización semestral, el FMI, con sede en Washington, dijo que “lo peor estaba por venir”. Citó una combinación de presiones por el costo de la vida, la invasión rusa de Ucrania y una desaceleración en China como factores importantes detrás de una nueva rebaja del crecimiento.

El panorama de la presión inflacionaria no parece solo preocupar a Colombia, que ha roto el techo de cristal, alcanzando la cifra más alta en los últimos 23 años, en septiembre de este año que llegó a 11,44 %. Por ejemplo, Estados Unidos, la Unión Europea y el Reino Unido han informado en otras ocasiones que la inflación alcanzó este año niveles no registrados desde 1980.