mundo

Talibanes arremeten contra mujeres que se manifestaban en Kabul

Las mujeres se han manifestado para exigir su derecho al trabajo y educación.


Este domingo, un grupo de mujeres se encontraba manifestándose en Kabul, capital de Afganistán, exigiendo su derecho al trabajo y la educación. Sin embargo, los talibanes arremetieron contras las manifestantes lanzando gas pimienta para lograr dispersarlas.

Alrededor de 20 mujeres se habían reunido ante la universidad de Kabul, mientras cantaban “¡Igualdad y justicia!” y blandiendo pancartas que rezaban “Derechos de la mujer, derechos humanos”. En ese momento, los talibanes llegaron en vehículos y las rociaron con este gas.

Cabe señalar que desde que retomaron el poder en el país, los talibanes han impuesto progresivamente restricciones a los afganos, especialmente a las mujeres. Motivo por el cual desde entonces se han visto varias protestas.

El grupo islamista prohibió las manifestaciones no autorizadas y, con frecuencia, dispersan por la fuerza aquellas en que se reivindican los derechos de las mujeres. Las autoridades no les han permitido a muchas mujeres retomar su trabajo en la administración pública e incluso algunas niñas han sido rechazadas en las escuelas.

También en la televisión se ha limitado la aparición de mujeres, tanto así que no han permitido la circulación de algunas series por tener actrices en las novelas.

Movilizaciones por sus derechos

Desde hace varios meses se han registrado manifestaciones en Kabul de las mujeres, quienes piden que respeten sus derechos y terminen los asesinatos de miembros del antiguo gobierno. “Por milésima vez, queremos que este grupo detenga su maquinaria criminal. El antiguo personal militar y los exempleados gubernamentales están directamente amenazados”, aseguró Laila Basam, manifestante.

Según Naciones Unidas y las ONG Amnistía Internacional y Human Rights Watch, existen denuncias creíbles sobre la ejecución sumaria o la desaparición forzada de más de cien expolicías y agentes de inteligencia desde que los talibanes tomaron el poder a mediados de agosto.

Mujeres sostienen pancartas durante una protesta para exigir el fin de las ejecuciones extrajudiciales de exfuncionarios del régimen anterior, en Kabul el 28 de diciembre de 2021. (Foto de Mohd RASFAN / AFP)
Mujeres sostienen pancartas durante una protesta para exigir el fin de las ejecuciones extrajudiciales de exfuncionarios del régimen anterior, en Kabul el 28 de diciembre de 2021. (Foto de Mohd RASFAN / AFP) - Foto: AFP

Talibanes prohíben a las mujeres viajar sin un acompañante

Los talibanes anunciaron el pasado diciembre de 2021 que las mujeres que quieran viajar largas distancias deben estar acompañadas por un hombre de su familia cercana, una nueva señal del endurecimiento del régimen, pese a sus promesas iniciales.

La recomendación, emitida por el Ministerio de la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio y que circula en las redes sociales, pide también a los conductores que acepten mujeres en sus vehículos solo si llevan “velo islámico”.

“Las mujeres que viajen más de 45 millas (72 km) no pueden realizar el viaje si no están acompañadas por un miembro cercano de la familia”, declaró a la AFP el portavoz del Ministerio, Sadeq Akif Muhajir, quien precisó que el acompañante debe ser un hombre.

Desde su llegada al poder en agosto, los talibanes impusieron diversas restricciones a las mujeres y niñas, a pesar de las promesas iniciales de que su régimen sería menos estricto que el primero (1996-2001).

Durante su primer gobierno, los talibanes obligaron a las mujeres a llevar el burka. Solo podían salir de casa acompañadas por un hombre y no se les permitía trabajar ni estudiar.

Cuando regresaron al poder en agosto, los talibanes, que necesitan el reconocimiento de la comunidad internacional y la ayuda humanitaria, habían declarado que serían más abiertos que durante su anterior etapa.

“Vemos cada día un poco más quiénes son de verdad los talibanes, cuáles son sus puntos de vista en materia de derechos de las mujeres, y es una imagen muy, muy oscura”, dijo a la AFP Heather Barr, de la ONG Human Rights Watch.

*Con información de AFP.