Tendencias
Una migrante venezolana relató cómo, a través de una oferta de trabajo engañosa, cayó en una red de trata donde la iban a explotar sexualmente. Su historia, como pocas, terminó con un escape que la alejó de los criminales.
Joselyn Mendoza tiene 27 años y a su llegada a Colombia vivió 48 horas de horror al caer en una red de trata de personas. - Foto: Getty Images

denuncia

Ofertas de trabajo falsas son el principal método para la captación de trata de personas

En el marco del día mundial contra la trata de personas, el Ministerio de Trabajo advierte de esta forma de engaño a los colombianos que buscan trabajo.

El viceministro de Empleo y Pensiones, Andrés Felipe Uribe y el director Regional Adjunto de UNODC, Oliver Inizan, lideraron la presentación del Informe País Trata de Personas con Fines de Trabajo Forzoso, 2010-2019.

El informe elaborado desde la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito UNODC y la Dirección de Movilidad y Formación para el Trabajo de MinTrabajo, presenta la situación del país frente al delito de Trata de Personas bajo la finalidad de trabajo forzoso en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra la Trata de Personas.

Uribe Medina compartió que, como muestra y respaldo de este Ministerio a las acciones para combatir, reprimir e identificar posibles casos de Trata de Personas con fines de trabajos forzosos, se ha capacitado desde 2021 hasta la fecha 19 direcciones territoriales de la entidad y una oficina especial frente a ese delito.

En este sentido, resulta de suma importancia continuar visibilizando las características de este delito, con el objetivo de identificarlo plenamente y diferenciarlo de situaciones de explotación laboral; más teniendo en cuenta el contexto migratorio de la población venezolana en el país por sus condiciones de vulnerabilidad, convirtiéndola en un grupo de alto riesgo para estas redes criminales.

Ratificó que desde el MinTrabajo se siguen liderando acciones de prevención del delito de trata de personas a través de la identificación y sensibilización sobre las ofertas laborales fraudulentas, como principal método de captación de las víctimas, y orientando la búsqueda de empleo por medio de la red de prestadores autorizados del Servicio Público de Empleo, con lo que se busca minimizar situaciones de riesgos asociados a estas ofertas.

El viceministro agradeció al equipo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, la Fiscalía General de la Nación y a la Embajada Británica en Colombia, el ACNUR y la GIZ por hacer posible esta iniciativa que representa un hito para la búsqueda activa de casos del delito de trata de personas.

El director Regional Adjunto de UNODC, Oliver Inizan, señaló: “El informe que hoy presentamos es un primer esfuerzo que busca identificar las principales dinámicas de esta forma de explotación, de tal forma que las respuestas que planeamos, desarrollemos e implementemos estén sustentadas en evidencia sólida que permita abordar esta finalidad de forma pertinente y adecuada. Esperamos que sirva de insumo para que todos los actores involucrados y comprometidos en la lucha contra la trata de personas en el país puedan robustecer sus acciones”.

Somos conscientes de que este es apenas un primer paso en esta vía, por lo que este insumo debe servir como un disparador para robustecer los esfuerzos que permitan conocer de manera detallada la forma en la que ocurre la trata de personas en el país.

Finalmente, el asesor técnico de Movilidad y Formación para el Trabajo, Juan Camilo Vásquez, presentó el mecanismo que se ha diseñado desde el Ministerio del Trabajo con la #UNODCROCOL, que pretende fortalecer la búsqueda activa de casos de trata de personas con fines de trabajo forzoso.

La trata de personas es la captación, el transporte, el tránsito, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder, o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra con fines de explotación y en Colombia son más las mujeres que los hombres los que sufren de este flagelo.