ucrania

Amnistía Internacional advierte sobre acciones de ejército ucraniano que pusieron en peligro a civiles

La ONG denunció que, con el uso de edificaciones civiles como hospitales, colegios y residencias, para el despliegue de ataques contra el ejército invasor, las tropas de la resistencia violaron varios de los acuerdos suscritos en el Derecho Internacional Humanitario.


Este jueves, 4 de agosto de 2022, mediante un pronunciamiento respecto a la difícil situación que se libra en Ucrania por cuenta de la guerra que allí se disputa, la ONG defensora de los Derechos Humanos, Amnistía Internacional, elevó una ingente denuncia en contra de las tropas de la resistencia de ese país, advirtiendo que, en el marco del despliegue de acciones para repeler el ataque de los invasores del Kremlin, el Ejército ucraniano habría puesto en peligro a los civiles.

La advertencia de Amnistía Internacional apunta a que, algunas de las acciones desplegadas por el ejército ucraniano correspondieron a la instalación de bases militares en lugares donde habitualmente hacen presencia civiles, como escuelas y hospitales, así como sectores residenciales, lo que a su vez convertía a dichas edificaciones en objetivo militar de la contraparte que, en medio de la confrontación, busca repeler el origen de los ataques que recibe.

La advertencia elevada por Amnistía Internacional recuerda que el uso de estas edificaciones civiles, y las tácticas empleadas por el ejército de la resistencia, constituirán, a la luz de las leyes internacionales, una flagrante violación al Derecho Internacional Humanitario.

En el comunicado emitido por la entidad este jueves, Agnès Callamard, secretaria general de referida ONG, apuntó, en declaraciones recogidas por medios internacionales, que, la entidad ha “documentado una tendencia de las fuerzas ucranianas a poner en peligro a los civiles y a violar las leyes de la guerra cuando operan en zonas pobladas”.

En ese sentido, Amnistía Internacional también aclaró que “el hecho de estar en una posición de defensa no excusa al ejército ucraniano de respetar el derecho internacional humanitario”, poniendo de manifiesto la situación evidenciada a través de su investigación en terreno.

Sobre la labor que adelanta la referida organización no gubernamental en el territorio de Ucrania, la entidad aclaró que un equipo de sus funcionarios, expertos, ha hecho presencia en los territorios objeto de la disputa internacional, y a lo largo de cuatro meses; comprendidos entre abril y julio, ha realizado visitas a las zonas más afectadas por las acciones militares de los dos bandos.

En ese sentido, el trabajo desarrollado por la ONG en zonas como el Donbás, Járkov, y Mikolaiv, ha consistido en la recolección de pruebas y evidencias sobre el alcance de los ataques, las consecuencias de la confrontación, y las prácticas de los bandos, en un ejercicio que, según apuntan medios internacionales, también ha incluido soportes testimoniales por parte de los habitantes, sobrevivientes de la pugna.

Así, el informe de la ONG apunta a la identificación de las irregularidades antes descritas, y la forma en la que estas han significado el poner en medio de la confrontación a miles de civiles inocentes, poniéndolos a su vez en riesgo.

Las evidencias recabadas por la ONG, dan cuenta de que las tropas de la resistencia ucraniana emitieron ataques desde zonas pobladas, empleando edificios de uso civil para su establecimiento en al menos 19 localidades de las regiones en las que Amnistía Internacional ha centrado sus investigaciones.

De acuerdo con la entidad defensora de los Derechos Humanos, si bien se entiende que el ejército ucraniano está repeliendo los ataques de un ejército que ha violado su soberanía territorial, el riesgo a la población civil que permanece en los centros poblados, ‘se hubiese podido disminuir’, si la operación de los armados se desarrollase desde las edificaciones y bases militares dispuestas para ello, entendiendo a su vez que, en la confrontación directa, las consecuencias serían otras si esta se librase en zonas sin la presencia de civiles.

En el sentido de lo anterior, Amnistía Internacional precisó que, en los casos en los que la milicia ocupó espacios o edificaciones de uso civil para el despliegue de la defensa de su territorio, debió pedir a los civiles que evacuasen dichos lugares, con el objeto de minimizar los riesgos sobre la población en caso en que el ataque fuera respondido.

En su informe, Amnistía Internacional también reiteró que, pese a las acciones indebidas o irregulares adelantadas de parte de las fuerzas de la resistencia ucraniana, su posición sigue apuntando a rechazar las prácticas y ataques por parte de Rusia a Ucrania, advirtiendo en ese mismo modo que, pese a las violaciones al Derecho Internacional Humanitario de parte de la defensa local, estas “no justifican” los ataques indiscriminados de las fuerzas del Kremlin contra la población civil.

*Con información de AFP.