trabajo

Mujeres gastan al día 3 horas y 25 minutos más que los hombres en labores de la casa

Esta ocupación es altamente feminizada, pues a nivel nacional las mujeres representan el 95 % del total de las personas que trabajan en este sector.


Este viernes 22 de julio se conmemora el Día Internacional del Trabajo Doméstico y, en el marco de esta fecha, la Secretaría Distrital de la Mujer presentó los resultados del primer estudio de Línea Base sobre cuidado en Bogotá, una investigación con la que se busca fortalecer el sistema de cuidado de la ciudad.

“Gracias a los resultados de este estudio, Bogotá podrá seguir avanzando en la transversalización del enfoque de género y de cuidado en todas sus políticas públicas, logrando que, por primera vez, se ponga en el centro de la agenda el reconocimiento de los trabajos domésticos y de cuidado como parte fundamental de la productividad y el desarrollo de la ciudad y del mundo”, aseguró la entidad.

De acuerdo con el estudio, nueve de cada diez mujeres en Bogotá realizan trabajos domésticos y de cuidado no remunerados, mientras que siete de cada diez hombres lo hacen. Además, las mujeres destinan tres horas y 25 minutos diarios más que los hombres a los trabajos domésticos y de cuidado no remunerados.

También reveló que tres de cada diez mujeres ejecutan trabajos domésticos y de cuidado no remunerado como actividad principal, dedicando más de seis horas al día, y sin recibir ningún ingreso. Esta ocupación es altamente feminizada, pues a nivel nacional las mujeres representan el 95 % del total de las personas que trabajan en este sector.

En la ciudad de Bogotá se identificaron más de 1,34 millones de personas cuidadoras, de las cuales, el 41,1 % tiene entre 29 y 48 años, y el 33,9 % tiene más de 49 años de edad. Así mismo, el 32,72 % de las mujeres cuidadoras sufre de alguna enfermedad crónica diagnosticada.

Imagen de una mujer limpiando ascensores en un edificio. (ISO 100) Todas mis imágenes se han procesado en 16 bits y se han transferido a 8 antes de cargarlas.
Dos de cada cuatro personas creen que si un hogar está desorganizado o sucio es porque le falta una mano femenina. - Foto: Getty Images

El 57 % de las personas en Bogotá considera que a los hombres se les dificulta aprender a cuidar a otras personas y a hacer oficios del hogar. Esto aumenta significativamente en las zonas rurales (69 %). Además, dos de cada cuatro personas creen que la mayoría de la población piensa que está mal visto que los hombres se dediquen a los oficios del hogar.

Sin embargo, el 89 % de las personas en Bogotá considera que los hombres deben ayudar en los oficios del hogar, “aunque no sea su obligación”. Esta creencia refuerza la distribución inequitativa de los oficios domésticos, ya que se considera que el trabajo de cuidado realizado por los hombres es una “ayuda” para las mujeres.

1
En Bogotá, las personas sancionan socialmente a los hombres por asumir trabajos domésticos. - Foto: 123RF

Para tres de cada cuatro personas, la mayoría de la población no confiaría en un hombre para cuidar a sus hijos. En las zonas rurales esta desconfianza aumenta significativamente hasta 90 %.

En Bogotá, las personas sancionan socialmente a los hombres por asumir trabajos de cuidado no remunerado. El 64,6 % de las personas considera que, si un hombre se dedica exclusivamente a los oficios de la casa, sus amigos hombres lo molestarían, le harían chistes o le aconsejarían que busque un trabajo remunerado.

Otro de los datos que arrojó el estudio es que dos de cada seis personas consideran que quien menos gana dinero en el hogar debe encargarse del oficio doméstico. Mientras tanto, dos de cada cuatro personas creen que si un hogar está desorganizado o sucio es porque le falta una mano femenina. El 69 % de las personas que viven en zonas rurales está de acuerdo con esa afirmación.

“El Distrito invita a reconocer el valor de este trabajo, así como a impulsar acciones desde lo individual, lo colectivo y lo comunitario que contribuyan a que quienes los realizan puedan desarrollar sus proyectos de vida, tener tiempo para descansar, estudiar y recuperar su autonomía económica”, resaltó Diana Parra Romero, subsecretaria de Cuidado y Políticas de Igualdad de la Secretaría de la Mujer.