Tendencias

Home

Nación

Artículo

En este coche fúnebre salió el cuerpo del pequeño Gabriel desde Medicina Legal.
En este coche fúnebre salió el cuerpo del pequeño Gabriel desde Medicina Legal. - Foto: Semana

nación

Desgarrador: mamá del pequeño Gabriel rompió en llanto al ver el carro fúnebre con su hijo

Consuelo Rodríguez, llegó hasta las instalaciones de Medicina Legal, en Ibagué para reclamar el cuerpo del menor, que habría sido asesinado por su propio padre.

Al mismo tiempo que Gabriel Enrique González respondía ante la justicia, en el municipio de Nilo, por el intento de soborno de un policía para evadir una captura segura por el asesinato de su hijo de tan solo cinco años, en la ciudad de Ibagué la familia del menor veía, impotente y entre llantos, cómo era trasladado el cuerpo cuando salía de medicina legal en un carro fúnebre.

Su mamá, Consuelo Rodríguez, estaba sentada esperando en un vehículo con varios de sus familiares, ahí pasaba el tiempo cuando por sorpresa vio cómo salía el carro negro en el que iba el cuerpo, sus gritos rompieron el silencio del lugar, trató de correr hacia el coche fúnebre pero su familia se lo impidió.

No habló más, estaba devastada, por eso, la vocería ante la tragedia la asumió su hermana, tía y madrina del pequeño, Milena Rodríguez, quien no dudo en afirmar, ante cualquier intento de evadir a la justicia que Gabriel Enrique González no está loco.

“Ese man era cuerdo, ese man sabía lo que hacía, él es muy tranquilo y no demostraba, pero todo lo tenía planeado, después del 23, que fue la cita que tuvieron con la justicia, tuvo la semana para planear todo. Parecía muy relajado que nosotros dijimos se calmó Gabriel, y no, planeo todo para hacerlo. Él era muy pasivo, pero de los que le daba cualquier mierda hacerlo y después seguía relajado”, dijo la madrina del menor.

Y es que esa es la palabra que ella misma asegura que le retumba en la cabeza cuando piensa en el pequeño Gabriel, “tengo la voz de él en los oídos diciéndome ‘hola madrina’, siempre replicaba que soy la madrina de bautizo con mi esposo. Esa voz de gabrielito no se me va a olvidar jamás”.

Ahí, entre lágrimas, Milena Rodríguez dijo que “Gabriel era hermoso, era muy alegre, tierno, un poco de malgenio, pero era muy tierno. Siempre me besaba mi nariz, era muy tierno, mi hijita pequeña solamente jugaba con Estebitan”, recordando al menor.

Pero el llamado es uno solo: justicia, piden que pague por lo que hizo, por matar a su propio hijo, “que le caiga todo el peso de la ley, no merece más, no merece más, que nos ayuden para que pague lo que hizo con el niño”.

Así mismo, la tía del niño aprovechó para reclamar medidas rápidas y efectivas para evitar tragedias como lo que ocurrió, “hay que comenzar a analizar los casos, cuando es como este, hay que entrar al fondo; seguir, apoyar, estar pendiente, no poner esas citaciones tan largas como el caso de mi hermana, se suponía que hasta el 24 de octubre iba a ser la otra cita. A estos casos hay que darles prioridad si en Colombia la prioridad son los niños”.