mundo

Sacerdote bautizó a cientos de personas durante años usando una palabra equivocada

El padre renunció como párroco el pasado 1.° de febrero a la iglesia de St. Gregory en Phoenix.


Andrés Arango, quien se desempeñó por varios años como párroco en Phoenix, Estados Unidos, renunció a su cargo luego de que una investigación de la Iglesia católica descubrió que los bautismos que realizó son inválidos, solo por equivocarse en una palabra.

El padre pronunciaba la siguiente frase en los bautizos: “Nosotros te bautizamos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”. Pero el obispo Thomas Olmsted de la Diócesis de Phoenix, explicó a CNN que en lugar de “nosotros te bautizamos” debería haber dicho “yo te bautizo”.

Olmsted señaló que “el problema de usar nosotros”, implica que “no es la comunidad la que bautiza a una persona, sino que es Cristo, y solo Él, quien preside todos los sacramentos, por lo que es Cristo Jesús quien bautiza”.

“Como pastor principal de la Diócesis de Phoenix y como su padre espiritual, tengo la responsabilidad de velar por la celebración de los sacramentos. Es mi deber asegurar que los sacramentos se confieran de una manera que esté de acuerdo con los mandatos de Jesucristo en el Evangelio y los requisitos de la sagrada tradición”, comentó el obispo Thomas Olmsted en un comunicado.

Además, Olmsted dio una importante información sobre los bautizos que ofició el padre Andrés Arango. “Es con sincera preocupación pastoral que informo a los fieles que los bautismos realizados por el reverendo Andrés Arango, sacerdote de la Diócesis de Phoenix, son inválidos. Esta determinación se tomó después de un cuidadoso estudio por parte de los funcionarios diocesanos y mediante consultas con la Congregación para la Doctrina de la Fe en Roma”.

El obispo destacó que no hubo mala intención por parte del padre, además se comprometió a buscar una solución para las personas que se vieron afectadas. “No creo que el padre Andrés tenía intenciones de dañar a los fieles o privarlos de la gracia del bautismo y los sacramentos. En nombre de nuestra Iglesia local, yo también lamento sinceramente que este error haya resultado en la interrupción de la vida sacramental de varios fieles”.

El padre Andrés Arango también envió un mensaje a la comunidad, en el que ofreció disculpas por su error. “Me entristece saber que he realizado bautismos inválidos a lo largo de mi ministerio como sacerdote usando regularmente una fórmula incorrecta. Lamento profundamente mi error y cómo esto ha afectado a numerosas personas en su parroquia y en otros lugares”.

Arango también confirmó la decisión que tomó luego de su error en la celebración de los bautizos. “Con la ayuda del Espíritu Santo y en comunión con la Diócesis de Phoenix, dedicaré mi energía y mi ministerio a tiempo completo para ayudar a remediar esto y sanar a los afectados. Para hacer esto, renuncié a mi cargo como párroco de la parroquia de St. Gregory en Phoenix a partir del 1.° de febrero de 2022″.

En la publicación, el padre Arango informó que “en el sitio web de la Diócesis de Phoenix hay un enlace a un formulario donde puede proporcionar su nombre e información de contacto si cree que fue bautizado por mí, para que la Diócesis pueda comenzar el proceso de bautismo”, indicó el sacerdote, para ayudar a buscar una solución a las feligreses, cuyo bautizo sería inválido.

En el sitio web de la Diócesis de Phoenix, está el listado de “preguntas frecuentes ”que pueden tener las personas para solucionar su bautizo o el de sus hijos, el cual puede ser inválido. Además, otro tema que también analiza y le busca solución la Iglesia católica en Phoenix, es que el bautizo es el primer sacramento, y por esta razón deben repetir otros sacramentos.