ucrania

Onu investigará ataque a una prisión en Ucrania que dejó más de 50 muertos

Desde que se produjo el ataque a la cárcel, el pasado 29 de junio, tanto Kiev como Moscú se han acusado mutuamente del hecho.


El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, anunció este miércoles la conformación de una comisión de investigación sobre el ataque contra la cárcel de Elenovka, en la región ucraniana de Donetsk, donde murieron más de 50 presos.

Señaló que ese organismo recibió solicitudes de investigación tanto por parte de Rusia como de Ucrania, pues cada uno ha acusado en repetidas ocasiones al otro sobre la autoría del bombardeo.

“No tengo autoridad para realizar investigaciones criminales, pero sí para lanzar una misión de investigación”, indicó, tras subrayar que los términos de la investigación se están terminando de perfilar y, más adelante, serán comunicados a Rusia y Ucrania.

En este sentido, insistió que la Onu está en el proceso de conformación del equipo con “personas competentes e independientes” que puedan participar en la investigación, tal y como recoge la agencia rusa de noticias TASS.

“Esperamos que ambas partes brinden acceso a todas las instalaciones para obtener todos los datos que sean necesarios para poder establecer la verdad de lo sucedido”, indicó.

El pasado 29 de junio, la localidad de Elenovka fue escenario de un ataque que alcanzó una prisión tomada por las Fuerzas Armadas de Rusia y en la que se encontraban internos más de un centenar de soldados ucranianos.

Desde entonces, tanto Kiev como Moscú se han acusado mutuamente la autoría del ataque, si bien este mismo miércoles el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, dio paso más, tras señalar que el bombardeo no solo fue ejecutado por el Ejército de Ucrania, sino que se llevó a cabo mediante un sistema de lanzamisiles HIMARS, suministrado por Estados Unidos.

Rusia dice haber destruido depósito de armas extranjeras en el occidente de Ucrania

De otra parte, Rusia afirmó este miércoles haber destruido un depósito de armas extranjeras en la región de Leópolis, en el oeste de Ucrania, una región fronteriza con Polonia pocas veces alcanzada por los bombardeos desde el inicio de la ofensiva rusa.

“Misiles rusos de alta precisión” destruyeron cerca de Radéjiv, en la región de Leópolis, un “depósito de armas y municiones extranjeras que fueron entregadas al régimen de Kiev desde Polonia”, informó el ejército ruso en un comunicado.

El ejército no especificó los tipos de armas destruidas en el ataque de Radéjiv, a unos 60 km al noreste de la capital regional, Leópolis.

Pese al anuncio de Rusia sobre reducir sus operaciones militares cerca de Kiev y Chernígov, Ucrania denunció este miércoles que las tropas rusas bombardearon, precisamente, la última ciudad en mención. (Imagen satelital de Chernígov, 16 de marzo)
Rusia afirmó el miércoles haber destruido un depósito de armas extranjeras en la región de Leópolis, en el oeste de Ucrania, una región fronteriza con Polonia pocas veces alcanzada por los bombardeos desde el inicio de la ofensiva rusa. (Imagen satelital de Chernígov, 16 de marzo) (Foto referencia) - Foto: DigitalGlobe/Getty Images

La AFP no pudo verificar esas informaciones de forma independiente.

Las fuerzas rusas también afirmaron haber destruido cuatro depósitos de municiones, uno en la región de Mikolaiv y tres en la región de Donetsk.

Además, también atacaron un depósito de combustible en la región de Mikolaiv, según la misma fuente.

El ejército ruso aseguró que mató a más de 50 soldados ucranianos en un ataque en la región de Donetsk.

Denuncia sobre soldados capturados por Ucrania

Entre tanto, el ministerio de Defensa ruso denunció este miércoles que más del 80 % de sus soldados capturados por Ucrania han sido sometidos a violencia física, incumpliendo así el Derecho Internacional en relación con los prisioneros de guerra.

Según el viceministro Alexander Fomin, los soldados rusos presos han sido sometidos a torturas, intimidaciones, palizas, falta de atención médica y ejecuciones extrajudiciales, así como extorsiones a familiares.

Indicó que en los videos “ampliamente conocidos” que circulan en Internet, distribuidos por soldados ucranianos, se observan “monstruosos actos de violencia” contra personal del Ejército de Rusia y de las milicias de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

“Además, los nazis ucranianos ejercen presión psicológica sobre los familiares de los militares detenidos. La extorsión de dinero es una práctica generalizada”, denunció el representante ruso en declaraciones a los medios de comunicación recogidas por la agencia TASS.

Según una encuesta de la cartera de Defensa, el 81 % de los soldados que han regresado de cautiverio en Ucrania han denunciado violencia y malos tratos; el 55 % dice haber sido obligados a grabar vídeos de propaganda; el 46 % no ha recibido la atención médica necesaria y el 79 % no tuvo contacto con su familia.

* Con información de Europa Press y AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.