confidenciales

Comunidad trans acusa a Juanita Goebertus de criminalizar a trabajadores sexuales y vulnerar sus derechos


No han transcurrido las primeras 24 horas del nombramiento de Juanita Goebertus como nueva directora de la División de las Américas de Human Rights Watch, en reemplazo del activista José Miguel Vivanco, y ya se escuchan las primeras críticas en su contra, justamente por vulnerar derechos humanos y estigmatizar a comunidades.

La Red Comunitaria Trans de Bogotá advirtió que Goebertus los ha violentado y recordó una frase de la representante a la Cámara de la Alianza Verde, quien dijo en el Congreso que “pagar por sexo es financiar la trata de personas”.

“Equiparar el trabajo sexual con la trata de personas no es un enfoque inofensivo. Es un enfoque de criminalización que está teniendo un efecto directo en los derechos de los trabajadores sexuales. En la práctica su discurso nos está quitando derechos”, señaló dicha organización en su cuenta en Twitter.

“Preocupan los derechos sexuales en las Américas. Esperamos que la llegada de Goebertus en HRW no represente un retroceso en los derechos de las personas que ejercemos el trabajo sexual ni una imposición de un modelo abolicionista”, agregó el colectivo, que ha dicho que la representante ha criminalizado el trabajo sexual.