Home

Mundo

Artículo

La NASA ha hecho un experimento que resultó sorprendente: ha transformado en sonido esos ‘ecos de luz
La NASA ha hecho un experimento que resultó sorprendente: ha transformado en sonido esos ‘ecos de luz - Foto: Twitter/@chandraxray

ciencia

La Nasa reveló cómo suenan los ‘ecos de luz’ de los agujeros negros

La agencia espacial trabaja en transformar en sonido los ecos de luz que se generan de las ráfagas de radiación electromagnéticas dentro de un agujero negro.

Una de las características sorprendentes de los agujeros negros es que, aunque la luz (como la radio y los rayos X) no puede escapar de ellos, el material que los rodea puede producir estos ‘ecos de luz’ que emiten un sonido característico.

La NASA ha hecho un experimento que resultó sorprendente: transformó en sonido esos ‘ecos de luz’ derivados de las intensas ráfagas de radiación electromagnética del material que rodea el agujero negro de masa estelar V404 Cygni, ubicado a 7.800 años luz.

Según el estudio, estas ráfagas de luz pueden rebotar en las nubes de gas y polvo del espacio de una manera similar a como las luces de los carros se dispersan en la niebla.

El observatorio de rayos X Chandra de la NASA y el observatorio Swift de Neil Gehrels han tomado imágenes de los ecos de luz de los rayos X alrededor de V404 Cygni. Como los astrónomos saben exactamente la velocidad a la que viaja la luz y han determinado una distancia exacta a este sistema, pueden calcular cuándo se produjeron estas erupciones.

Estos datos, además de otra información, ayudan a los astrónomos a aprender más sobre las nubes de polvo, incluyendo su composición y distancias.

V404 Cygni es un sistema que contiene un agujero negro, con una masa entre cinco y diez veces la del Sol, que arrastra material de una estrella compañera en órbita a su alrededor. El material se canaliza en un disco que rodea al agujero negro de masa estelar, informa la NASA.

Este material genera periódicamente ráfagas de radiación, incluidos los rayos X. A medida que los rayos X viajan hacia el exterior, se encuentran con nubes de gas y polvo entre V404 Cygni y la Tierra y se dispersan en varios ángulos.

Durante la sonificación ( uso de audio sin voz para transmitir información o percibir datos), el cursor se desplaza hacia fuera del centro de la imagen en un círculo.

Al pasar por los ecos de luz detectados en los rayos X (vistos como anillos concéntricos en azul por Chandra y en rojo por Swift en la imagen), se producen sonidos parecidos a garrapatas y cambios de volumen para denotar la detección de rayos X y las variaciones de brillo.

Para diferenciar los datos de los dos telescopios, los de Chandra se representan con tonos de mayor frecuencia, mientras que los de Swift son más graves. Además de los rayos X, la imagen incluye datos ópticos del Digitized Sky Survey que muestran estrellas de fondo. Cada estrella en la luz óptica provoca una nota musical. El volumen y el tono de la nota están determinados por el brillo de la estrella.

El agujero negro más cercano a la tierra

El medio especializado Astrophysical Journal dio a conocer el descubrimiento de un agujero negro estelar monstruoso, que tiene aproximadamente 12 veces la masa del sol y está situado a 1.550 años luz.

Los agujeros negros se consideran exóticos porque, aunque las estrellas y otros objetos cercanos sienten claramente su fuerza gravitacional, ninguna luz puede escapar de un agujero negro, por lo que no se pueden ver de la misma manera que las estrellas visibles.

Para encontrar el agujero negro, Chakrabarti y un equipo de científicos estadounidenses analizaron datos liberados durante el verano por la misión del satélite Gaia de la Agencia Espacial Europea de casi 200 mil estrellas binarias.

“Está más cerca del sol que cualquier otro agujero negro conocido, a una distancia de 1.550 años luz”, afirmó Sukanya Chakrabarti, profesora de física en la Universidad de Alabama en Huntsville (UAH) y autora principal del estudio.

Con información de Europa Press*