mundo

“Vuelen alto”: familiares de niños asesinados en matanza de Texas se despiden de ellos

El dolor embarga a la comunidad en la ciudad de Uvalde luego de que 19 niños perdieran la vida a manos de un joven armado.


El 24 de mayo, una nueva matanza enlutó el corazón de los estadounidenses, especialmente a los habitantes de la ciudad de Uvalde, en el estado de Texas, al sur del país. De acuerdo con las autoridades norteamericanas, un joven armado ingresó a la primaria Robb con el fin de acabar con la vida de los niños y maestros de la institución.

Así, según el último reporte, son 21 las personas asesinadas por el autor del tiroteo, quien después de arrebatar la vida a 19 niños y dos maestros habría sido dado de baja por un oficial de la Patrulla Fronteriza de EE. UU., informó la agencia de noticias Associated Press.

De acuerdo con el gobernador de Texas, el político del partido Republicano, Greg Abbott, el atacante era un joven de 18 años identificado como Salvador Ramos, quien no solo protagonizó la matanza en la escuela, sino que ―según se presume― también habría disparado a su propia abuela minutos antes de dirigirse a la institución educativa.

Sin embargo, el momento más doloroso de la jornada se dio cuando los familiares de las víctimas empezaron a reconocer a los pequeños asesinados en redes sociales, dejando salir todas las palabras de dolor que les generó este tenebroso momento.

Por ejemplo, entre las víctimas se encuentran dos primos: Jayce Carmelo Luevanos y Jaliah Nicole Silguero, a quienes su tía no dudó en dedicar algunas palabras. “Descansen en paz hermosos bebés, los voy a extrañar tanto (…) Todavía no puedo creer que nunca los vamos a ver otra vez, recuerda que tía, tío y tu primo los aman mucho. Mi corazón se rompe”, escribió.

Por su parte, la hermana de Tess Marie Mata, de cuarto grado, no solo identificó a la pequeña, sino que la tildó como un “ángel precioso”; mientras que Ángel Garza, padre de otra niña identificada como Amerie, aprovechó el doloroso momento para enviar una invitación de amor a las personas que lo leyeron en Facebook: “Mi pequeño amor ahora está volando alto con los ángeles. Por favor, no den por sentado ni un segundo. Abracen a su familia. Díganles que los aman”.

Finalmente, las autoridades también lograron identificar a Eva Mireles e Irma García, las dos maestras asesinadas en este terrible hecho.

“¿Hasta cuándo esta situación?”

El ataque en Uvalde, Texas, una pequeña localidad a una hora de la frontera con México, es el último de una ola de tiroteos en Estados Unidos, donde el horror por la violencia armada no ha logrado impulsar suficientes acciones para ponerle fin.

“¿Cuándo, por el amor de Dios, nos vamos a enfrentar al lobby de las armas?”, dijo el presidente Biden, visiblemente emocionado, al dirigirse a la nación desde la Casa Blanca.

“Estoy asqueado y cansado. Tenemos que dejarle claro a todos los funcionarios electos de este país: es hora de actuar”, agregó el mandatario, que fue informado de la tragedia en el Air Force One, al regresar de una gira diplomática por Asia.

Asimismo, Biden, quien sufrió la muerte de dos hijos, recordó que “perder a un hijo es como que te arranquen una parte del alma”, recurriendo a su dolor personal para consolar a un país devastado por esta nueva matanza.

En sus largos años de servicio público, el líder de 79 años ha hablado con frecuencia de la trágica muerte de Naomi, de apenas un año, en un accidente. La niña murió en 1972, en un accidente automovilístico que cobró también la vida de su primera esposa, Neilia.

Biden también sufrió la muerte en 2015 de su hijo mayor, Beau, por cáncer cerebral a los 46 años. El martes recordó esos dos momentos de dolor para consolar a un nuevo grupo de familias cuyas vidas fueron desgarradas.

*Con información de AFP.