ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 5/23/2020 9:11:00 PM

“Vamos a lograr condenas de personas elegidas popularmente seis meses después de llegar a los cargos”

El fiscal general anuncia que seguirán las imputaciones de cargos contra alcaldes y gobernadores que actuaron de manera indebida con los dineros destinados a los más afectados por la pandemia. Francisco Barbosa también habla sobre Odebrecht y asegura que habrá nuevas imputaciones

Francisco Barbosa habla con Luis Carlos Vélez sobre corrupción “Vamos a lograr condenas de personas elegidas popularmente seis meses después de llegar a los cargos”
audio player
Escucha este artículo
ES EN

*El audio de este artículo está hecho con inteligencia artificial.

Luis Carlos Vélez: ¿Alguna vez la Fiscalía había hecho un trabajo como el de las investigaciones por coronavirus

Francisco Barbosa: No, nunca. La Fiscalía no había actuado de forma tan rápida, tan pronta y con tanta efectividad en la protección de los recursos públicos. Nosotros, en este caso concreto al iniciar la pandemia y el estado de emergencia, salimos rápidamente a defender esos recursos porque no podíamos permitir que una ciudadanía confinada y con temor pudiera ser asaltada por funcionarios que en vez de servir a la gente denigran de las mismas personas que los eligieron.

L.C.V.: ¿Por qué esta vez se pudo hacer tan rápido y antes no?

F.B.: En este caso concreto no tengo ningún tipo de atadura de ningún nivel. Estoy sujeto a la Constitución y a la ley, no pertenezco a ningún partido político, ni a ninguna tendencia ideológica. Yo lo único que quiero es acertar y que esta sea una gran Fiscalía para los colombianos. 

L.C.V.: ¿Cómo se logró este bloque anticorrupción entre los tres entes de control? 

F.B.: La perplejidad del confinamiento y de la aparición del coronavirus nos llevó a una nueva dimensión institucional sin egos y sin mayores pretensiones. Nos sentamos los tres y cada uno tenía una preocupación. Decidimos hacer una mesa de trabajo en la que cada institución tiene su propio líder para lograr resultados. Cada entidad tiene sus propios resultados y hay otros comunes. Pero queremos servirles a los colombianos en el interés de cuidar el patrimonio. 

"El mensaje contundente es: el que se robe un recurso se va preso".

L.C.V.: ¿Cómo se está enredando el dinero de las ayudas a los colombianos? 

F.B.: Se está enredando por cuenta de varias cosas. Una de ellas tiene que ver con los intereses indebidos en la celebración de contratos, con la celebración de estos sin requisitos legales, algunos peculados por apropiación, por destinación oficial diferente, muchas falsedades ideológicas en documento público por parte de algunos funcionarios. Lo que anunciamos es parcial porque yo no quiero solamente mostrar estas imputaciones. En tres semanas vamos a presentar los escritos de acusación para ver si pedimos las audiencias y podemos tener condenadas a estas personas. Eso sería inédito: lograr condenas de personas elegidas popularmente seis meses después de llegar a los cargos. 

L.C.V.: ¿Van a terminar en la cárcel?

F.B.: Esas personas están incurriendo en delitos y esos delitos tienen penas de prisión. Por lo tanto, sí terminarían en la cárcel. 

L.C.V.: ¿Vienen más acusaciones? 

F.B.: Sí. En este momento tenemos 14 gobernadores en indagación preliminar, tres gobernadores con interrogatorio en calidad de indiciados en diferentes tipos penales. La imputación es muy importante porque tiene que ver con la atribución de unos hechos a una persona con una incidencia criminal. Es un acto de postulación muy fuerte. Ahí ya tenemos una costumbre como Fiscalía y mi posición es ir a juicio o invitar a todas esas personas a las que se les imputó a acercarse a la Fiscalía para buscar principios de oportunidad para seguir desenmarañando esta corrupción terrible que ha querido sacudir al país. 

L.C.V.: ¿Cuáles son los nuevos gobernadores? 

F.B.: Los nuevos gobernadores sobre los que tenemos indagación preliminar son Arauca, Magdalena, Cesar, Vichada, Chocó, Valle del Cauca, Tolima, Casanare, Bolívar, Sucre, Amazonas y Vaupés. 

L.C.V.: No hay derecho a que se estén robando la plata de los más necesitados en este momento…

F.B.: No. Y por eso esta es una Fiscalía que he llevado a los territorios y la he sacado del búnker. Tenemos más de 3.000 funcionarios caminando las calles del país, a pesar del confinamiento, en un trabajo articulado entre el CTI y Dijín y no vamos a parar. Lo que vamos a hacer cuando termine el confinamiento total es que la Fiscalía entra dentro de unas dinámicas distintas desde el punto de vista de su organización, pero seguimos trabajando de una forma muy fuerte con todas las autoridades del país. Yo me reúno con los 35 directores seccionales semanalmente, con la señora vicefiscal, con la señora delegada de seguridad ciudadana y por eso logramos estos resultados. 

L.C.V.: En el fútbol les dan el término “sarampión” a los equipos grandes que solo les ganan a los chiquitos. ¿Esta es una Fiscalía sarampión, que solo les pone el ojo a los departamentos y a las ciudades pequeñas? 

F.B.: No, para nada. Para mí todos los alcaldes y gobernadores son iguales. Aquí no hay distinción entre uno y otro para esta Fiscalía. Nosotros estamos haciendo un trabajo muy riguroso. Aquí simplemente dimos un reporte, pero las mesas siguen trabajando y me reúno con los directores seccionales cada semana para decirles que necesitamos contundencia, pero esto es en todo el país. Grandes y pequeñas ciudades. 

