gente

Reino Unido solicitará a EE. UU. la extradición del actor Kevin Spacey acusado por delitos sexuales contra hombres

El proceso se activará si el actor no accede a viajar a Reino Unido voluntariamente para someterse a juicio, explicó la fuente.


El Gobierno británico está preparando una solicitud formal que remitirá a Estados Unidos para solicitar la extradición del actor Kevin Spacey, acusado de un delito de agresión sexual, según fuentes del diario británico The Guardian.

El proceso se activará si el actor no accede a viajar a Reino Unido voluntariamente para someterse a juicio, explicó la fuente. Si no lo hace, la Dirección de Delincuencia Internacional del Ministerio del Interior británico solicitará la extradición para que sea detenido en Estados Unidos y entregado a Reino Unido.

Spacey, de 62 años, conoció el pasado jueves que la Fiscalía de la Corona británica autorizó la imputación por cuatro delitos de agresión sexual contra tres hombres entre 2005 y 2013 en Londres y Gloucestershire tras una investigación de Scotland Yard.

El proceso de extradición podría durar meses, ya que el Departamento de Justicia estadounidense debe decidir si hay una “causa probable” de delito.

Después se emitiría una orden de detención y se iniciaría un proceso que en cualquier caso puede ser apelado y que además limitaría los delitos de los que puede ser acusado.

“La CPS ha autorizado un proceso penal contra Kevin Spacey, de 62 años, por cuatro cargos de agresión sexual a tres hombres”, anunció en ese momento Rosemary Ainslie, jefa de la división de delitos especiales.

Añadió que “también fue acusado de hacer que una persona participase en una actividad sexual con penetración sin su consentimiento”, tras precisar que los cargos llegan “tras un examen de las pruebas recogidas por la policía londinense”.

Dos cargos se refieren a agresiones sexuales en marzo de 2005 en Londres contra uno de los denunciantes. Otra agresión sexual implicó a un segundo denunciante en agosto de 2008, también con participación en actividades sexuales con penetración sin su consentimiento.

El actor es acusado de una cuarta agresión sexual a un tercer denunciante en abril de 2013 en Gloucestershire, en el suroeste de Inglaterra.

Spacey, protagonista de películas como ‘Belleza Americana’ y la serie ‘House of Cards’, galardonado con dos premios Oscar, fue objeto de varias denuncias en Estados Unidos por acoso y agresión sexual en 2017.

La ola de acusaciones que puso fin a su carrera fue concomitante al surgimiento del movimiento #MeToo, que nació a partir del caso del todopoderoso productor de cine estadounidense Harvey Weinstein.

Millonaria multa

El actor estadounidense fue condenado a pagar casi 31 millones de dólares a la productora de la serie ‘House of Cards’, la cual protagonizó hasta ser despedido por denuncias de acoso sexual, determinó un juez de arbitraje.

MRC, productora de la serie emitida en Netflix, presentó el 22 de noviembre de 2021 una petición para confirmar el veredicto ante un tribunal de Los Ángeles.

En el documento, la compañía detalla que tras las denuncias publicadas contra Spacey por acoso y agresión sexual en 2017, suspendió al actor y ordenó una investigación que determinó que “Spacey rompió con determinaciones establecidas en los acuerdos de actuación y producción ejecutiva que fijan los estándares para su conducta en el lugar de trabajo, incluyendo el quiebre de la política de acoso de MRC”.

El actor estadounidense fue condenado a pagar casi 31 millones de dólares a la productora de la serie House of Cards, la cual protagonizó hasta ser despedido por denuncias de acoso sexual, determinó un juez de arbitraje.
El actor estadounidense fue condenado a pagar casi 31 millones de dólares a la productora de la serie House of Cards, la cual protagonizó hasta ser despedido por denuncias de acoso sexual, determinó un juez de arbitraje. - Foto: David Giesbrecht / Netflix

La reconocida escritora y productora de Hollywood, Drew Dixon, se pronunció ante la noticia por medio de su perfil oficial de Twitter y a través del hashtag mencionado.

“Me alegra ver que Kevin Spacey esté pagando por el daño que causó. Mis pensamientos están con las familias de los dos hombres que murieron y todas sus víctimas”, escribió en su momento la estadounidense.

Spacey protagonizó cinco temporadas de ‘House of Cards’ hasta que varias denuncias de acoso sexual contra compañeros de trabajo se hicieron públicas en medios de comunicación.

“MRC no tenía conocimiento de este tipo de conducta de Spacey con miembros del elenco o del equipo de trabajo del programa”, afirmó la productora en el documento.

Dos veces ganador del Óscar, el intérprete de ‘Belleza Americana’ fue finalmente despedido de la serie en la cual interpretaba a Frank Underwood, un político estadounidense sin escrúpulos.

La productora agregó que la consiguiente exclusión del actor estadounidense de la popular serie exigió una reorganización del trabajo que derivó en “pérdidas sustanciales” para MRC.

La productora argumentó que tuvo que reescribir el guion excluyendo a Underwood, personaje principal de la serie, y rediseñar la sexta temporada, que pasó de 13 a 8 episodios.

MRC inició una batalla legal contra Spacey en 2019, y de acuerdo con la petición, en 2020 un juez de arbitraje falló en favor de MRC declarando el incumplimiento de contrato del actor.

Casi cuatro años después de las acusaciones de abusos sexuales vertidas en su contra, Kevin Spacey consiguió un nuevo papel cinematográfico. Fue en la producción italiana titulada ‘L’uomo Che Disegno Dio’ (El hombre que dibujó a Dios), dirigida por Franco Nero (Forever Blues).

Según informó ABC News, el actor compartirá planos con la actriz Vanessa Redgrave, esposa del director y protagonista del filme que se rodará en Italia.

“Estoy muy feliz de que Kevin haya aceptado participar en mi película. Lo considero un gran actor y no veo la hora de empezar a rodar”, afirmó Nero en declaraciones al medio estadounidense.

Spacey apareció por última vez en la pantalla grande con el estreno en 2018 de El club de los jóvenes multimillonarios, un drama dirigido por James Cox, que fracasó estrepitosamente en taquilla.

*Con información de AFP y Europa Press.