L.C.V.: ¿Hay alguna ciudad grande en especial que le llame la atención? 

F.B.: La Contraloría tiene algunos hallazgos fiscales. Nosotros tenemos indagaciones preliminares, pero estamos analizando en mesas técnicas todos los hallazgos y estamos esperando el desenvolvimiento administrativo de las ciudades para hacer auditorías muy puntuales a todas las ciudades más grandes del país. 

L.C.V.: Sorprende que sean tantos los gobernadores y los alcaldes. ¿Esto es porque fueron muy creativos o porque es parte de un mecanismo existente para aprovecharse de los dineros nacionales? 

F.B.: Aquí hay una costumbre inveterada en este país y es que parecería que fuera normal que se roben los recursos algunos de esos funcionarios locales. Parecería que esa fuera la práctica común. El mensaje contundente es: el que se robe un recurso se va preso. Y no solamente preso, termina con una imputación, judicializado y con unas circunstancias complejas con la Justicia colombiana. Mi preocupación principal es la eficacia en la Justicia, y por otro lado un mensaje que lleve a la ciudadanía a confiar más en estas instituciones que han sido fracturadas en el tiempo. Esta Fiscalía la recogí fracturada. Ha tenido múltiples problemas. Lo que necesito es que este país entienda que si van a hablar de la Fiscalía, es de la Fiscalía pero no más escándalos y discusiones alrededor del fiscal general. 

L.C.V.: ¿Cuáles eran los pedazos de esa Fiscalía fracturada? 

F.B.: Una Fiscalía en la que los fiscales generales no terminaban los periodos. Yo soy el noveno fiscal general de este país y de los ocho fiscales anteriores, cuatro terminaron el periodo y los otros cuatro no. Estamos hablando de una Fiscalía en la que era normal que existieran fiscales encargados sin ninguna legitimación de la Corte Suprema de Justicia gobernando una entidad como esta durante año, año y medio, dos años. Eso es muy complejo y por eso tener una entidad durante cuatro años con unos criterios muy claros hace que los funcionarios crean en ese proyecto y podamos avanzar. Yo quiero ponerle un derrotero filosófico penal a esta Fiscalía. 

L.C.V.: ¿Los fiscales generales provocaban esas rupturas en la Fiscalía?

F.B.: Terminaron el periodo completo solo cuatro fiscales de mis antecesores. Eso generó unas fracturas institucionales profundas que estoy tratando de corregir. 

L.C.V.: ¿Hay bandos políticos en la Fiscalía?

F.B.: No. En la Fiscalía no hay bandos políticos. 

L.C.V.: ¿En qué va la investigación sobre el Ñeñe Hernández? 

F.B.: Va avanzando. En este momento hay un fiscal que ya libró las órdenes a la Policía Judicial para poder escuchar en entrevista a gran parte de esas personas que conversaron con el Ñeñe Hernández. Al mismo tiempo, se llamará en calidad de indiciados a algunas de esas personas. Nosotros, hasta la semana pasada, pudimos pedir audiencias para verificación y búsqueda selectiva en base de datos. Eso quiere decir que cuando escuchamos una interceptación y escuchamos a una persona que no sabemos quién es, solamente con los operadores podemos saber a quién le pertenece la línea. Si lo hiciéramos antes, anularíamos el procedimiento. Ya tenemos eso y la próxima semana va a presentarse un balance, e iremos hasta las últimas consecuencias. Más allá de temas políticos, estamos verificando conciertos para delinquir. 

L.C.V.: ¿Hay alguna novedad sobre el supuesto caso de espionaje desde el Ejército

F.B.: La Fiscalía ha avanzado en las investigaciones, ha escuchado en entrevista a varios generales que han venido y han solicitado presentarse en la Fiscalía, e incluso entregar información relevante sobre lo que se publicó. Estamos revisando en qué van los procesos de la Operación Bastón y verificando con mucho cuidado en la unidad de fiscales ante la Corte Suprema de Justicia cuántos procesos se archivaron contra generales de la Policía y del Ejército en la Fiscalía.

L.C.V.: ¿Cuál habría sido la razón para ese archivo? 

F.B.:  Estamos revisando caso por caso las razones. 

L.C.V.: Caso Odebrecht. ¿Hay alguna actualización? 

F.B.: Se están estudiando por aparte del fiscal instructor todos los principios de oportunidad que se habían hecho con varias personas, algunos de ellos empresarios. Y hemos concluido que en muchas ocasiones no se incluían otros hechos delictivos. Luego, en el caso Odebrecht tendremos imputaciones por concierto para delinquir y otros delitos contra personas que se habían beneficiado de principios de oportunidad y preacuerdos.

L.C.V.: ¿De qué personas estamos hablando? 

F.B.: No. Yo no puedo darle esa respuesta. 

L.C.V.: ¿Qué va a pasar con el abogado Diego Cadena?

F.B.: Entiendo que está ya para audiencia de imputación. Es un caso que tiene una relevancia importante en la Fiscalía. Hay un comité técnico jurídico para que evalúe esa circunstancia en la que no participa el fiscal general de la nación. 

L.C.V.: ¿Cuál es el caso más grande que maneja la Fiscalía hoy por hoy? 

F.B.: Todos los casos son importantes. El de Odebrecht es muy importante, la corrupción como megacaso es muy importante para esta Fiscalía General. 

EDICIÓN 1986

PORTADA

¡La cosa está dura en la economía!

Los pronósticos de desempleo, pobreza y crecimiento son desalentadores. Será necesario aumentar la deuda y buscar mayor austeridad. Pero a pesar de los esfuerzos del Gobierno, los colombianos van a quedar un poco más pobres.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1986

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall